ECONOMIA › EL PROYECTO OBTUVO VEINTIOCHO VOTOS A FAVOR, DOCE EN CONTRA Y DOS ABSTENCIONES

La reforma fiscal bonaerense ya es ley

La norma aumenta el Inmobiliario Rural, crea un nuevo tributo para los puertos y reestablece el impuesto a la Herencia. No hubo cambios con respecto a lo que habían aprobado los diputados, pero la reglamentación eximirá a los puertos privados.

El Senado bonaerense convirtió ayer en ley la reforma impositiva impulsada por el gobernador Daniel Scioli que aumenta el Inmobiliario Rural, crea un nuevo tributo para los puertos y reestablece el impuesto a la Herencia, entre otras medidas. El proyecto obtuvo 28 votos a favor, doce en contra y dos abstenciones. No hubo cambios con respecto a lo que habían aprobado los diputados una semana atrás, pero el lobby de las cerealeras se llevó la promesa de que los puertos privados serán excluidos del gravamen una vez que se redacte la reglamentación. Al no introducir modificaciones en el texto, se evitó que el proyecto tuviera que volver a la Cámara baja, donde el quórum se había logrado con lo justo y el escenario era incierto de cara a un nuevo debate. El objetivo de Scioli es recaudar 300 millones de pesos extra en el último trimestre y 1500 millones más durante 2010 para reducir el déficit fiscal que este año está proyectado en más de 5000 millones de pesos.

El ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich, reiteró ayer que los cambios no pondrán en riesgo la rentabilidad de los productores rurales y acusó a las entidades del sector de “no reflejar la realidad”. La Mesa Agropecuaria Bonaerense se movilizó el martes a La Plata para repudiar lo que calificó como “impuestazo”. Sin embargo, desde el gobierno rechazan ese calificativo, pues sostienen que los montos que se están pagando son irrisorios debido a la desactualización de la valuación fiscal, que a partir de ahora se corregirá en parte. Lo que sigue son los principales puntos de la reforma fiscal:

- Impuesto Inmobiliario Rural. Los incrementos dispuestos en este tributo resultan de aplicar un revalúo de los campos realizado por la provincia en el año 2005 y que nunca se efectivizó. El aumento promedio es cercano al 30 por ciento, pero con situaciones muy diversas. En algunos distritos del oeste y el norte la suba superará el ciento por ciento. En 18 localidades ganaderas de la cuenca del Salado no podrá superar el 33 por ciento, por expresa determinación de la ley, mientras que doce municipios del sudoeste bonaerense que se vieron afectados por la sequía directamente quedan exceptuados. Estos últimos suman siete millones de hectáreas, equivalentes al 25 por ciento de la superficie productiva de la provincia. Además, se prevé que los cascos de estancia comiencen a tributar, pero quedan exentos aquellos cuya valuación fiscal es menor de 100 mil pesos.

- Impuesto Inmobiliario Urbano. Los inmuebles cuya valuación fiscal sea superior a los 100 mil pesos deberán afrontar un aumento de 20 por ciento, pero las viviendas que tengan una valuación por debajo de los 25 mil pesos quedarán exentas. Se estima que en este último grupo se concentra cerca de un millón de familias. Además, se contempla un aumento de 25 por ciento para los baldíos que tengan una valuación fiscal superior a 43.750 pesos. El objetivo de esta última medida es incentivar su desarrollo y evitar la especulación, según dice la norma.

- Impuesto a la actividad portuaria. La ley fija una tasa de despacho para operaciones de carga y descarga de todo tipo de mercaderías con excepción de áridos (piedras) y productos de la pesca artesanal. La tasa de carga se fijó en 6 pesos por tonelada y la de descarga en 16 pesos. Con la aplicación de esta medida, resistida por los operadores portuarios y por las entidades agropecuarias, el gobierno procura garantizar los fondos necesarios para generar más obras de infraestructura y mejores servicios. No obstante, a los trece puertos privados de la provincia se les prometió que serán exceptuados al momento de la reglamentación. De hecho, fuentes de la provincia informaron a Página/12 que hoy mismo el gobernador Daniel Scioli mantendrá una reunión con representantes del sector para avanzar en ese punto.

- Impuesto a la Herencia. El gobierno asegura que no se trata de la creación de un nuevo impuesto, porque este gravamen ya estaba contemplado en el artículo 183 de la Ley provincial de Educación 13.688. Por lo tanto, lo que hace es avanzar con su regulación. Este impuesto ya había regido en la provincia hasta su derogación en 1976. Quedan exentas las transmisiones de bienes que en conjunto no superen los 3 millones de pesos.

- Impuesto a los Automotores. La norma establece que los vehículos valuados en más de 40 mil pesos, cerca del 30 por ciento del parque automotor, tendrán que afrontar un incremento de 5 por ciento, mientras que para los autos considerados de “alta gama”, más de 152 mil pesos, el incremento será mayor. El resto de los autos tributará 5 por ciento menos que este año. Además, la comercialización de vehículos usados dejará de pagar Ingresos Brutos y comenzará a abonar el impuesto a los Sellos en cada transferencia, cambio con el que se procura disminuir la evasión impositiva, que actualmente llega al 80 por ciento en este caso.

Compartir: 

Twitter
 

El objetivo de Daniel Scioli es recaudar 1500 millones más durante 2010.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.