ECONOMIA › LA UIF REALIZO UNA DENUNCIA PENAL CONTRA EL GRUPO CLARIN

Un mal negocio de las AFJP

 Por Sebastián Premici

El titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella, presentó ayer una denuncia penal por estafa y asociación ilícita contra el grupo Clarín y el banco JP Morgan. El expediente recayó en la fiscalía federal número 3, a cargo de Eduardo Taiano. La causa apunta a determinar si el multimedio “manipuló los precios de sus acciones al momento de realizar una oferta pública en el mercado de valores”. Esto ocurrió en 2007, unos meses antes del estallido de la crisis financiera internacional. Las acciones del grupo, que fueron compradas por las ex AFJP, salieron al mercado con un valor de 35 pesos y luego cayeron abruptamente a 9 pesos. El ex vicepresidente del JP Morgan Hernán Arbizu calificó toda la operatoria como “el saqueo de las AFJP”. El ex banquero se presentó ante la UIF a principios de este año para autodenunciarse. En el expediente de la demanda penal consta que los directivos del JP Morgan habían “apurado la operatoria” antes del crac bursátil, a la vez que estaba en conocimiento de la “manipulación” de información por parte del Grupo Clarín.

La maniobra denunciada por Sbatella consistiría en “la manipulación de precios de las acciones que se ofertaron públicamente en el mercado de valores y su venta a los fondos de inversión –las ex AFJP–, con la probable connivencia de los gerentes operativos de los mismos”. La maniobra denunciada recae en el Grupo Clarín, Banco Patagonia y Consultatio. El JP Morgan fue el agente colocador. Según consta en la denuncia, Clarín recurrió a la Bolsa para emitir Obligaciones Negociables de Cablevisión. Esto fue durante los primeros meses de 2007. En ese momento, la fiscal de la Cámara Comercial, Alejandra Gils Carbó, dictaminó en contra de la oferta realizada por el Grupo, ya que había constatado irregularidades en el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) de Cablevisión –en su intento de fusión con Multicanal–. Como el multimedio necesitaba fondos, siguió insistiendo en emitir una ON, pero sin recurrir a la Bolsa.

En su prospecto de colocación no mencionó el hecho de que una fiscal había detectado irregularidades en el acuerdo extrajudicial. Además, el Grupo había manifestado que era el titular de “la mayor red de cable y el mayor proveedor de acceso a Internet”. La fiscal Gils Carbó declaró que esa “información era inexacta y engañosa y por ende falsa, porque ocultó los impedimentos del APE de Cablevisión para adquirir de Fintech el control de la empresa”.

“Los directivos del JP Morgan habrían recomendado hacer la operatoria lo más rápido posible, ante la posible debacle de las Bolsas del mundo. En todos los casos, el valor de aparición de la oferta en colocación era relativamente alto, y a los pocos días cayó estrepitosamente”, señaló Arbizu. En el expediente 1331/2008 de la CNV consta un informe elaborado por la subgerente de fiscalización contable, Mónica Brizuela, donde se especifica que Clarín había hecho una colocación inicial de sus acciones a un precio entre 28 y 35 pesos, pero al poco tiempo habían caído a 9,25 pesos. Los principales perjudicados fueron los ahorristas de las ex AFJP.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.