ECONOMIA › DEBATE EN DIPUTADOS SOBRE LA LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL

Derecho de acceder a la cultura vía Internet

 Por Sebastián Premici

En la Cámara de Diputados se realizó un debate sobre los cambios que se estudian en la ley de propiedad intelectual, con la intención de potenciar la libre circulación de la cultura, sin fines de lucro. En 1994, la Organización Mundial del Comercio (OMC) incorporó en sus estatutos todo lo vinculado con los derechos de propiedad intelectual, como la producción, creación y distribución de bienes culturales. Fue una manera de extender el sistema de patentes dominado por los países productores de tecnología en detrimento de los países en desarrollo. Este esquema benefició a los intermediarios de la cultura, como las discográficas, los editores o grandes estudios de cine. Pero la irrupción de Internet puso en crisis este modelo, donde no se ve afectada la creación, sino la intermediación.

La jornada-debate en Diputados se realizó el lunes pasado en base a un proyecto de ley de Julio Raffo y presentado por Pino Solanas (ambos de Proyecto Sur) y contó con la participación de Martín Becerra, investigador de la Universidad Nacional de Quilmes; Beatriz Busaniche, representante de la Fundación VíaLibre, y Valentina Delich, directora académica de la Maestría en Propiedad Intelectual en Flacso-Argentina, con la moderación de Irina Sternik, periodista especializada en tecnología y cultura.

“Ante la mayor posibilidad de accesos a la cultura, a partir de una multiplicación de formatos, se incrementan las regulaciones restrictivas de la circulación de los bienes culturales. Pero la industria de la música no ha parado de ganar, incluso se ve potenciada por Internet. En realidad, la disputa es por quién captura los márgenes excedentes de la industria”, afirmó Becerra.

Según el último informe del Observatorio de Industrias Creativas de la Ciudad de Buenos Aires, entre 2003 y 2007, la industria tuvo una fuerte expansión. En 2008 el sector sufrió su primera caída en cinco años. Este hecho, más que por la irrupción de las nuevas tecnologías (muchos le atribuyen las pérdidas a la piratería), obedeció a los vaivenes de la economía. Luego de la crisis económica internacional, que estalló en 2009, comenzó a darse un desplazamiento desde la música en formato material hacia el ámbito digital.

“Los canales digitales representaron el 29 por ciento de los ingresos de la industria musical a nivel mundial, porcentaje superior al de 2009, que fue del 25 por ciento. Se estima que los ingresos por la venta de música en formato digital aumentaron un 6 por ciento en todo el mundo, alcanzando un total de 4600 millones de dólares, lo que representa un incremento del 9,5 por ciento en relación con los 4200 millones de 2009”, indicó el informe del Observatorio.

Según la iniciativa de Proyecto Sur, el acceso a las obras comprendidas por la ley 11.723 (la actual normativa de Propiedad Intelectual), o su uso mediante Internet, realizado en forma individual o en la intimidad (del hogar, la universidad o una biblioteca) con la finalidad de “instruirse, educarse, informarse, entretenerse, o emocionarse”, con la exclusión de su uso comercial, “debería constituir un ejercicio del derecho de acceder a la cultura, que en ningún caso podría configurar un acto ilícito”.

“Internet no pone en crisis la creación, como vaticinan desde las grandes discográficas, sino la intermediación”, indicó Raffo. De ahí el fuerte lobby de las discográficas y otras corporaciones para seguir manejando el mercado. “La actual estructura tecnológica está pensada para la distribución libre. La naturaleza de Internet es la copia”, concluyó Busaniche.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.