ECONOMíA › MESA DE ENLACE Y BANCADA OPOSITORA, EN CAMPAÑA

Presión por otra ley de emergencia

 Por Sebastián Premici

La oposición también tiene sus actos testimoniales. La llamada bancada rural convocó ayer a la Comisión de Agricultura –de manera extraoficial y sin la presencia de los legisladores del FpV– para escuchar nuevamente los reclamos de la Mesa de Enlace. Con dos power point y música melancólica para animar las imágenes, los ruralistas mostraron las consecuencias de la sequía (muchas vacas muertas y tierra árida), mientras que los legisladores aprovecharon el convite para lanzar sus críticas hacia el Gobierno, donde todos dijeron los mismo. Los diputados opositores pidieron la renuncia de Alberto Cantero (FpV) al frente de la Comisión y llamaron a derrotar al kirchnerismo en las elecciones del 28 de junio. Desde el PRO aseguraron a Página/12 que la idea de la convocatoria no es testimonial y forma parte de una estrategia de presión para forzar al oficialismo a tratar algún proyecto agropecuario.

La bancada rural y la Mesa de Enlace no hablaron ayer de las retenciones. Pero sí reclamaron la sanción de una nueva ley de Emergencia Agropecuaria. Ya existe un proyecto que modifica la ley 22.213, con dictamen de comisión a la espera de ser tratada en el recinto. “¿Por qué no se trata?”, se preguntó Felipe Solá. “No es por un tema fiscal. No la quieren tratar (por el oficialismo) ya que es un proyecto que tiene algo bueno para el campo y no están dispuestos a ceder”, agregó Solá, quien también pidió el paso al costado de Cantero.

Los diputados de la oposición encontraron nuevamente un escenario para disparar críticas hacia el oficialismo. Todos dijeron más o menos lo mismo: que el Gobierno quiere vengarse del campo y que hay que cambiar la composición de la Cámara.

–Además de coincidir en el tema agropecuario, ¿tienen otros proyectos de índole económica consensuados dentro de la oposición? –preguntó este diario a un legislador, artífice de las negociaciones para acercar posiciones entre Macri, De Narváez, Solá.

–Por ahora estamos con el tema agropecuario y con la ley de reforma política. No estamos trabajando en otros temas económicos. Pero no descartamos convocar a una nueva sesión especial para los primeros días de mayo, si es que eso nos sirve para presionar al Gobierno”, respondió el legislador.

Los ruralistas también aprovecharon el momento para reeditar sus críticas. “Me da la sensación de que están atentando contra la República al no convocar al Congreso”, aseveró Mario Llambías, titular de CRA. Carlos Garetto, titular de Coninagro, fue el primero en levantar la voz. “Que este debate no se agote el próximo 28 de junio. Las elecciones son un trámite. Ojo que la gente no se equivocará esta vez. El 28 se juega el destino del país”, aseveró, un poco contradictorio, Garetto.

Sin embargo, el más virulento de los ruralistas fue Alfredo “Minga” De Angeli, fiel a su estilo. “Estamos ante una tiranía. Si decimos que no se convoca a la Comisión; si hay un presidente de Diputados (Eduardo Fellner) que no convoca a sesiones porque dice que hay ruralistas que presionan a los legisladores. Y sí, ¿cómo no vamos a presionar?”, exclamó Minga De Angeli, quien se saludó afectuosamente con Solá y mantuvo un diálogo –antes de comenzar la sesión– con el santafesino Jorge Obeid.

Antes de las críticas opositoras, la sesión de la Comisión de Agricultura paralela comenzó con la exhibición de un video con imágenes de la sequía, bien enmarcado con una melodía melancólica de fondo. “Yo soy albañil y no tengo nada que ver con el campo. Pero mis clientes son productores. Y si a ellos les va bien, a mí me va bien”, aseveró un albañil mirando a cámara. “Para el que se va es muy triste estar lejos. A mí me ha ido bien, no me puedo quejar. Pero lo que me pone mal es si me tengo que ir otra vez”, dijo un productor, mirando a cámara y con ojos llorosos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.