EL MUNDO › LOS DETENIDOS QUERIAN ASESINAR A EVO MORALES

Golpe al terrorismo

Los terroristas detonaron un explosivo para huir, pero tres de ellos murieron en el intento. Los dos sobrevivientes, de nacionalidad húngara y croata-boliviana, quedaron detenidos.

 Por Sebastián Ochoa

Desde Santa Cruz

La Policía Nacional desbarató a un supuesto grupo terrorista de extrema derecha que programaba asesinar el presidente Evo Morales, al vicepresidente Alvaro García Linera, al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y hasta al prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, según informes del gobierno. En la madrugada de ayer, 25 efectivos del grupo Delta ingresaron al hotel cinco estrellas Las Américas, en el centro de esta ciudad, para iniciar un tiroteo de 20 minutos en el cuarto piso. Según los uniformados, los cinco huéspedes buscados detonaron un explosivo C-4 para huir, pero tuvieron que enfrentarse a los tiros hasta que tres murieron. Los dos sobrevivientes, de nacionalidad húngara y croata-boliviana, fueron enviados a la ciudad de La Paz para quedar a disposición de un fiscal especial. Las personas muertas serían nacidas en Rumania, Irlanda y Bolivia. Por la mañana, la policía allanó un stand de la Cooperativa Telefónica de Santa Cruz (Cotas), ligada a la Prefectura, en la Feria de Exposiciones. Allí se incautó un arsenal que habría servido al grupo para realizar varios atentados. Según datos oficiales, esta banda habría atentado el jueves pasado contra la casa del cardenal Julio Terrazas, aliado de los prefectos de la Media Luna.

Oficialismo y oposición no dejan de cruzar acusaciones por la filiación de los “terroristas”, y de paso intentan atraer algún voto para las elecciones generales que habrá en ocho meses. “La derecha intentó sacarme mediante el voto del pueblo (en el referéndum revocatorio de agosto de 2008) y fracasaron; intentaron sacarme con un golpe de Estado cívico-prefectural (un mes después) y fracasaron. Ahora planificaban matarme con mercenarios y fracasaron. Ojalá fracasen para siempre”, dijo Morales desde Venezuela, donde asiste a una cumbre de presidentes.

En conferencia de prensa, el prefecto Costas sospechó del gobierno nacional, que envió policías y agentes de La Paz para el operativo. También se quejó de que nadie le hubiera informado lo que pasaba. “Cualquier ciudadano común puede decir que éste es un burdo montaje, un show. Seguramente lo que han preparado dentro de la Feria de Exposiciones ya estará totalmente acomodado para ellos.” La Feria de Exposiciones de Santa Cruz (Fexpocruz), equiparable a la Sociedad Rural de Palermo, es la iglesia del empresariado del oriente boliviano.

El hallazgo del arsenal se efectuó en el stand de Cotas que, como la cooperativa de electricidad (CRE) y de agua (Saguapac), tiene sólidas relaciones con la Prefectura, el Comité Cívico y grupos de poder locales.

“Nosotros por casualidad no hemos venido a este stand. Esto es un proceso de investigación, de seguimiento, de identificación y de aprehensión a estos grupos terroristas o grupos que se dedican al narcotráfico o a ilícitos, es un trabajo de investigación”, dijo el comandante general de la Policía Nacional, Víctor Hugo Escobar.

El Ministerio de Gobierno identificó a las tres personas aniquiladas como Mayarohi Aryak, de Rumania; Duayer Michel Martin, de Irlanda, y Eduardo Rozas Flores, de Bolivia. Hasta anoche todavía declaraban los sobrevivientes, el crota-boliviano Mario Tadik (que habría pertenecido al ejército boliviano) y el húngaro Iedad Toazo.

El viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, afirmó que en el hotel hallaron “organigramas, planes y documentos que apuntan y demuestran que los atentados no iban a concluir con la casa del cardenal Julio Terrazas, sino que había una cadena de actos terroristas. Se tiene informes de que cuando el presidente Morales se reunía con su gabinete en el lago Titicaca, los terroristas intentaron colocar un explosivo al buque multipropósito de la Armada Boliviana en que se desplazaban”.

Farfán dijo que el grupo siguió a Morales en varios actos públicos para estudiar su sistema de seguridad. “Incluso el prefecto Costas estaba entre los blancos que estos terroristas perseguían”, agregó.

El diputado cruceño y criminólogo Alejandro Colanzi, del opositor Unidad Nacional (UN), evaluó que tras la banda desarmada hay grupos de derecha “que se sienten desesperados, se han sentido perdedores por la aprobación de la Ley Electoral (el martes pasado) porque hay grandes posibilidades de que Morales sea reelecto a fin de año”.

“Es una campaña de enfrentamiento trabajada por grupos de poder. Atacaron la casa del cardenal, un icono muy sensible para la sociedad cruceña, pero sabiendo que no estaba en ese momento adentro. Si Terrazas hubiera estado, el susto del estallido le habría fundido el marcapasos que le pusieron hace dos meses”, dijo Colanzi a Página/12.

El diputado también destacó que desde el domingo pasado volvió a circular por la ciudad la lista de los “enemigos sentenciados de Santa Cruz”, donde está su nombre junto al de 46 personas críticas a la Prefectura y al Comité Pro Santa Cruz.

Compartir: 

Twitter
 

Fuerzas especiales bolivianas en la entrada del hotel donde fue desbaratada la célula terrorista.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.