ECONOMíA › LA SEGMENTACIóN DE RETENCIONES DIVIDE A LAS PATRONALES DEL CAMPO Y A LAS FUERZAS DEL GRUPO A

La Mesa de Enlace tiene una pata floja

Eduardo Buzzi, el titular de la FAA, adelantó que si la Comisión de Agricultura de Diputados –manejada por Ricardo Buryaile, representante de CRA– no considera la propuesta de segmentación, corre riesgo la unidad de la Mesa de Enlace.

 Por Sebastián Premici

“En tanto la Mesa de Enlace no apoye contundentemente la segmentación (a las retenciones), habrá un quiebre en la dirigencia.” De esta manera, Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria, criticó el proyecto del Grupo A para modificar los derechos de exportación y a la vez cuestionó duramente al presidente de la Comisión de Agricultura, Ricardo Buryaile, también representante de CRA en el Parlamento. “Si Buryaile no toma el proyecto de segmentación que hemos pedido, vamos a realizar un fuerte repudio”, agregó el federado. La iniciativa opositora lleva a cero las retenciones para el trigo, girasol, harinas, entre otros productos, y establece un 30 por ciento de alícuota para la soja, que debería llegar a un 10 por ciento en 2015. La única segmentación especificada sería para las primeras 300 toneladas correspondientes a los pequeños productores. La FAA quiere una mayor escala de segmentación, mientras que el socialismo adelantó a Página/12 que presentará una iniciativa propia, de la cual podrían participar Proyecto Sur y el GEN. En este contexto, la oposición buscará hoy, día en que vencen las facultades delegadas, un dictamen favorable durante un plenario de las comisiones de Economía y Agricultura. Luego deberá pasar por la Comisión de Presupuesto.

“Buryaile tiene una relación institucional con CRA, tiene la obligación de atender esta iniciativa de la Federación Agraria, que es compartida por demás miembros de la Mesa de Enlace. En tanto que no lo haga y no cumpla con esta indicación, la entidad no respeta el compromiso asumido, por lo tanto se pone en serio riesgo su permanencia”, afirmó Buzzi. El “compromiso” del que habla el ruralista tiene que ver con una serie de puntos fijados por los dirigentes el año pasado durante un acto en la ciudad de Córdoba, al que asistieron los distintos bloques opositores.

Si bien Buzzi manifestó su rechazo a la iniciativa del Grupo A, está de acuerdo con llevar los derechos de exportación a cero para todos los productos en el mediano plazo. Además de la soja, cuya segmentación sólo sería aplicable para las primeras 300 toneladas de los pequeños productores (definidos por la disposición 147 de la sepyme), o un equivalente al 30 por ciento de su facturación, también se fija para el maíz un derecho de exportación del 10 por ciento y una segmentación para las primeras 1000 toneladas. La devolución sería vía CBU.

“La segmentación que propone el Grupo A es un eufemismo. Nosotros estamos proponiendo una división clara para los principales productos. Tal como está planteado el proyecto opositor, se favorecerá a los grandes productores”, indicó Viale a este diario. Según afirmó el socialista, su bloque impulsará durante el plenario de comisiones la firma de un dictamen en minoría, que buscará el apoyo de Proyecto Sur, el GEN y los radicales que responden a FAA, Forte y Orsolini.

El tema retenciones es un capítulo más del conflicto por las facultades delegadas. Según la iniciativa del Grupo A, se fija que “los derechos de exportación sólo podrán ser establecidos por el Congreso”, mientras que el Poder Ejecutivo sólo podría disminuir alícuotas o establecer un mejor régimen de segmentación, pero siempre dentro de los límites fijados por la ley. Para los opositores, todos los productos agropecuarios (maíz, trigo, lácteos, harinas, carne vacuna, yerba mate, productos forestales, girasol, vinos y la soja) deberían tener una alícuota igual a cero para 2015. Como contraposición a esta eliminación masiva de retenciones, proponen que los fideicomisos agropecuarios paguen un 35 por ciento de Impuesto a las Ganancias.

“No estamos dispuestos a firmar un dictamen para regalarle el negocio a los pooles. Si dejamos en cero las retenciones al girasol, los pooles van a migrar a ese cultivo porque sólo les importa la plata”, señaló Forte.

Las diferencias dentro de la Mesa de Enlace se vienen repitiendo desde hace varios meses. La última vez fue a través de una carta firmada por el propio Buzzi, criticando el proyecto de Buryaile para reformular la Oncca. Finalmente, los diputados federados que integran la Comisión de Agricultura, Ulises Forte y Pablo Orsolini, ambos del radicalismo, convalidaron la iniciativa opositora, luego de algunas negociaciones que se dieron al interior del propio bloque radical. A partir de estas idas y vueltas, el vicepresidente de FAA, Omar Barchetta, habló de “desinteligencias” entre la Mesa de Enlace y los “agrodiputados”. Sin embargo, la ruptura anunciada quedó en la nada.

Si bien las declaraciones de Buzzi fueron más explícitas que en otras oportunidades, no deja de formar parte del tira y afloja que se vive dentro de la Mesa de Enlace. Lo que está circulando por la Cámara de Diputados es un predictamen, elaborado en base a una serie de reuniones entre los asesores de la Comisión de Agricultura que unificaron 29 proyectos diferentes. Desde el PRO indicaron a este diario que durante el plenario de las comisiones de Economía y Agricultura que se realizará hoy podrían darse algunos cambios. “Hace diez días había más de 20 iniciativas y ahora están apurados en firmar el dictamen. Creo que hay una fuerte presión de la Mesa de Enlace”, manifestó Rubén Sciuto (FpV), vicepresidente de la Comisión de Agricultura.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Buzzi, de la FAA, no recibe apoyo de sus socios en la batalla contra la 125.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.