ECONOMíA › APORTO MAS ENERGIA PARA COMPENSAR EL DEFICIT

Aporte de Yacyretá

La central incorporó unos 200 megavatios adicionales al sistema durante los cortes de luz del miércoles. El Gobierno planea ampliar la obra en el segundo brazo del Paraná.

 Por Javier Lewkowicz

La central hidroeléctrica binacional de Yacyretá incorporó unos 200 megavatios adicionales al sistema durante los masivos cortes de luz del miércoles. “Estuvimos agregando en toda esta crisis un plus energético, que aportó con el 20 a 25 por ciento de la solución”, manifestó el director ejecutivo de Yacyretá por la Argentina, Oscar Thomas. Consultado por este diario acerca de la situación del sistema eléctrico de cara al verano, el funcionario interpretó que “el problema de ayer no aconteció por un déficit de oferta energética generada. Hay potencia instalada para generar energía. Es un problema de distribución”. Además describió cómo se volvió a poner en marcha la central en 2003 y la ampliación prevista.

Yacyretá es una empresa pública binacional entre la Argentina y Paraguay que genera 20 mil gigavatios hora-año, el 16 por ciento del consumo eléctrico nacional. El 87 por ciento de la energía se vuelca a la Argentina. El proyecto comenzó hace 38 años, aunque recién en febrero de este año fue culminado, al llegar a la cota 83. De esa forma se logró disponer del embalse con las 20 turbinas a plena carga. Analistas advierten que en la central hay inconvenientes para que las turbinas, a pesar de trabajar con la cota 83, alcancen la máxima potencia.

En la agenda del gobierno está previsto realizar una ampliación del complejo Yacyretá en el segundo brazo del río Paraná, donde existe un importante caudal de agua sin aprovechamiento. Está abierta una licitación y preselección de empresas en dos grandes contratos, obras civiles y obras electromecánicas y mecánicas, para la central hidroeléctrica de Aña Cuá, con una potencia prevista de 270 megavatios y un costo total estimado de 600 millones de dólares. Por el lado argentino participa de la licitación la firma Impsa, de Pescarmona. El proyecto de Aña Cuá data de 1998, con varios avances frustrados en los últimos años.

“Abriremos otra licitación para incorporar también tres turbinas en la central principal, 480 megavatios de potencia que se sumarían a los tres mil existentes”, anticipó Thomas, quien estuvo en el salón que Yacyretá tiene en Tecnópolis, donde hay una representación a escala de una sección de la represa. “Tenemos los recursos para hacer Aña Cuá y las tres turbinas. Facturamos 900 millones de dólares por año. En mi gestión he facturado cinco mil millones dólares y gastado tres mil, así que me quedan dos mil”, detalló. El costo para las tres turbinas es de 1100 millones de dólares.

La parálisis que sufrió la central durante muchos años formó parte de una política de abandono hacia la empresa binacional. Incluso se pretendió privatizarla en 1994, cuando los presidentes de Argentina y Paraguay, Carlos Menem y Juan Carlos Wasmosy, respectivamente, avanzaron en esa iniciativa bajo el argumento de la corrupción y la ineficiencia, bandera a través de la cual se justificó la venta de buena parte de los activos del Estado nacional para en realidad satisfacer vencimientos de capital de la deuda externa y generar fabulosos negocios para las empresas multinacionales, bajo los lineamientos del Consenso de Washington. La propuesta finalmente no fue aprobada por los parlamentos de los países.

En 2003, Yacyretá generaba sólo 12 mil gigavatios hora-año, y en términos de potencia, 1350 megavatios. Actualmente esos valores están en 20 mil gigavatios y tres mil megavatios. “La diferencia equivale al consumo de seis provincias de la región”, indicó Thomas, quien asumió en 2003 designado por el ex presidente Néstor Kirchner. “También había que remontar un pasivo social y ambiental difícil de dimensionar. Negociamos con más de cien organizaciones no gubernamentales que representaban a 22 mil familias, diez intendencias y cuatro gobernaciones. Realizamos inversiones de más de tres mil millones de dólares entre expropiaciones, diez complejos habitacionales en ambas márgenes del río, con 1600 viviendas cada uno, tratamientos costeros en varias ciudades y canales para no inundar 30 mil hectáreas arroceras en Paraguay”, señaló. Por esa razón, el precio del suelo urbano creció en Misiones entre 10 y 50 veces.

También está en carpeta la construcción de la central hidroeléctrica de Corpus Christi, cerca de Yacyretá, que permitiría duplicar la energía que actualmente se genera, con un costo total de 10 mil millones de dólares. Sin embargo, ese proyecto fue rechazado en Misiones en un plebiscito vinculante realizado en 1996.

Compartir: 

Twitter
 

Yacyretá genera 20 mil gigavatios hora-año, el 16 por ciento del consumo eléctrico nacional.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.