ECONOMíA › OPINION

Brasil, campeón del Mundial 2010

 Por Alfredo Zaiat

Brasil será el campeón del Mundial de Fútbol 2010 de Sudáfrica. La final la jugará con Alemania. Lo más probable es que haya un equipo sorpresa en las semifinales. El país anfitrión pasará a la segunda ronda para no romper con el antecedente acerca de que no hubo ningún organizador que quedara fuera del torneo al término de la primera fase de grupos. Estas son las principales conclusiones del informe especial preparado por el banco suizo UBS para sus clientes por motivo del Mundial.

Brasil será otra vez campeón del mundo. El otro equipo que le sigue con chance de quedarse con la copa dorada es España. De todos modos, Argentina, que tiene al mejor jugador, Lionel Messi, es un candidato firme. Debido a que ha sido afortunado en el sorteo de sus rivales al igual que en 2006, con la aclaración de si Wayne Rooney puede mantenerse en formal, tal vez Inglaterra tenga la oportunidad de ser campeón. Estos son los pronósticos preparados por el banco Goldman Sachs que ofreció a sus inversores mientras sigue en una fuerte disputa con la administración Barack Obama.

Inglaterra ganará la final que se jugará el 11 de julio en el estadio Soccer City, en Johannesburgo. En el partido decisivo tendrá como rival a España, y el resultado se definirá por la vía angustiante de los penales. La semifinal con Holanda también la ganará por penales, mientras que la otra se definirá entre España y Eslovenia. Este último dejaría afuera a la Argentina en cuartos de final por penales. Estos pronósticos arriesgados corresponden al banco JP Morgan, basados en el modelo “Quant” considerado por esa entidad como el más completo del mundo de las finanzas, adaptado con variables vinculados con el fútbol y con los países participantes.

El favorito es Brasil, único país en ganar la copa fuera de su continente de origen. Después se ubican Alemania, Italia y Argentina, mientras que España, que ha tenido históricamente un bajo rendimiento en estos torneos, debería desempeñarse mejor en éste por ocupar el segundo lugar en el ranking mundial de la FIFA. El país anfitrión y los equipos de la región, Sudáfrica, Camerún y Nigeria (no mencionan a Costa de Marfil, Ghana y Argelia), tendrían un buen Mundial pese al “humilde” ranking FIFA. Los bajos niveles de ingresos promedio no son ninguna barrera para el éxito en la Copa. Estos pronósticos fueron realizados por John Hawksworth, jefe de economistas de Pricewaterhouse Coopers en el informe “Qué puede decirnos la econometría sobre los resultados de la Copa del Mundo”.

De estas cuatro entidades, el UBS es la única que puede exhibir el pergamino de haber acertado el campeón del Mundial 2006. En su momento (ver facsímil), previo al inicio del torneo, se escribió que ese “trabajo de simulación revela como ninguno la tarea del economista pronosticador. Toda la ciencia, las herramientas estadísticas a disposición y la elaboración de un modelo sofisticado se aplican para saber qué va a pasar”. Se mencionaba la debilidad de esas estimaciones, que con el fútbol no provoca daños, puesto que se trata de un juego, pero la situación es diferente cuando se aplican esos mismos “métodos profesionales” para subir o bajar el pulgar a países.

Desde entonces, en el mundo de las finanzas han sucedido acontecimientos que han movido sus cimientos y algunos bancos han exhibido un poco más de prudencias. Para los pronósticos del Mundial 2010, paradójicamente, el UBS fue el único que advierte que “hacer predicciones en fútbol es más un arte que una ciencia”. El economista jefe, Andreas Hoefert, el mismo que lideró el equipo que adelantó que Italia iba a ser el campeón 2006, se presenta diciendo que “a pesar de que son todos analistas, economistas y estrategas de inversión serios, la mayoría de mis colegas en UBS Wealth Management Research y yo somos adictos al fútbol”.

En Alemania 2006, UBS predijo correctamente el 50 por ciento de los semifinalistas, 75 por ciento de los últimos ocho y el 81 por ciento del grupo de 16 equipos. “Este resultado sorprendente derivó en una importante cobertura de prensa en el mundo y se ganó sus 15 minutos de fama en la CNN”, admite con modestia Hoefert. El modelo UBS de predicción se basa exclusivamente en tres factores para calcular las diferentes probabilidades de ganar: 1) Los resultados anteriores; 2) si el equipo es del país organizador; y 3) una medida cuantitativa objetiva que evalúa la fuerza de cada equipo tres meses antes del comienzo del Mundial (el ranking FIFA de puntuación Elo). “Factores socioeconómicos como el tamaño de la población y el crecimiento del PIB han demostrado no tener poder explicativo cuando se trata de anticipar el comportamiento de un equipo”, aclara Hoefert. El ranking Elo, cuyo nombre se debe al físico y ajedrecista húngaro Arpad Elo, se utiliza para calificar a los grandes campeones de ajedrez y tiene en cuenta el hecho de que es más importante un triunfo contra Brasil que contra Canadá, o que una victoria como local vale menos que una como visitante. La Copa Mundial 2010 tiene un promedio de puntuación Elo de todos los equipos participantes de 1785. Es la de peor ranking desde 1994, a pesar de que tres equipos (Brasil, España y Holanda) tienen una puntuación Elo por encima de 2000.

Para el Mundial de Sudáfrica, los augurios del banco UBS aseguran que Brasil logrará su sexto título con una probabilidad de 22 por ciento. El segundo equipo con más opciones de ganar en Sudáfrica es, según las mediciones de UBS, la selección alemana con un 18 por ciento. Italia con un 13 por ciento; Holanda con 8 por ciento; y Francia con un 6 por ciento completan los cinco primeros lugares del listado (ver cuadro).

El economista del UBS explica las razones de la exclusión de España e Inglaterra en las instancias finales, pese a que son favoritos en el mundo del fútbol. “La verdad es que ambos equipos han tenido un bajo rendimiento cuando llega la Copa del Mundo. En las últimas tres, España e Inglaterra se clasificaron entre los equipos más fuertes pero no superaron los cuartos de final”, señala Hoefert. El mejor resultado de España fue el cuarto lugar en 1950. El rendimiento de Inglaterra en los mundiales fue mejor: campeón en 1966 y cuarto en 1990. “Teniendo en cuenta las fortalezas objetivas y subjetivas de ambos equipos y de sus respectivos campeonatos nacionales, la cantidad de estrellas entre sus jugadores y el frenesí de fútbol en las dos naciones, no salir campeón será visto como un fracaso”, concluye.

Si bien las predicciones hechas por el UBS hace cuatro años fueron acertadas, el banco explica que su método no es infalible y que ha fallado en otras ocasiones. Para la Eurocopa 2008 había pronosticado que la República Checa se quedaría con el título. Sin embargo, ese equipo no superó la primera fase de grupos. Con una prudencia adquirida seguramente en estos años de turbulencia financiera internacional, Hoefert apunta que “la moraleja de esta historia es que hay que ser humilde sobre los poderes de predicción del modelo. Unos pronósticos acertados dependen tanto de la suerte como de la capacidad, que es una lección que frecuentemente se olvida cuando se intenta cuantificar el futuro”.

Ayer, a las 11, Argentina comenzó a jugar el Mundial Sudáfrica 2010. En los próximos días, amantes y enemigos de la pelota quedarán atrapados del espectacular negocio manejado por una de las multinacionales más poderosas de la tierra, la FIFA. El fanático, el hincha tradicional y el exclusivo para los mundiales depositarán sus deseos y angustias en once jugadores que dentro de la cancha pueden hacer feliz o entristecer a un pueblo. Vale esperar que los pronósticos de esos bancos de inversión sean fallidos del mismo modo que los elaborados sobre Argentina en los últimos años, y que ese acierto del 2006 haya sido sólo un error probabilístico. Tener a Messi en la cancha y a Maradona en el banco con un Brasil saliendo campeón sería insoportable en clave de hincha de fútbol.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.