ECONOMíA › EL VICEMINISTRO DE ECONOMíA DEFENDIó EL DESENDEUDAMIENTO Y EL MODELO PRODUCTIVO

“Hay que profundizar la autonomía”

En un congreso de La Gran Makro, que reúne a economistas heterodoxos, Roberto Feletti sostuvo que la Argentina necesita consolidar la competitividad y hacerla menos dependiente del tipo de cambio. “Eso es más logística, transporte y energía”, argumentó.

 Por Tomás Lukin

Desde Paraná

“Una de las razones centrales por las cuales Argentina tiene autonomía y solvencia frente al actual escenario internacional es porque no somos una economía endeudada. El proceso de desendeudamiento nos permitió manejar la política cambiaria, manejar el presupuesto y una situación externa más cómoda”, explicó el viceministro de economía, Roberto Feletti, a Página/12. En Paraná, Entre Ríos, donde cerró el II Congreso de Jóvenes Economistas Heterodoxos que organizó la agrupación La Gran Makro, el funcionario defendió la utilización de reservas para cancelar vencimientos de la deuda. “Usar las reservas internacionales para pagar deuda es un instrumento muy útil que nos permitió atravesar dos años de fuertes vencimientos sin necesidad de recurrir al ajuste o el endeudamiento externo”, indicó, aunque evitó precisar si el Gobierno volverá a utilizar esa fórmula en 2012. “Hay que esperar al 15 de septiembre, cuando se presenta el Presupuesto”, sostuvo mientras se retiraba del Congreso.

La Gran Makro es un espacio de debate y militancia donde participan principalmente jóvenes economistas y estudiantes universitarios que tienen como referente al ministro de Economía, Amado Boudou, y el viceministro, Feletti. La agrupación de economistas de formación heterodoxa nació a comienzos de 2011 y ayer realizó el II Congreso en Paraná. Los más de 40 integrantes de la agrupación que viajaron hasta la provincia destacan el desempeño macroeconómico registrado desde 2003 y reiteran la “necesidad de profundizar el modelo” a través de la industrialización para alcanzar el pleno empleo y mejorar la distribución del ingreso. No desconocen la existencia de tensiones en ese proceso como la restricción externa, la informalidad laboral, los conflictos de intereses, la puja distributiva y la inflación, pero rechazan las recetas ortodoxas –ajuste fiscal, apreciación y enfriar la demanda– para alcanzar los objetivos que se plantean.

“Nos dicen que el modelo está agotado, que todo fue gracias al viento de cola. La nueva etapa tiene que profundizar la autonomía basada en superávit externo, desendeudamiento, industrialización y solvencia fiscal para poder garantizar el crecimiento con mejoras en la distribución del ingreso”, afirmó Feletti, quien estuvo acompañado por la senadora nacional de Entre Ríos Blanca Osuna. La asistencia se mantuvo firme durante toda la jornada. La audiencia estuvo conformada por cerca de 300 estudiantes entrerrianos y santafesinos, economistas, docentes de distintas universidades de todo el país y militantes sociales.

En sintonía con los expositores del panel “Deuda Externa y sistema bancario”, Feletti precisó que “plantear que Argentina va a comenzar un nuevo ciclo de endeudamiento como hacen algunos economistas es por lo menos temerario. Salir o no a tomar deuda tiene que estar enmarcado en la autonomía y solvencia Argentina”. Sin embargo, no descartó recurrir a fuentes de financiamiento externas para fondear obras de infraestructura de largo plazo: “Tenemos que dar el debate sobre el financiamiento del desarrollo. Argentina necesita consolidar la competitividad y hacerla menos dependiente del tipo de cambio. Eso es logística, transporte y energía que son vectores de competitividad muy importantes”, explicó el viceministro durante una conferencia de prensa.

Más temprano, Germán Plessen, Jefe de la Unidad de Evaluación de Financiamiento del Ministerio de Economía, había destacado que “nos desendeudamos para no resignar crecimiento e inclusión social, para no resignar soberanía en la implementación y el diseño de la política económica”. El funcionario ponderó el proceso de desendeudamiento que comenzó con la reestructuración en 2005 y se profundizó con la renacionalización de las AFJP que convirtió a la Anses, junto con el Banco Central, en acreedores del 50 por ciento de la deuda pública. Plessen evidenció que la deuda neta, las obligaciones en manos del sector privado y organismos internacionales, pasó de 164 por ciento en 2002 a 23 por ciento del PIB en marzo de este año.

“Si continúa el crecimiento y la solvencia fiscal, seguirá el proceso de desendeudamiento. Mantener una deuda sana, de plazos largos y con un balance de monedas reduce el peso de las obligaciones y contribuye a la estabilidad macroeconómica”, concluyó el funcionario, quien defendió la utilización de reservas para pagar los vencimientos de deuda externa. El congreso concluyó con una murga, la Marcha Peronista y una convocatoria para el 30 de septiembre en Resistencia, Chaco.

Compartir: 

Twitter
 

Feletti expuso junto a la senadora Blanca Osuna y el rector de la Universidad de Entre Ríos, Jorge Gerard.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.