ECONOMíA › LA PRESIDENTA ANUNCIó CRéDITOS BLANDOS PARA EL TRIGO

“Es como una junta de granos”

El Gobierno lanzó una línea de préstamos del Banco Nación para pequeños productores de trigo, con subsidios de tasa del Ministerio de Agricultura. De ese modo, no deberán “malvender” su producción. Hoy se reúne la Mesa de Enlace, con divisiones.

 Por Sebastián Premici

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer una línea de financiamiento con tasas subsidiadas para pequeños y medianos productores de trigo. Es una línea de créditos del Banco Nación con una tasa fija del 14 por ciento nominal anual, que será subsidiada en siete puntos por el Ministerio de Agricultura. “La iniciativa pretende ayudar a que los productores no tengan que malvender el trigo”, señaló la Presidenta. Del acto participó Mario Llambías, presidente de CRA, supuestamente en representación del resto de la Mesa de Enlace. El vicepresidente de Federación Agraria, Omar Barchetta, también estuvo en el acto. La medida fue anunciada un día antes de la asamblea que realizarán hoy los dirigentes de la Mesa de Enlace en el teatro Broadway para analizar la situación del trigo, donde los productores amenazan con tomar nuevas medidas de fuerza. Sin embargo, hay cierta división entre los ruralistas. Los integrantes de Carbap, entidad que responde a CRA, ya se bajaron de la asamblea, mientras que el federado Alfredo De Angeli se diferenció de sus compañeros de mesa al rubricar un acuerdo triguero para la provincia de Entre Ríos.

“Con esta financiación para que el productor retenga su producción y no la malvenda, el Banco Nación está actuando como una Junta Nacional de Granos. En definitiva, es ayudar a que el productor aguante con la producción para que no lo esquilmen con el precio”, afirmó Cristina Fernández de Kirchner, que estuvo acompañada por Mercedes Marcó del Pont, titular del Banco Nación, y Julián Domínguez, ministro de Agricultura, entre otros funcionarios.

Las operaciones se canalizarán a través de una línea de créditos de la entidad pública con tasa fija del 14 por ciento nominal anual, con un subsidio de 7 puntos por Agricultura. Si se toma un plazo de 180 días, “la tasa será del 3,5 por ciento”, señalaron desde esa cartera. Los préstamos tendrán los granos como garantía, mediante la cesión de certificados de depósito de granos emitidos por los acopiadores. Los mismos cubrirán como máximo el 70 por ciento de la operación. La medida será por seis meses, con la posibilidad de una prórroga por 90 días. La fecha máxima de vencimiento será el 15 de octubre de este año.

Esta acción se viene elaborando desde el año pasado. Según datos del Ministerio de Agricultura, las cuatro entidades de la Mesa de Enlace estaban al tanto de la medida, que comenzó a delinearse el pasado 23 de octubre. Para el 30 de diciembre, la iniciativa estaba casi terminada, tal es así que había sido confirmada a los productores trigueros de Entre Ríos en el mismo momento en que De Angeli cerró un acuerdo con el Gobierno para garantizar el precio pleno de ese cereal.

Ese acuerdo fue eje de una dura discordia entre los integrantes de la Mesa de Enlace. Durante la última reunión de los campestres, realizada la semana pasada, criticaron duramente los acuerdos parciales firmados entre el Gobierno y los productores entrerrianos. De ese encuentro –realizado en la sede de Coninagro– se suponía que iban a salir nuevas medidas de fuerza, sin embargo tuvieron que ser pospuestas por “falta de apoyo de las bases” y cortocircuitos dentro de la propia Mesa de Enlace.

La salida más elegante que encontraron los ruralistas fue organizar una asamblea, a la que convocaron a más de 400 productores trigueros, y al ministro Domínguez. El funcionario ya habría anticipado que no asistirá. “Un teatro no es el ámbito propicio para atender los problemas de los productores”, fueron las palabras del ministro. Para no tener las manos vacías ante la asamblea de hoy, la Presidenta –que en esta coyuntura tiene otros conflictos a su alrededor– junto a Domínguez y la titular del Banco Nación presentaron la línea de financiamiento.

Ninguno de los dirigentes rurales consultados por Página/12 se animó a vaticinar si hoy se definirán nuevas medidas de protestas. Los ruralistas de Carbap, entidad que pertenece a CRA, ya anunciaron que no asistirán a la asamblea. Los autoproclamados autoconvocados, que suelen responder a la misma Carbap y a De Angeli, tampoco asistirán. Sin embargo, piden el lanzamiento de un nuevo lockout. Los productores trigueros que sí asistirán a la asamblea amenazan con lanzar nuevas medidas de protesta si Domínguez no asiste al encuentro.

Más allá de este escenario, desde Federación Agraria reconocen que Domínguez está negociando para “encontrar soluciones”, aunque también indicaron a este diario que el anuncio sobre el trigo “no alcanzó”. Sin embargo, la estrategia de focalizar las soluciones y evitar las “grandes negociaciones con la Mesa de Enlace” parece tener algún resultado. Así lo destacan los federados con el subsidio de 5 millones de pesos que administran para atender la emergencia ganadera en el sur de la provincia de Buenos Aires y el acuerdo para recibir el precio pleno del trigo en Entre Ríos y un posible acuerdo similar para la provincia gobernada por Daniel Scioli.

Por otro lado, ayer Domínguez se reunió con representantes de Coninagro del sudeste de la provincia de Buenos Aires (zona de mayor producción triguera del país) junto con el ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich. También firmó un acuerdo con los ministros de la producción de las provincias productoras de trigo para convocar inmediatamente a las Mesas Provinciales de Trigo.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández de Kirchner saluda a Mario Llambías, de CRA, presente en el acto en el Nación.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.