ECONOMíA › EL GOBIERNO LANZA UN PLAN ESTRATéGICO PARA AUMENTAR LA CANTIDAD DE INGENIEROS

Apuesta a la fórmula del crecimiento

Las carreras de Ingeniería atraviesan una etapa de auge luego de haber sufrido la desindustrialización de los ’90. El Ministerio de Educación presenta un plan para atraer estudiantes y alcanzar un número de graduados acorde con las necesidades productivas.

 Por David Cufré

El Gobierno lanzará mañana un plan estratégico para profundizar el crecimiento de las carreras de ingeniería en todo el país. La recuperación industrial de los últimos años y el sesgo productivista de las políticas oficiales propiciaron un pequeño boom en esta área académica, que había quedado sumergida tras la larga etapa neoliberal. De 2003 a la fecha aumentaron la cantidad de alumnos ingresantes, el número de estudiantes avanzados, la proporción de egresados, la incorporación de docentes y de becarios, al tiempo que se multiplicó la oferta de universidades y carreras. Se pasó de un graduado cada ocho mil habitantes en 2003 a uno cada 6700 en 2009, mientras que una estimación preliminar con datos a 2011 ubica al indicador en un graduado cada 5700. Una de las metas del plan que presentará mañana el ministro de Educación, Alberto Sileoni, es llegar a un graduado cada 4000 habitantes en 2016, un número consistente con las pautas de crecimiento expresadas en los Planes Estratégicos Industrial y Agroindustrial 2020.

“Para asegurar un desarrollo sostenible del modelo productivo y del sistema científico, tecnológico y de innovación se necesita que se reciban al menos 10.000 ingenieros por año. De ese modo, el país estará entre los mejores niveles de América latina, con un ingeniero graduado cada 4000 habitantes por año”, precisa el documento que abordarán mañana y pasado los decanos de Ingeniería de todo el país. El encuentro es organizado por la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación y el Consejo Federal de Decanos de Ingeniería.

En esa oportunidad, el ministro Sileoni y el secretario de Políticas Universitarias, Alberto Dibbern, expondrán el Plan Estratégico 2012-2016 para las carreras de Ingeniería. Son pautas de trabajo para llegar a aquella meta de 10.000 egresados por año –contra 6016 de 2009, último dato oficial, y cerca de 7000 en 2011, según estimaciones de la cartera de Educación–, y para resolver los distintos problemas que hacen que el número actual de graduados sea todavía bajo. Con datos a 2009, en China se recibía un ingeniero cada 2000 habitantes, en Alemania y Francia, uno cada 2300, pero la distancia también era importante con países como México o Chile, con un egresado cada 4500 habitantes, o Brasil, con uno cada 6000, cuando aquí era uno cada 6700.

Las mejoras, sin embargo, son significativas si se compara la situación actual de las carreras de Ingeniería con la que existía en los ’90, cuando los graduados oscilaban entre 3000 y 3500 por año, la mitad que en esta etapa. También hay un crecimiento de la matrícula. De 124.455 alumnos en todas las carreras de Ingeniería de universidades públicas en 2003 a 138.576 en 2009, un 11 por ciento más, pero la cifra ha seguido aumentando en los últimos dos años y la diferencia se hace más abultada al contabilizar las universidades privadas, aunque no existe un número exacto. Justamente, la necesidad de contar con estadísticas precisas y actualizadas a nivel nacional es uno de los objetivos del plan estratégico 2012-2016.

“Hay un incremento de la matrícula porque los jóvenes ven que la ingeniería es una necesidad para el desarrollo y le otorga al que se recibe una posibilidad cierta de un empleo rápido y bien remunerado”, evaluó Dibbern ante Página/12. “Eso en los ’90 no pasaba. Ser ingeniero condenaba al profesional a una tarea distinta de la que había estudiado”, recordó. Las señales que llegaban desde el Estado eran radicalmente opuestas, entre un modelo que apuntaba a la valorización financiera y al desarrollo de actividades vinculadas con servicios personales, y otro con perfil industrial y productivo.

De hecho, las carreras tradicionales de Ingeniería relacionadas con el sector fabril fueron las que más crecieron en alumnos ingresantes entre 2003 y 2009: Ingeniería Industrial un 30 por ciento (de 3563 a 4629 nuevos alumnos), Ingeniería Mecánica un 37 por ciento (de 2203 a 3010) e Ingeniería Química un 21 por ciento (de 2368 a 2877). A su vez, la Ingeniería Civil, de directa vinculación con el sector de la construcción, elevó la cantidad de ingresantes en un 55 por ciento (de 2303 a 3559). Otras dos que pegaron un salto, en línea con las demandas del mercado, son, curiosamente, la Ingeniería Ambiental (de 52 a 150 alumnos nuevos, un 188 por ciento más) y la especializada en minas (de 80 a 159, 99 por ciento).

El nuevo plan estratégico es continuidad de otro que arrancó en 2003 y que permitió la unificación curricular y declaró de interés público a 21 terminales de la disciplina. Con ello, se elevó la calidad de la enseñanza y se alcanzaron acuerdos con distintos países para el reconocimiento automático de los títulos de ingenieros entregados en la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Estudiantes avanzados de Ingeniería suelen tener ofertas laborales con sueldos de 10 mil pesos.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.