ECONOMíA › EL PRESIDENTE DEL CENTRAL NO PUDO MANTENER EN EL CARGO A UN FUNCIONARIO DE CONFIANZA

Redrado resiste, pero está acorralado

El margen de acción del titular del BCRA es limitado. No pudo sostener al gerente general, Hernán Lacunza, resistido por el directorio, y nombró en su lugar a Raúl Planes, quien está próximo a jubilarse. El Gobierno busca desgastarlo.

 Por Cristian Carrillo

Como en una partida de TEG, las estrategias y los pactos estuvieron a la orden del día en el edificio del Banco Central. Con un margen de acción limitado ante un directorio mayoritariamente opositor, el titular de la entidad, Martín Redrado, buscó el apoyo de sus asistentes más fieles. Es así que, luego de sondear a varios técnicos, que rechazaron el ofrecimiento, designó a Raúl Omar Planes como gerente general. Planes reemplaza a Hernán Lacunza, quien fue destituido durante la fugaz presidencia de Miguel Angel Pesce en el organismo. Lacunza pasó a ocupar un puesto del departamento de Investigaciones Económicas. Redrado continuó, entre tanto, abocado a su defensa y a conseguir una posición común con los dos directores que aún le responden. Según informaron a este diario fuentes del Central, mantuvo un encuentro con Carlos Pérez y Zenón Biagosch, y pasó la mayor parte del día con sus abogados.

Tal como sucedió en los últimos días desde que se desató la crisis entre el Gobierno y Redrado, el titular del Central se atrincheró en su despacho siguiendo las “noticias que se conocían en el plano judicial”. “Está en funciones, al ciento por ciento”, señaló un colaborador del banquero. Sin embargo, ocupó casi todo el tiempo analizando los pasos a seguir, luego de que se conociera que la jueza María José Sarmiento decidió trasladar la causa a un trámite “ordinario”. “La posición es que se cumpla estrictamente la norma y si se corre traslado, se da la posibilidad de que se fundamente más”, elogiaron desde la entidad.

Fuera de su actividad con sus letrados, mantuvo reuniones “con sus pares allegados”. El convite con Pérez y Biagosch reflejó la preocupación de Redrado ante la pérdida de influencia en un directorio en el que siete de los diez integrantes responden al Gobierno. “Nada está planteado en términos de ofensiva y contraofensiva”, subrayó la fuente redradista, pero el escaso margen de maniobra preocupa al ex Golden Boy. A partir de un encuentro que el ministro Boudou realizó en Economía con los directores con posiciones cercanas al Gobierno, se buscó acorralar al presidente de la entidad.

En su estrategia, Redrado mantuvo también reuniones privadas con varios técnicos del organismo. Es entonces que se decidió la designación de Planes como nuevo gerente general. Se trata de un directivo de “larga trayectoria dentro del Central, habiéndose desempeñado en diversos cargos de relevancia, tales como la Subgerencia General de Operaciones y la Subgerencia General de Medios de Pago”. Según explicaron en su entorno, Redrado prefirió no restituir a Lacunza para “descomprimir y bajar un poco la tensión” y se volcó hacia un técnico de treinta años de carrera y más de setenta de edad.

Desde Economía aseguraron que el puesto fue ofrecido a otros técnicos de la entidad, pero por lo delicada de la situación prefirieron “no quedar pegados”. En el Central existen profesionales de carrera y saben que aceptar el ofrecimiento de Redrado y ser posteriormente destituidos “mancharía sus legajos”. Es por eso que –de acuerdo con la versión de Economía– se le dio el cargo a un técnico cercano a jubilarse. En el Central, en cambio, aseguraron a Página/12 que la decisión se tomó porque Planes “es insospechado de cualquier cosa política”. Planes es un directivo muy cercano a Redrado y que comparte la mirada del titular del organismo sobre el tema de las reservas.

Antes de arribar al Banco, Redrado reiteró su posición al manifestar que continúa “cuidando y protegiendo las reservas, que son de todos los argentinos”. El funcionario evitó hacer comentarios acerca de los rumores de embargo de parte del juez neoyorquino Thomas Griesa. “Es un tema de absoluto cuidado, que afecta los intereses de la Argentina, y por lo tanto, no voy a emitir opinión al respecto”, dijo. Por último, señaló que “la solidez del Banco Central va a permitir dar a todos los argentinos tranquilidad monetaria, estabilidad financiera y previsibilidad cambiaria”.

Un directivo allegado al titular del ente emisor manifestó a este diario que sus letrados en el Banco y en el exterior continúan analizando la legalidad del decreto de necesidad y urgencia que dispone el uso de las reservas para pagar deuda. El Directorio recibió el fin de semana una advertencia de su buffet de abogados en Nueva York sobre la posibilidad de que los fondos buitre presenten embargos en caso de que se continúe con la operación tal cual como está previsto en el DNU. Ante esto, los directores, incluso los más kirchneristas, prefirieron “bajar un cambio” e incluso se habló de que podrían estudiarse modificaciones del decreto. No obstante, fuentes del Palacio de Hacienda aseguraron que “no están trabajando en una alternativa al decreto ni en su modificación” (ver página 6).

Compartir: 

Twitter
 

Martín Redrado insistió en que su posición es seguir “cuidando y protegiendo las reservas”.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.