ECONOMíA › LOS GREMIOS DICEN QUE ES CONSECUENCIA DEL ATAQUE DEL MACRISMO A LA ESCUELA PúBLICA

Causas del déficit de maestros

Mientras el ministro Bullrich le reclamó a la presidenta Cristina Fernández que suba el mínimo no imponible, para que los docentes no tengan que pagar ganancias, UTE y Ademys dicen que es consecuencia de la subejecución presupuestaria.

Para el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, una forma de estimular la vocación docente, ante el déficit de maestros en la Ciudad, es subir el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, que afectaría a sus ingresos. Por eso, ayer le pidió a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la suba de esa suma mínima. Por el contrario, el titular de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera), Eduardo López, atribuyó la situación al “ataque simbólico que el gobierno de Mauricio Macri les hace a la escuela pública y a los maestros, a la baja del presupuesto educativo y a la subejecución”.

“En 2007, Macri dijo que éramos ñoquis; en 2009 dijo que éramos vagos; en 2011 dijeron que en las Juntas de Clasificación había amiguismo y clientelismo, y este año empezaron cerrando 221 grados; así no se estimula la carrera docente”, estimó López.

El dirigente afirmó que el gremio viene advirtiendo de esta situación desde hace tiempo. “Hace diez años, el presupuesto educativo de la Ciudad representaba el 29 por ciento del total de la Ciudad, y este año es del 26 por ciento, y encima lo subejecutan”, afirmó en declaraciones a Página/12.

En el Ministerio de Educación porteño admiten que hay un déficit de entre 2000 y 2500 maestros y profesores en la Ciudad, entre el 3 y el 5 por ciento del total de la planta, que es de 55.000.

Bullrich sostuvo ayer que uno de los problemas radica en que los docentes deben pagar el Impuesto a las Ganancias. Afirmó además que los educadores con hijos alcanzados por el tributo no pueden cobrar el salario familiar. Por otra parte, pidió a las familias que “acompañen el proceso educativo” de los niños y eviten “confrontar” con los docentes, porque “los casos de agresión de padres contra maestros no ayudan” a que se piense en estudiar magisterio.

“Hoy, todos los docentes de la Ciudad pagan Ganancias”, se quejó Bullrich al referirse al maestro de jornada completa, y aludió así a una de las causas que, estima, contribuye a mantener el déficit de educadores en la Ciudad.

Por su parte, Eduardo López sostuvo que si los impuestos fueran la causa de la falta de maestros ello “ocurriría en todas las jurisdicciones y en realidad en la provincia de Buenos Aires hay listas de espera para ingresar a la docencia”. “Alquilar y comer en Capital Federal es más costoso que en la provincia y muchos maestros prefieren dar clase cerca de sus casas”, agregó.

Los profesores de Media y Superior nucleados en ADEMyS consideraron que el sindicato “desde hace mucho tiempo viene denunciando la responsabilidad del gobierno de (Mauricio) Macri en el vaciamiento de la escuela pública que se expresa, entre otras cuestiones, en la precarización del trabajo docente, el maltrato cotidiano del Estado y la falta de incentivo a la vocación”.

Bullrich recordó que tras el acuerdo salarial en las negociaciones paritarias del sector docente pidió que “la Presidenta considerara esto porque, justamente, por esta política salarial que tuvo Mauricio Macri triplicó el sueldo y hoy todos los docentes están por encima del mínimo no imponible”. Afirmó que a raíz del último acuerdo paritario los maestros de Capital Federal “cobrarán desde el 1º de julio 6050 pesos” de salario inicial por “una jornada completa”. Aseguró que sólo “algunos docentes cobran salario familiar” y dijo que otros “toman pocas horas cátedra y tienen jornada simple”.

Sin embargo, admitió que el problema del déficit de docentes va mucho más allá del tema económico. “Es mucho más complejo ser maestro hoy que hace años porque la falta de reconocimiento social hace que, por ejemplo, los padres hoy, muchas veces, terminen en contra del trabajo del maestro y no a favor”, enfatizó.

López, por su parte, al lanzar una campaña en defensa de la escuela pública advirtió que el 48 por ciento de los alumnos porteños concurre a la escuela privada, pero negó que la causa de ese traslado desde la escuela estatal sea consecuencia de los paros docentes. “La provincia que hacen más paros docentes es Santa Cruz, con el gremio Adosac, con huelgas de entre 20 y 30 días, y también las del Noroeste y Noreste argentinos. Entonces podríamos afirmar que la matrícula de los colegios privados tendría que alcanzar el 90 por ciento, y en cambio es básicamente estatal”, aseguró.

López anunció que, como parte de la campaña, el 19 de junio “se embanderarán las escuelas en memoria de Manuel Belgrano, que además de un luchador por la Independencia,fue el primer defensor de la escuela pública, a diferencia de Macri”.

Compartir: 

Twitter
 

El Ministerio de Educación admite que faltan entre 2000 y 2500 maestros y profesores en escuelas porteñas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.