ECONOMíA › MENSAJE DE LA PRESIDENTA A SINDICALISTAS Y EMPRESARIOS RECLAMANDO “RACIONALIDAD” EN LAS PARITARIAS

“Pido no enfrascarse en una puja de ingresos”

Cristina Fernández volvió a señalar la necesidad de mantener moderación en las negociaciones salariales. Reclamó un compromiso de racionalidad y puso de manifiesto su preocupación por la última pulseada bancaria.

“Pido a los trabajadores y a los empresarios que la negociación salarial sea racional”, reclamó ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Durante el anuncio del aumento del mínimo no imponible y demás deducciones del Impuesto a las Ganancias y la mejora de las jubilaciones, CFK volvió a solicitar una moderación de la puja distributiva. La mandataria se refirió directamente a la situación de la paritaria bancaria, donde sindicato, banqueros y Ministerio de Trabajo están buscando una alternativa para adecuar los términos del acuerdo salarial sectorial para que tenga un alcance anual, en lugar del anticipo por el primer trimestre presentado durante la segunda semana de enero. Las partes se vuelven a juntar hoy para avanzar con las negociaciones. “Este gobierno instaló la negociación de paritarias. Pido un compromiso de los empresarios en mejorar la competitividad y no enfrascarse en la distribución del ingreso. También se lo digo a los dirigentes sindicales”, apuntó la Presidenta.

El inicio de las negociaciones salariales en 2013 no fue sencillo. Las nuevas alianzas sindicales tras el quiebre del vínculo con el titular de CGT, Hugo Moyano, y la coyuntura económica –precios y nivel de actividad– dificultan la voluntad del Gobierno de marcar una pauta indicativa que sirva de guía y moderar la magnitud de los aumentos salariales. En ese escenario, el sector bancario firmó una mejora salarial a cuenta de futuros aumentos entre enero y marzo, una dinámica de negociación que existe hace varios años. Acordaron 1444 pesos durante los primeros tres meses más una suma no remunerativa por única vez de 770 pesos. Se trata de un aumento a cuenta del 20 por ciento para el salario básico del sector, más un pago por única vez. Pero cuando se difundieron los términos del arreglo, el gremio afirmó que entre el aumento mensual y la suma por única vez, la base para volver a discutir la escala salarial en marzo sería de 1700 pesos, o 23,5 por ciento sobre el mínimo.

Esas declaraciones generaron malestar en el Gobierno, que había estado a cargo de las negociaciones a través del presidente del Banco Nación y titular de Abappra, Juan Carlos Fábrega, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Desde entonces se están renegociando los términos del acuerdo para darle un marco anual. Además, el Gobierno anunció que no aceptaría ningún acuerdo salarial por un plazo inferior al año, como comenzaron a avivar desde algunos sectores sindicales. En ese escenario, se sumaron las declaraciones del titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, comparando la actual puja salarial con los momentos previos al Rodrigazo de 1975, el violento ajuste de tarifas de junio de ese año, que abrió paso a la crisis económica que facilitó el golpe militar del ’76.

Ayer, CFK se refirió directamente a la paritaria bancaria. Durante su intervención no sólo reclamó responsabilidad al sindicato conducido por Sergio Palazzo, sino que también apuntó hacia los sectores empresarios. “La rentabilidad bancaria se conforma por tasas de interés altas porque no tienen líneas blandas de créditos. No es competitiva la rentabilidad financiera”, explicó CFK. La mandataria reclamó al sector empresario en general que “no se apropie de una renta que no les corresponde”. Al mismo tiempo, habló a los dirigentes gremiales y señaló que una negociación salarial “impacta en otros trabajadores, porque el empresario traslada el aumento salarial en los costos”.

Para fundamentar su reclamo salarial, La Bancaria apunta hacia la elevada rentabilidad de los bancos durante el año pasado. “Si el 82 por ciento de los trabajadores queda afuera del Impuesto a las Ganancias, no es lógico que las paritarias se guíen por el 17 por ciento restante”, advirtió la Presidenta en referencia al impacto que pueden tener sobre otros sectores los aumentos salariales de los bancarios. Por último, consideró que si los salarios se midieran por la rentabilidad de cada actividad, los trabajadores mejor remunerados deberían ser “los peones rurales”.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Palazzo, titular del gremio bancario. Fue uno de los destinatarios directos del mensaje de la Presidenta reclamando “moderación”.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.