ECONOMíA › NEGOCIAN EN MOSCú LA AMPLIACIóN DEL CUPO PARA VENTAS DE CARNE AVIAR AL MERCADO RUSO

Tras la conquista del gran mercado

Una misión encabezada por el subsecretario Pyme, Horacio Roura, negociará con las autoridades comerciales rusas la asignación de un cupo para la carne aviar argentina, que se le restaría a Estados Unidos por problemas sanitarios.

 Por Sebastián Premici

Desde Moscú

Las empresas argentinas del sector aviar están negociando una mayor participación en el cupo de importaciones establecido por Rusia. La posibilidad surgió a partir de una sanción de este país a Estados Unidos, con un recorte de su cupo de 600.000 toneladas al año en un 25 por ciento por inconvenientes sanitarios. Ayer, la ministra de la embajada argentina en Rusia, Elena Leticia Mikusinski, mantuvo una reunión con cinco empresas del sector en la que les comunicó la posible apertura del mercado, de la que todavía no hay comunicación oficial. Ese encuentro se dio en el marco de la misión comercial a Rusia, organizada por el Ministerio de Industria junto a Pro Argentina, donde participan 30 pymes locales, cuya producción va desde frutas, maquinaria para la industria alimentaria hasta la industria farmacéutica. La delegación oficial está encabezada por el subsecretario Pyme, Horacio Roura.

Rusia tiene un cupo de 780.000 toneladas al año para importar carne aviar. De ese total, Estados Unidos se lleva 600.000 toneladas y la Unión Europea tiene una cuota de 168.000 toneladas. Argentina participa dentro de la categoría “otros”, en la que están en juego las 12 mil toneladas restantes. A partir de la decisión del gobierno ruso de limitar las importaciones de carne aviar estadounidense, queda disponible una cuota de 150.000 toneladas.

“Argentina todavía no tiene una cuota asignada y compite con grandes jugadores como Brasil, Paraguay y Turquía. Nuestro objetivo es alcanzar una parte de esas 150.000 toneladas, pero para eso debemos acercarnos más a las autoridades rusas y ahí es necesaria la presencia del Estado”, señaló a Página/12 Daniel Godein, gerente de comercio exterior de Las Camelias.

De la misión comercial participan cinco empresas del sector avícola –Avex, del Grupo Los Grobo; Cresta Roja, Criave, Las Camelias y Fepasa, las cuales no son pymes–, que juntas representan aproximadamente el 50 por ciento de la producción nacional –el año pasado fue de 1,2 millón de toneladas–. Estas compañías, que en 2009 exportaron a Rusia 5700 toneladas por un total de 8 millones de dólares, mantendrán hoy un encuentro con las autoridades sanitarias de dicho país.

Las pymes argentinas que viajaron con el subsecretario del área, Horacio Roura, van desde la producción de frutas, té, maquinaria para la industria alimentaria hasta la industria farmacéutica. “Rusia es un país muy grande con una economía en transición. Es decir que están todavía pasando de una economía centralizada –a partir del régimen comunista– a una economía capitalista. Los grandes conglomerados estatales pasaron a ser privados. Todavía no hay un fuerte desarrollo de las pymes industriales rusas. Sin embargo, el mercado potencial es muy grande”, explicó Roura a este diario.

Para cubrir las necesidades de un mercado que, por año, importa productos por un total de 190 mil millones de dólares, es necesario desarrollar el soporte financiero para que las pymes locales puedan colocar sus productos. “El impacto cuantitativo de estas reuniones no puede medirse ya. Pero éste es un mercado muy grande, quizá demasiado para lo que puede producir una pyme. De ahí la necesidad de encontrar mecanismos financieros”, agregó Roura. El funcionario se reunirá mañana con representantes del Banco Ruso de Desarrollo Regional para analizar este tema.

La cuestión financiera cobró mayor importancia a partir de la crisis del euro. Los empresarios pymes reconocen que actualmente es más difícil competir contra el euro. Otro tema de preocupación para las pymes son las regulaciones que aplica Rusia, que se está alineando a las recomendaciones de la Unión Europea para todos los productos relacionados con la industria alimentaria y farmacéutica. “Son medidas paraancelarias”, interpretó Juan Onainty, presidente de Richmond Vet Pharma.

“Todos quieren que sus negocios puedan ser sustentables en el tiempo. Lo importante es que tanto los empresarios rusos como los argentinos vean estas misiones como una política de Estado, donde están presentes tanto las compañías como los funcionarios responsables de esas negociaciones”, concluyó Roura.

Compartir: 

Twitter
 

La producción de carne aviar argentina llega a 1,2 millón de toneladas. Ante una gran posibilidad.
Imagen: Diego Giudice
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.