ECONOMIA › VA AL CONGRESO LA ACTUALIZACION DE LAS ESCALAS DEL MONOTRIBUTO. EL TOPE DE INGRESOS SE ELEVA A 200 MIL PESOS ANUALES

La reforma impositiva empieza por los más chicos

Cambios en el monotributo, no sólo en las escalas. “Disuade el enanismo fiscal y maniobras de evasión”, agregó Echegaray.

 Por Tomás Lukin

El Gobierno envió al Congreso el proyecto de ley para modificar el régimen de monotributo. Los incrementos en los montos a pagar superan el 80 por ciento para las dos categorías más bajas y llegan al 16 por ciento en la más alta. De los tres componentes del tributo –impositivo, salud y previsional–, las alzas se registran en la seguridad social y las obras sociales. En Afip explicaron que la medida busca adecuar los desactualizados valores para no desfinanciar a la Anses y garantizar la aceptación de monotributistas en las obras sociales. Sin embargo, algunos especialistas advierten sobre la inequidad de la medida para los contribuyentes más pequeños, que facturan hasta 12.000 pesos anuales.

La nueva ley faculta al organismo recaudatorio a modificar una vez al año los montos máximos de facturación y los importes mensuales. Esos cambios no podrán superar el índice de movilidad jubilatoria. Además, la reforma contempla la creación de cuatro categorías nuevas (J, K, L y M) que elevan hasta 200 mil pesos el tope de ingresos brutos para las actividades de locación o prestación de servicios y hasta 300 mil pesos para el resto de las actividades. El organismo busca combatir la subdeclaración en los escalones superiores. Los trabajadores domésticos no son alcanzados por las modificaciones.

La iniciativa fue presentada ayer por el ministro de Economía, Amado Boudou, y el director de Afip, Ricardo Echegaray. Ambos estimaron que la reforma será aprobada rápidamente en el Congreso. Para el titular de la organismo recaudador el proyecto tiene tres ejes: “Sostener el equilibrio del sistema de seguridad social, focalizar la inclusión de aquellos trabajadores que tienen menor capacidad contributiva y otorgar herramientas para disuadir el enanismo fiscal y desarticular acciones de evasión”.

El Presupuesto 2010 contempla una recaudación adicional en concepto del monotributo de 1200 millones de pesos. Los funcionarios destacaron que la medida fue consensuada con la CGT y UIA. En la presentación estuvieron presentes el titular del Sindicato de Comercio, Armando Cavalieri, y la cúpula de la central fabril, Héctor Méndez y José Ignacio de Mendiguren.

El componente que se paga para seguridad social pasará de 35 a 110 pesos y el concepto de obras sociales asciende de 46,75 a 70 pesos. La categoría más baja (hasta 12 mil pesos anuales) experimentará un incremento del 85 por ciento, desde 114,75 hasta 213 pesos. Esos contribuyentes representan al 27 por ciento de los monotributistas. Es allí donde recaen las principales críticas a los cambios, ya que el incremento podría desincentivar el trabajo en blanco. Para quienes facturan entre 12 y 24 mil pesos al año, el 18 por ciento de los trabajadores en el régimen, pasará de 120,75 a 219 pesos.

Desde Afip sostienen que la medida busca asegurar el financiamiento de la seguridad social, la incorporación de los monotributistas en las obras sociales y prometen incrementar las medidas de fiscalización. “El impuesto no se sube, se paga más por obra social y jubilaciones. Estas últimas estaban congeladas desde hace 10 años. Es una adecuación de valores prestacionales que estaban totalmente desactualizados”. Cerca de Echegaray explican que “el monto destinado a la seguridad social está congelado hace 10 años en 35 pesos, cuando las jubilaciones eran de 200 pesos. Hoy cobran 827 pesos. Se incrementa para mantener la sustentabilidad del sistema.”

Otro de los detonantes para el cambio fueron las obras sociales que recurren a todo tipo de artilugios para no incorporar monotributistas. “Esos afiliados, que no pueden acceder a una prepaga, utilizan más los servicios y pagan menos, por eso las obras sociales se quejaban y no los incorporaban. Con la modificación se busca que no existan diferencias con el régimen general”, reconocieron fuentes oficiales. Para determinar las actualizaciones de los conceptos y aproximarlos a los aportes que realizan los trabajadores en relación de dependencia, el organismo recaudador utilizó un salario promedio de 2400 pesos, muy por encima del ingreso máximo que percibe la categoría inferior donde se ubica la mayoría de los monotributistas.

El proyecto faculta al ente recaudador a modificar una vez al año los montos máximos de facturación, los importes del impuesto y el componente previsional. Boudou sostuvo que “las escalas se van a ir moviendo automáticamente”, pero en Afip aseguran que la actualización no será automática. El tope para los cambios será el índice de movilidad jubilatoria que se modifica dos veces al año. “Lo actualizás si se requiere y puede ser menos que la movilidad. Podemos aplicarlo en marzo cuando se conocen los primeros datos –este año rondaron el 12 por ciento–, o esperar hacerlo en septiembre, con la mejora total de la movilidad”, explicaron cerca de Echegaray.

“La medida apunta también hacia las categorías más altas que dibujan sus ingresos para no tener que pagar Ganancias. Son restaurantes de Puerto Madero o garajes que es imposible que hoy sean monotributistas, para eso creamos las nuevas categorías”, señalaron. En los dos escalones más altos, donde pueden estar facturando pequeñas empresas, los contribuyentes no superan el 2 por ciento del total.

Para los monotributistas sociales, categoría para contribuyentes en situación de vulnerabilidad –excluida para quienes están en relación de dependencia–, el monto máximo de facturación anual se duplica hasta 24 mil pesos. Tanto los que actúan individualmente como aquellos que están asociados a una cooperativa de trabajo sólo están obligados a pagar 70 pesos. Están exentos de ingresar los componentes impositivos y el de la seguridad social, pero abonan la mitad del correspondiente a obras sociales y el seguro de salud.

Compartir: 

Twitter
 

Un aplauso para el recaudador. Y nada menos que del ministro Amado Boudou, dedicado a Ricardo Echegaray, titular de la AFIP.
Imagen: Rafael Yohai
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared