ECONOMIA › EL ENTE REGULADOR TAMBIEN AUDITARA A EDENOR Y EDELAP

Tres prestadores al banquillo

Con la misma intención que la ordenada anteriormente para Edesur, la auditoría integral busca determinar las responsabilidades e incumplimientos en que pudieran haber incurrido las distribuidoras en los recientes cortes de energía.

La auditoría integral que el Ministerio de Planificación había pedido inicialmente sobre Edesur, ayer se extendió a las otras distribuidoras bajo control del ENRE: Edenor y Edelap. Al igual que la anterior, estas dos últimas fueron ayer notificadas por el ente regulador sobre la realización de auditorías contables y técnicas que tendrán lugar en un plazo máximo de 30 días, de acuerdo con las instrucciones del ministro Julio De Vido, y que deberán permitir evaluar la responsabilidad de las empresas sobre los cortes de suministro y la demora en la reposición del servicio a los clientes durante las recientes fallas en el sistema a partir de la ola de calor de diciembre.

Los elementos que serán tomados en cuenta para dicha evaluación son los reclamos efectuados por los usuarios, la gravedad de los cortes del suministro, la cantidad de personal afectado por cada empresa para responder a los usuarios, las inversiones comprometidas y su grado de cumplimiento y el mantenimiento de equipos, según detalló ayer el Ministerio de Planificación. “Tal como fue comunicado la semana pasada, las tres compañías serán multadas por las interrupciones de los últimos días de diciembre, considerando la cantidad y duración de los cortes de servicio registrados en sus respectivas áreas de acción”, señaló ayer el ministerio.

Si bien la realización de una auditoría sobre las empresas reguladas está dentro de las potestades habituales y normales del ente, el hecho de que las haya pedido la cartera de Planificación, vinculadas directamente con los cortes eléctricos de las semanas pasadas, le da un valor político que excede la cuestión de las facultades administrativas. Los estudios previos del propio ENRE indican una diferenciación entre la capacidad de Edenor y Edelap para brindar la prestación con un mínimo de interrupciones y la demostrada por Edesur a lo largo de los últimos años. La comparación entre ellas es claramente desfavorable para la última.

Al justificar las auditorías ordenadas sobre las distribuidoras de electricidad, el Ministerio de Planificación recordó que “tanto la generación como el transporte de energía, sectores en los que el Estado realizó fuertes inversiones en el período 2003-2010, no registraron novedades durante la prolongada ola de calor que afectó al Area Metropolitana de Buenos Aires durante de los últimos días de diciembre”.

La situación del suministro de electricidad en diversas áreas del Gran Buenos Aires fue analizada ayer en el Ministerio de Planificación con los intendentes del conurbano. Roberto Baratta, subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del área de Energía, recibió a los alcaldes de los partidos atendidos por Edesur, para evaluar las consecuencias de los cortes de fin de diciembre. No hubo información respecto de lo tratado, aunque se supo que hoy habrá un nuevo encuentro, del cual participarán además directores del ENRE. El propósito, en principio, sería reunir un amplio informe detallando las zonas que resultaron más afectadas por la interrupción del servicio, además de los barrios que habitualmente tienen problemas. Para esta oportunidad, se adelantó que también serán convocados las direcciones municipales de defensa del consumidor y organizaciones representantes de los usuarios. Del encuentro participaron los intendentes Juan Patricio Mu-ssi (Berazategui, que reemplazó a su padre), Francisco Gutiérrez (Quilmes), Daniel Disabattino (San Vicente), Tomás Vanrell (interino de Florencio Varela) y representantes comunales de Cañuelas, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Avellaneda y Lanús.

El secretario general del Sindicato Luz y Fuerza, Oscar Lescano, sumó su voz a las críticas a Edesur, cuestionando la falta de inversiones. “Los cables no aguantan cuando no hay inversiones y son viejos. En Edesur hay desidia, en este momento no hay nadie que conduzca la empresa, todos los funcionarios están fuera del país”, señaló, mostrándose proclive a que la empresa pase a ser conducida por otro grupo inversor, “preferentemente de capitales argentinos”.

Compartir: 

Twitter
 

Julio De Vido, ministro de Planificación. Extendió el pedido de auditorías a las otras dos firmas.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.