ECONOMíA › BOUDOU RESPONDIO A LAS CRITICAS DEL FONDO POR LAS ESTADISTICAS DEL INDEC Y AL PEDIDO DE ENFRIAR LA ECONOMIA

El FMI se ocupa del violín de la orquesta

El ministro comparó al FMI con el capitán del Titanic al señalar que, en lugar de preocuparse en intervenir con eficacia para superar la crisis europea, se ocupa de las estadísticas argentinas. Reclamó la reforma del Fondo y criticó su burocracia.

 Por Fernando Krakowiak

Desde Washington

El ministro de Economía, Amado Boudou, le respondió ayer con dureza al Fondo Monetario Internacional, que durante la semana volvió a cuestionar las estadísticas oficiales. “Mirar en el mundo de hoy las estadísticas de Argentina se parece mucho a cuando el capitán del Titanic iba a ver cómo sonaba el violín de la orquesta”, afirmó al ser consultado por los periodistas que fueron a cubrir su presentación en el foro del Council of Americas, que se desarrolló en el Hotel Madison de esta ciudad. “También es importante plantear que, detrás de un argumento supuestamente técnico, después suelen venir prescripciones de política económica y eso para nosotros es inaceptable”, agregó luego en diálogo con Página/12.

El Fondo instaló el tema el martes pasado, cuando presentó su Panorama Económico Mundial. En el apartado correspondiente a América latina destacó que Argentina crecerá un 8 por ciento este año, siendo sólo superada por China a nivel mundial. Sin embargo, en una nota al pie desacreditó las estadísticas oficiales que tomó como insumo para esa cifra. “Hasta tanto mejore la calidad de los datos reportados, el personal del FMI utilizará también otros indicadores alternativos de crecimiento del PBI e inflación para el seguimiento macroeconómico, entre los cuales se incluyen estimaciones de analistas privados”, dice el informe. El jueves la titular del organismo, Christine Lagarde, también cuestionó las cifras oficiales, aunque con más diplomacia. “Hay un aspecto en el que no vamos a ceder y es en la calidad de nuestro trabajo. Puede que sea exigente, pero es fundamental que requiramos datos sólidos y consistentes”, dijo en conferencia de prensa.

Boudou había defendido el mismo martes el dato del crecimiento del Producto cuando fue consultado en Buenos Aires y ayer al mediodía, pocas horas después de haber aterrizado, volvió sobre el tema. “Empiezan hablando de la calidad de las estadísticas, pero luego critican un supuesto recalentamiento, que no compartimos, y terminan queriendo diseñar la política económica. En Argentina tenemos claro lo que estamos haciendo y no queremos volver a transitar ese camino. Hoy (por ayer) nos reunimos con inversores. Cerca del 75 por ciento eran empresas con intereses en la economía real y el otro 25 por ciento fondos de inversión. Expuse sobre la situación actual y las perspectivas futuras del país, remarcando que a la certidumbre económica se le suma la certidumbre política, que va a permitir continuar con el camino del crecimiento con inclusión. Les detallé las oportunidades de inversión que existen en la economía real y la importancia que tiene nuestro mercado interno, que reduce el riesgo de la inversión en el contexto actual de incertidumbre global”, afirmó a Página/12.

El ministro desarrolló el concepto de ruralidad industrial que mencionó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al presentar el Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial, dejando en claro que el objetivo oficial es tratar de las firmas que inviertan en el país tengan como objetivo generar valor agregado. También puso énfasis en la inversión concretada en el área energética durante los últimos años, para sostener los niveles de demanda y el crecimiento de la economía. Al momento de las preguntas, fue consultado por las inversiones gasíferas y mineras, en medio del boom del oro y otros metales, debido al fuerte crecimiento que tuvieron los commodities en los últimos años. Otro tema que formó parte de la charla fue el presupuesto que el Gobierno envió al Congreso. “Para darles mayor certeza a las políticas que estamos llevando adelante, presentamos el Presupuesto 2012, que prevé un crecimiento de 5 por ciento, un tipo de cambio competitivo y un superávit primario y financiero”, agregó.

Luego de su exposición, los periodistas que fueron a cubrir el evento lo consultaron por las declaraciones de Christine Lagarde sobre las estadísticas oficiales. En ese momento, le retrucó a la directora del FMI y además pidió que el organismo avance con la reforma de su sistema de cuotas y gobernanza, en línea con la posición que Brics fijaron el jueves. “Tenemos mucha expectativa en que Lagarde lleve adelante la reforma del FMI, tal cual ella lo señala, pero vemos que la burocracia del Fondo está mirando otra película, es una burocracia encerrada sobre sí misma.”

Por la tarde, el ministro se reunió también con la vicepresidenta del Banco Mundial para América latina, Pamela Cox, para analizar la evolución de los préstamos, y con Luis Alberto Moreno, titular del Banco Interamericano de Desarrollo. Luego participó de la reunión de ministros de Economía y gobernadores de bancos centrales del G-20. En ese foro, la posición argentina es que se impulsen políticas expansivas para fortalecer el crecimiento y reducir la desocupación. Es uno de los pilares de su política económica y una de las principales diferencias que mantiene con el FMI. El organismo multilateral rechaza esa salida en Europa y ayer también pidió que no se la aplique en América latina.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“Detrás de un argumento supuestamente técnico, después vienen prescripciones de política y eso es inaceptable”, afirmó Boudou.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.