ECONOMíA › LA CAIDA EN LAS EXPORTACIONES DE VEHICULOS IMPACTO EN LA PRODUCCION

Brasil les puso techo a las automotrices

En marzo bajaron un 25 por ciento los envíos de autos al exterior. Eso afectó la producción local, que registró un retroceso de 4 puntos. Las perspectivas para el año siguen siendo positivas, pero sin el ritmo de crecimiento de años anteriores.

La industria automotriz desaceleró su marcha. La producción local, la venta a concesionarios y la exportación evidenciaron el mes pasado desmejoras respecto del año anterior. La fabricación de automóviles cayó un 4 por ciento, las ventas, un 3,6 por ciento, y las exportaciones se desplomaron un 25,5 por ciento, según el último informe de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). El bajo desempeño responde en buena medida a la situación de la economía brasileña, que está creciendo a un menor ritmo y demandando menos automóviles, siendo éste el principal destino de la producción automotriz argentina (ver aparte). Lo mismo sucede con las unidades importadas provenientes de ese mercado, lo que se refleja en la mayor participación de las unidades locales en las ventas a concesionarios.

La actual estructura de negocios de esta industria, donde las terminales definen las líneas de montaje para cada uno de sus modelos en distintos mercados, genera una alta dependencia de los países al comercio exterior. Las plataformas que producen en el país tienen en su gran mayoría como principal destino el mercado externo –en el caso argentino, el brasileño– y no el local. La demanda doméstica se nutre sólo en un 40 por ciento de vehículos ensamblados localmente. Según el informe, en marzo las terminales enviaron a sus concesionarias oficiales 68.055 vehículos, de los cuales 29.600 se produjeron en el país.

Marzo fue un mes particular, en el que se acentuó la baja. Los datos del trimestre se muestran más sólidos. En ese período, la producción de automotores creció un 2,7 por ciento frente a igual lapso de 2011, tras alcanzar las 163.837 unidades. Respecto de febrero, avanzó 24,9 por ciento, dado que se produjeron 67.677 vehículos. Por su parte, las exportaciones (29.067 unidades) arrojaron una baja de 0,1 por ciento contra febrero, mientras que el acumulado del año (84.495) eleva el rojo a un 15,9 por ciento. En este punto, se destaca que Brasil compró un 22,6 por ciento menos de autos que en igual mes del año pasado, un mercado que representa nada menos que el 76,3 por ciento de los envíos argentinos.

De esta manera, la desaceleración del mercado brasileño impactó fuertemente en la industria local. Por su parte, el secretario general de Smata, Ricardo Pignanelli, advirtió sobre algunos problemas con las licencias no automáticas de los componentes de origen extranjero. “Estamos trabajando duro por el tema, lo que nos permite mantener la producción y en algunas fábricas se realizan horas extras”, indicó. Sobre las autopartes con problemas en el ingreso al país se encuentran las carrocerías, en su mayoría para el ensamblaje de colectivos, según dijo el sindicalista.

“Para consolidar la tendencia de expansión del sector, bajo las actuales circunstancias económicas globales, se impone privilegiar criterios de competitividad, de modo que todos los costos estén alineados tras el objetivo de sostener y mejorar la posición ganada por la Argentina, que se ubica en el puesto 19; como productor mundial de automotores”, destacó el presidente de Adefa, Viktor Klima.

El mercado doméstico se mantuvo robusto, a pesar de la disminución del mes pasado. En marzo las ventas a concesionarios se ubicaron en 68.055 unidades, un 6,6 por encima del mes anterior. En el trimestre se enviaron 194.855 vehículos, un 5,3 por ciento más que igual lapso del año pasado. Para Klima, estas cifras “deben considerarse como un síntoma positivo, aun cuando las tasas de crecimiento en producción y ventas sean más moderadas en relación con las de años anteriores, períodos que mostraron excepcionales rangos de crecimiento con sucesivos records históricos”. “De mantenerse la tendencia, la industria seguirá siendo factor fundamental de desarrollo económico”, agregó. El año pasado el sector explicó 50 por ciento de todo el crecimiento fabril.

Compartir: 

Twitter
 

Los despachos de las terminales a las concesionarias bajaron 3,6 por ciento en marzo.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.