ECONOMIA › EL NIVEL DE ACTIVIDAD PEGO UN SALTO DE 12,4 POR CIENTO EN MAYO Y ACUMULA 8,6 EN EL AñO

La economía crece como un yuyo

La cosecha record de soja y la buena performance de otros cultivos jugaron un rol clave en la fuerte recuperación económica. También se registró un buen desempeño de la industria, la construcción y las exportaciones, mientras que el consumo “vuela”.

La economía creció en mayo 12,4 por ciento contra igual mes del año pasado, un grado de avance que no registraba desde 2004. El principal factor que lo explica fue la cosecha record de soja, que contrastó frente a la campaña previa afectada por la sequía. Por el lado industrial, la dinámica positiva de la producción de bienes durables representó un salto respecto de la performance del año pasado, en plena crisis internacional. La combinación permitió que el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que confecciona el Indec haya registrado ese desempeño y acumule en los cinco primeros meses del año un crecimiento de 8,6 por ciento.

En el Ministerio de Economía especulan que de seguir esta tendencia alcista, el año podría cerrar cercano al 9 por ciento. De forma similar, uno de los directores del Banco Central, Arnaldo Bocco, pronosticó que “el PBI argentino cerrará 2010 con una suba superior al 8 por ciento”. Las expectativas alrededor del crecimiento fueron en alza desde el 2,5 por ciento que estimó el Gobierno en plena debacle internacional y plasmó en la Ley de Presupuesto.

Los analistas esperan que hasta el tercer trimestre las subas interanuales sigan siendo bien altas, en la medida en que la comparación se continúa realizando contra meses en los cuales la crisis internacional impactó en mayor medida. Esta situación se profundiza para mayo, junio y julio, los únicos tres períodos de 2009 donde las cifras oficiales registran caídas. Para fin de año la velocidad “china” del crecimiento se aplacaría.

En el espectacular rendimiento de mayo, el “efecto rebote” frente a 2009 es doble. Por un lado, el impacto de la crisis internacional, que redujo las exportaciones, consumo e inversión. Pero además, fue un año de sequía, en contraste con la cosecha record y buenos precios de commodities de 2010. Según Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein, “5 o 6 puntos del crecimiento de mayo se deben exclusivamente al aumento en la cosecha de soja, y del avance acumulado del año de 8,6 por ciento, 2,5 puntos se explican por este cultivo”.

La producción de la oleaginosa fue de 33 millones de toneladas en 2009 y llegaría a 55 millones este año, un nivel muy superior incluso a los 46 millones de 2008. Según las cifras del comercio exterior, las exportaciones avanzaron en mayo un 25 por ciento y, en especial, los despachos de productos primarios lo hicieron 94 por ciento. Como la liquidación de la cosecha sojera continuará en los próximos meses, se espera que el salto en la producción respecto del año pasado siga la tendencia actual. También tiene su correlato en la entrada de divisas en el Banco Central, cuyas reservas pasaron el record de 2008 y llegaron ayer a 50.710 millones de dólares.

Esta situación del campo –donde también se evidencia una fuerte recuperación en los otros cultivos– contrasta con la pretensión de los legisladores vinculados con las corporaciones agrarias de eliminar o bajar las retenciones. La aplicación de la medida, en este contexto tan favorable, permitiría acumular ganancias extraordinarias, limitando la capacidad fiscal del Estado y provocando un encarecimiento de los productos alimentarios.

Por el lado de la producción manufacturera, los sectores que menos sintieron la crisis en 2009, como la industria alimentaria, presentan las menores subas este año. Los casos opuestos son la industria automotriz y la siderurgia, que lideran el avance manufacturero. El año pasado, sus caídas fueron del 20 y 35 por ciento respectivamente, mientras que en mayo de este año se recuperaron en un 40 y un 50 por ciento. En el caso automotor, es relevante el papel de la demanda brasileña.

Otro sector que tiene una importante capacidad de tracción es la construcción, que subió 12,7 en mayo. En este punto, cumple un rol importante la inversión pública, que abarca cerca de un 20 por ciento de la actividad del sector. También el empuje del gasto estimula, como en el caso de la Asignación Universal por Hijo, el nivel de consumo privado, que según los analistas “está volando”. Los últimos datos de ventas de electrodomésticos marcan aumentos del 10 por ciento en las cantidades.

Los analistas prefieren comparar la producción frente a 2008, buscando evadir el impacto de la crisis internacional. En ese ejercicio, el agro muestra un rendimiento superador. En una línea parecida está la industria automotriz, que espera batir records superando las 700 mil unidades producidas. La siderurgia, en cambio, no llegaría a aquellos niveles para fin de año. Otros sectores como alimentos, textiles o productos químicos están levemente por encima. La política de tipo de cambio competitivo y medidas de protección comercial apuntalan esa recuperación.

Informe: Javier Lewkowicz.

Compartir: 

Twitter
 

La producción de soja llegaría a 55 millones de toneladas este año, contra los 33 millones de 2009.
Imagen: EFE
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared