ECONOMíA › NO HUBO ACUERDO EN PARANá METAL

Otro cuarto intermedio

La negociación entre trabajadores y empresarios de la autopartista Paraná Metal, radicada en Villa Constitución, y las autoridades del Ministerio de Trabajo volvió a pasar a “cuarto intermedio” para el miércoles a la mañana, resultado que representa para la comisión interna un “retroceso”. “No hubo acercamiento entre las partes. La empresa no quiere ceder y nosotros no aceptaremos su propuesta de reducción del personal y de salarios”, completó a Página/12 Fabio Bellini, representante de los trabajadores en la reunión que se mantuvo ayer en la cartera laboral. Por esta razón, mantienen en pie el corte parcial de la autopista Buenos Aires-Rosario y sobre la ruta provincial Nº 21, aunque evalúan “profundizar la medida”, cerrando definitivamente la autopista o realizando piquetes frente a otras empresas de Cristóbal López, principal accionista de la firma.

Los trabajadores solicitan que se mantengan los 900 puestos de trabajo y ofrecen que el sistema de suspensiones rotativas, que actualmente supone el pago del 65 por ciento del sueldo neto, se reduzca al 50 por ciento. Además, buscan reingresar a la empresa bajo las mismas condiciones previas y que el método de trabajo sea chequeado por el INTI y una delegación del Ministerio de Trabajo.

Norberto Ciaravino, jefe de Gabinete de la cartera laboral, les transmitió ayer a los trabajadores de la comisión interna, representantes de la UOM de Villa Constitución y al propio Antonio Caló, titular de la UOM nacional, que la empresa no consideró ninguno de los puntos solicitados y se mantuvo inflexible en su postura, que pretende suspender de forma fija a 600 trabajadores –lo que en los hechos sería un despido masivo con un subsidio oficial–, reduciendo la plantilla hasta 300 empleados. Además, reducir aproximadamente en un 50 por ciento los salarios y no pagar las dos quincenas adeudadas a los obreros. Los empresarios también buscan que antes de volver a la fábrica, los trabajadores firmen un acta donde se sometan al método laboral que la patronal imponga. Según explicaron fuentes sindicales, el Ministerio de Trabajo “acompañaría” una posición consensuada, aunque esa instancia parece cada vez más lejos.

Esa oferta de la empresa fue rechazada en la asamblea de trabajadores el viernes pasado, habiendo mantenido los cortes durante el fin de semana. “No hubo ningún tipo de acercamiento. Quedó en evidencia que la empresa no quiere ceder, por lo que la reunión de ayer fue un retroceso para nosotros”, indicó Fabio Bellini. Fuentes de la UOM nacional interpretaron que la patronal no pretende sentarse a negociar, sino lograr mejores condiciones para el proceso de quiebra. “El miércoles nos veremos frente a frente –trabajadores, empresarios y Tomada– y seguramente será definitorio”, anticipó Claudio Rivas, integrante de la comisión interna. Si no prospera, formarían una cooperativa, alternativa que demorará un tiempo bastante largo y acarreará, seguramente, otras dificultades.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.