ECONOMIA › APORTE DEL CENTRAL PARA EL PAGO DE LA DEUDA

Moviendo las reservas

El renovado Fondo del Desendeudamiento tendrá 7504 millones de dólares, que permitirán cancelar el 70 por ciento de los vencimientos de 2011 con el sector privado. Record de reservas.

 Por Tomás Lukin

El proyecto de ley de Presupuesto contempla la posibilidad de utilizar hasta 7504 millones de dólares de las reservas internacionales del Banco Central para pagar vencimientos de deuda en 2011. Los recursos que se integrarán al Fondo del Desendeudamiento Argentino –la herramienta creada a principios de 2010 para la cancelación de pasivos con dólares de la autoridad monetaria– permitirá cubrir más del 70 por ciento de las obligaciones con el sector privado del próximo año. El anuncio coincidió con un nuevo record en el volumen de reservas del BCRA, que ascendieron hasta 51.094 millones de dólares.

En el directorio del Central consideran que el uso de reservas para pagar deuda es un mecanismo legitimado y consensuado: “La continuidad de esta política de de-sendeudamiento es lo más coherente, no se cumplió ninguna de las catástrofes que pronosticaron el ex presidente del banco, Martín Redrado, y muchos otros: las reservas siguen quebrando records históricos, bajó la fuga de capitales y la inflación no se aceleró”, apuntaron, en sintonía con las declaraciones de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y el ministro de Economía, Amado Boudou.

La inclusión del uso de las reservas en el Presupuesto busca evitar una parte de los cuestionamientos que recibió esa medida al momento de su creación a fines del año pasado. Luego del prolongado debate que derivó en el atrincheramiento y desplazamiento del ex titular del Central se creó el Fondea, que habilitaba el uso de 4832 millones de dólares de reservas durante 2010 para pagar a los tenedores privados –más otros 2187 millones para organismos internacionales–. En el decreto se especificaba qué conceptos se podían pagar con los recursos de la autoridad monetaria: Boden, Par-Descuento, Préstamos Garantizados y Bonar.

Esas precisiones no figuran en el proyecto de ley de leyes presentado ayer. El artículo referido al uso de reservas autoriza “a integrar el Fondea por hasta la suma de 7504 millones de dólares, destinado a la cancelación de la deuda pública con tenedores privados correspondientes al ejercicio fiscal 2011”. A su vez, el Presupuesto establece que la autoridad monetaria recibirá un título intransferible a 10 años a cambio de los fondos, la misma herramienta utilizada este año.

La deuda a cancelar con el sector privado durante todo 2011 ronda los 10.500 millones de dólares. Esa cifra incorpora los nuevos compromisos que surgieron del reciente canje y no contempla los títulos en manos del sector público como Anses, BCRA y el PAMI, cuya refinanciación es “automática”. Aunque existen dificultades para realizar una radiografía precisa, alrededor del 65 por ciento del total a pagar son papeles en moneda extranjera y el resto en pesos. Marzo y agosto serán los meses de mayor actividad para el renovado y aumentado Fondea. En marzo el Estado deberá hacer frente al pago de vencimientos por 1500 millones de dólares de capital del Bonar V, que amortiza la totalidad de su capital, y en agosto desembolsará cerca de 2000 millones de dólares en concepto del Boden 2012, título emitido durante la pesificación asimétrica.

Si no se conservan las especificaciones del decreto que constituyó el Fondea referidas a qué bonos pueden ser cubiertos con las reservas, su uso se podría extender al pago de otros títulos. Así, el mecanismo podría aplicarse para cancelar, por ejemplo, el vencimiento de 2000 millones de dólares de intereses del Cupón PIB. Ese bono vence en diciembre del año próximo. En distintos ámbitos del Gobierno consideraban probable la delimitación de esas cuestiones en un decreto posterior. De todas formas, si el Presupuesto no llegara a aprobarse, el uso de las reservas requeriría un nuevo DNU o ley, donde esas cuestiones quedarían establecidas.

Luego de conocerse el proyecto del Presupuesto, Martín Redrado volvió a advertir que “el costo de manotear las reservas del Central será una mayor inflación”. En la autoridad monetaria no desconocen los incrementos de precios, pero la presidenta del banco, Mercedes Marcó del Pont, rechaza la explicación monetaria del fenómeno y sostiene que la variación de precios está asociada a otros fenómenos, como la puja distributiva y la evolución de los precios internacionales de los commodities.

Desde el directorio del BCRA señalaron a Página/12 que “Redrado promueve la lógica del endeudamiento externo del país, que desde el punto de vista inflacionario tendría los mismos efectos que el uso de las reservas, pero con mayores costos financieros e incremento de la vulnerabilidad externa del sector público”.

Compartir: 

Twitter
 

Marcó del Pont, junto al sindicalista Julio Piumato, en el homenaje a los caídos en el bombardeo de 1955.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.