ECONOMíA › SóLO LA TRABA A LAS EXPORTACIONES DE CARNE LES PUSO FRENO A LOS AUMENTOS DE LA HACIENDA

Un bloqueo que frenó las subas

Entre el 12 de marzo, día previo a que se bloquearan los primeros embarques, y el viernes pasado el precio del kilo vivo de novillo en el Mercado de Liniers se mantuvo sin cambios, el de novillito cayó 1,5 por ciento, el de vaquillona 4,1 y el de ternero 3,6 por ciento.

 Por Fernando Krakowiak

La fuerte suba del precio de la carne que se registró desde diciembre estuvo impulsada por el incremento que registró la cotización de la hacienda en pie. Los ganaderos recompusieron sus márgenes de ganancia y eso impactó en los distintos eslabones de la cadena hasta llegar al consumidor. Aunque no lo oficializó, el Gobierno trabó hace quince días las exportaciones y logró ponerle freno a la escalada. De hecho, entre el 12 de marzo, día previo a se bloquearan los primeros embarques, y el viernes pasado, el precio del kilo vivo de novillo en el Mercado de Liniers se mantuvo sin cambios, el de novillito cayó 1,5 por ciento, el de vaquillona 4,1 y el de ternero 3,6 por ciento.

Si se comparan las cotizaciones actuales con las de fin de febrero, todavía se observan subas porque en los primeros quince días de marzo la hacienda había seguido aumentando, pero los incrementos van del 1,3 al 11,3 por ciento, porcentajes menores a los de febrero, cuando las mismas categorías habían trepado entre 20 y 30 por ciento. Esta desaceleración de las cotizaciones mayoristas y los acuerdos que cerró la Secretaría de Comercio Interior con los frigoríficos para ofrecer cortes a precios rebajados a través de los hipermercados posiblemente lleven a que la carne tenga un menor impacto en la inflación oficial de marzo.

De hecho, el mes pasado la carne fue la que hizo que se disparara el Indice de Precios al Consumidor (IPC), registrando la mayor suba desde marzo de 2006. El indicador arrojó un incremento de 1,2 por ciento, pero el rubro carnes, que no sólo contempla los cortes vacunos, promedió 8,7 por ciento. Norberto Itzcovich, director técnico del Indec, reconoció el viernes que “el aumento de la carne tuvo una incidencia de entre 80 y 90 por ciento en la suba del IPC de febrero”, pero si se toma en cuenta la evolución que vienen registrando los precios de la carne es difícil que se repita la misma situación en el IPC correspondiente a marzo.

Los dirigentes rurales pusieron el grito en el cielo cuando el Gobierno frenó las exportaciones, porque sabían que eso repercutiría en la cotización de la hacienda. Por eso amenazaron con una nueva protesta y pidieron una audiencia con la Presidenta. El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, los recibió el martes pasado y les prometió que este año se exportará un mínimo de 400 mil toneladas, dato que los tranquilizó. Sin embargo, el freno a las exportaciones fue la única medida que sirvió para frenar los aumentos. Por lo tanto, es difícil que el Gobierno no vuelva a recurrir a esa herramienta si los precios suben una vez más. De hecho, la Secretaría de Comercio Interior ya estableció la exigencia del PreROE para regular más de cerca las ventas al exterior. Los ruralistas afirman que de ese modo no habrá incentivos suficientes para incrementar el stock de cabezas en el largo plazo. El problema es que al Gobierno tampoco le sirve garantizar esos incentivos si eso implica que el precio de la carne se descontrole.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El Gobierno comenzó a frenar embarques porque el precio de la hacienda en Liniers no paraba de subir.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice
  • SóLO LA TRABA A LAS EXPORTACIONES DE CARNE LES PUSO FRENO A LOS AUMENTOS DE LA HACIENDA
    Un bloqueo que frenó las subas
    Por Fernando Krakowiak
  • TEMAS DE DEBATE: TIPO DE CAMBIO E INFLACIóN
    Qué papel juega el dólar

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.