ECONOMíA › FUNCIONARIOS Y ACADéMICOS CRITICARON CóMO SE ENSEñA ECONOMíA

Cambiar la matriz del pensamiento económico

 Por Tomás Lukin

Desde Paraná

“Desde 2003 empezamos a pensar la economía y sus recetas al revés. Abandonamos la idea de que el ajuste fiscal permite recuperar la confianza para estimular la inversión. Ahora el eje está puesto en el empleo y el mercado interno”, explicó el subsecretario de coordinación económica, Alejandro Robba, frente a un auditorio colmado. Para consolidar y profundizar ese proceso, los participantes del II Congreso de Jóvenes Economistas Heterodoxos consideran que es necesario modificar las teorías dominantes de pensamiento y modificar la matriz neoclásica en las licenciaturas de Economía de las universidades públicas.

“Las teorías económicas dominantes no funcionan y nosotros no podemos permitir que este proceso (el modelo argentino) se revierta. La seguridad jurídica que reclama el establishment conduce a la violencia social porque genera un equilibrio con exclusión y desempleo”, consideró el subsecretario de Programación Económica, Antonio Mezmezian. Distintos miembros de La Gran Makro consultados por este diario enfatizaban ayer la necesidad de cambiar el eje de la matriz neoclásica que rige en las carreras de Economía a lo largo del país: “A diferencia del individualismo, la racionalidad y el equilibrio de la economía ortodoxa, la heterodoxia se abre a otras ciencias y contempla las instituciones, la historia y la estructura social”, explicó el economista Agustín D’Atellis. Por su parte, el coordinador de la agrupación, Santiago Fraschina, comentó a Página/12 que “un economista heterodoxo piensa que el motor de la economía es la demanda y defiende el rol del Estado. Por eso el Gobierno hace hincapié en las políticas para sostener la demanda con medidas como la Asignación Universal por Hijo e impulsa la inversión pública”.

Los expositores del Congreso rechazaron la explicación que reduce el crecimiento del país durante los últimos ocho años al incremento en el precio de los commodities. “No es el viento de cola, son las políticas activas del Estado que permiten que Argentina preserve un mercado interno robusto”, argumentó D’Atellis, en una de las mesas de debate, mientras los oyentes no paraban de cebar sus mates con los termos que alquilan por el día en el comedor de la Facultad.

“Hubo definiciones concretas de política en un escenario internacional favorable que permitieron fortalecer e impulsar un proceso de desarrollo autónomo”, señaló Roberto Feletti. Por su parte, el contador y colaborador del suplemento económico Cash Diego Rubinzal, recordó que “todos los países de América latina experimentaron el aumento en el precio de los commodities, incluso en algunos países fue más favorable, sin embargo Argentina creció el doble que la región. Se debe a una política interna que aprovechó esas políticas. Este es un modelo que permite que todos los sectores productivos obtengan márgenes de ganancia razonables”.

Los distintos expositores que participaron del evento destacaron el rol de las mejoras en las condiciones de trabajo, la recuperación del Estado, las herramientas destinadas a la redistribución del ingreso, el tipo de cambio competitivo, las retenciones y la política de desendeudamiento. El economista Darío Federman se refirió a la crisis europea y señaló que en los países de la unión monetaria analizan recurrir a la “estrategia de Argentina” para encontrar una salida. Federman señaló el default, el fin de la caja de conversión y la pesificación como los instrumentos de ese proceso. “Básicamente, nos están diciendo que la solución argentina son las políticas de Rodríguez Saá y Duhalde”, le preguntaron desde el público. “No, fueron las políticas heterodoxas que permitieron a la Argentina salir de la crisis, es un proceso basado en la rejerarquización del rol de la política económica”, respondió el expositor.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Cambiar la matriz del pensamiento económico
    Por Tomás Lukin
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.