SOCIEDAD › LOS MINEROS ATRAPADOS SE COMUNICARON POR VOZ Y RECIBIERON LAS PRIMERAS DOSIS DE AGUA Y ALIMENTOS

“Estamos todos sanos y con hambre”

Los 33 están en buenas condiciones, con algunos problemas oculares por el polvo en suspensión y sólo uno presenta dolor de estómago. Pidieron comida sólida y también oxígeno, que les enviaron a través de un tubo de plástico.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

“¿Quién está organizando el grupo? ¿Cómo está el aire? ¿Cómo estás de agua? ¿Cuándo fue la última vez que comiste? ¿Estás herido, golpeado o enfermo? ¿Tienes diarrea o vómito?” Estas son algunas de las preguntas enviadas ayer a través del ducto que hizo contacto el pasado domingo con la galería donde están los 33 mineros atrapados en la mina San José, hace 19 días, con la idea de conocer cuál es su condición física. El cuestionario, elaborado por el Ministerio de Salud, contenía además un espacio en blanco, donde los trabajadores anotaron lo que querían o necesitaban con premura.

Es que ahora, que ya se sabe que sobrevivieron al derrumbe del 5 de agosto, mantener el contacto –más allá de la ayuda básica de supervivencia– es crucial, sobre todo por el aspecto psicológico que el encierro trae consigo, toda vez que las labores de rescate pueden demorar hasta tres o cuatro meses, según han dicho los expertos.

Para ello, cerca de las 15 horas de ayer se logró activar un citófono (a través de una “paloma”, que no es otra cosa que un tubo de plástico por donde se envían elementos) que mantendrá enlaces auditivos entre el socavón donde están guarecidos los mineros y la superficie. Hasta ayer a la mañana, sólo se tenían imágenes de video pero sin audio.

“Ellos están sanos y salvos. Les contamos que acá hay un campamento con sus familias. Preguntaron por las personas que salieron un poco antes (del derrumbe) y al saber que estaban sanos hicieron gestos de alegría. Les enviamos un saludo del presidente de la República, hubo una respuesta de un gran ‘ceacheí’ espontáneo de ellos (por CHI, las tres primeras letras del clásico canto en la tribuna de fútbol que termina con un ¡Viva Chile!) y un ‘ceacheí’ nuestro de arriba, fue muy emocionante”, explicó el ministro de Minería, Laurence Golborne, tras la primera comunicación sonora que se logró en la tarde de ayer entre los operarios enterrados y los equipos de socorro.

“Estamos todos sanos y con hambre”, hicieron saber los 33 hombres elevados a la categoría de héroes en todo el país. Pidieron comida sólida y también oxígeno, este último elemento enviado empleando “palomas”.

Por su parte, André Sougarret, el experto que coordina las labores de socorro, precisó que mientras duró el contacto “se les pasó lista, se profundizó respecto de su situación de salud y luego se les dieron instrucciones para continuar con las labores de rescate”.

La templanza y fortaleza física de estos mineros han impresionado incluso a sus propios colegas. De hecho, transcurridas casi tres semanas desde que la mina colapsó, están en buenas condiciones, con algunos problemas oculares por el polvo en suspensión y sólo uno presenta dolor de estómago, se informó oficialmente.

En ese sentido, Sougarret añadió que las otras sondas seguirán perforando para lograr tener tres vías de contacto para enviarles alimentos, para la comunicación telefónica y para la ventilación. De hecho, ya en la noche, una segunda perforadora llegó al lugar donde están guarecidos.

El ingeniero en minas contó además que pronto comenzarán los trabajos de la máquina Strata Raisebore Machina 950, que llegó ayer desde la División Andina de Codelco, la que llevará adelante las nuevas faenas de rescate.

Se supone que esta tecnología excavará un túnel vertical hasta los 688 metros, a una velocidad de 15 metros diarios, lo que llevaría hasta 4 meses para rescatarlos. La etapa inicial de la máquina perfora una guía de 38,1 centímetros de diámetro hasta llegar al lugar donde están los mineros.

Una vez ahí se le instalará a una de las barras que bajan una cabeza perforadora que romperá la piedra desde abajo hacia arriba, dejando un orificio de 66 centímetros de diámetro, por donde deberían salir uno a uno los hombres atrapados.

Respecto de la comunicación de los trabajadores accidentados con sus familiares, la autoridad aclaró que se hará una vez que hayan sido hidratados, evaluados médica y psicológicamente y comience su alimentación a través del ducto hasta ahora conectado con el refugio.

“Se aseguró el pozo, este ‘cordón umbilical’ que hemos tendido con estos mineros; el trabajo ha sido lento, pero se ha asegurado en detalle cuidando cada uno de los eventos que pudiesen ocurrir para no perder esta conexión”, añadió el ministro de Minería.

En este escenario, el equipo médico explicó además que se revisará cómo los mineros tienen su aparato digestivo para iniciar el proceso de alimentación a través de una solución alimentaria líquida con un instructivo de cómo beberla y la dosificación.

Adicionalmente, el Ministerio de Salud confirmó que se comunicará con expertos de la NASA para recabar información sobre lo más avanzado en tratamiento alimentario para personas atrapadas en pequeños espacios y que cuentan con acceso limitado a comida sólida. Para ese ministerio, las condiciones de supervivencia en las que se encuentran los mineros de la mina San José son muy parecidas a las que viven los tripulantes de submarinos o los astronautas de estaciones espaciales, los cuales tienen que ingerir por tiempo prolongado alimentación elaborada especialmente para ellos.

Según se supo ayer, en la mina ubicada en Copiapó, a 800 kilómetros de Santiago, el protocolo sanitario también considera pedir ayuda de un nutricionista, apoyo psicológico especial así como el diagnóstico de la situación grupal e individual, la definición de requerimientos terapéuticos específicos si fuese necesario, el fortalecimiento del líder natural del grupo, además de la interlocución y contacto con los familiares directos.

Leche y atún

Sobrevivieron con “dos cucharadas de atún y medio vaso de leche cada 48 horas”, explicó a la agencia de noticias www.emol.com, la senadora por la región de Atacama, Isabel Allende.

La parlamentaria socialista aseguró que “tuve la oportunidad de ver la recepción de la segunda ‘paloma’ con las fichas médicas de cada uno. Fue emocionante ver cómo llegaba un gran rollo enviado por cada uno de ellos”, señaló.

Los mineros recibieron este lunes una solución glucosada al 5 por ciento y un comprimido de omeprazol, un medicamento para revestir el estómago para evitar las posibles úlceras de estrés por la falta de alimentación de todos estos días. De momento, deberán esperar por lo menos un día más antes de recibir alimentos sólidos.

Compartir: 

Twitter
 

Los equipos de rescate trabajan en la boca de la mina de San José, desde donde se comunican con los 33 mineros atrapados.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice
  • ENTREVISTA CON EL MéDICO ANíBAL FAúNDES, DEFENSOR DE LA DESPENALIZACIóN DE LA INTERRUPCIóN DEL EMBARAZO
    “Con la criminalización no se evita el aborto”
    Por Mariana Carbajal
  • FáTIMA CATáN, DE 24 AñOS Y EMBARAZADA, FALLECIó TRAS GRAVES QUEMADURAS
    Murió la joven quemada
  • LOS MINEROS ATRAPADOS SE COMUNICARON POR VOZ Y RECIBIERON LAS PRIMERAS DOSIS DE AGUA Y ALIMENTOS
    “Estamos todos sanos y con hambre”
    Por Christian Palma
  • ROBAN A LA SUEGRA DEL JEFE PORTEñO
    La ola en lo de Macri

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.