ECONOMíA › EL TITULAR DE LA OIT, GUY RYDER, ESTá DE VISITA EN LA ARGENTINA

Entre la Rosada y los gremios

Acompañada por el ministro de Trabajo, Carlos tomada, la Presidenta recibió a Ryder en la Rosada. Argentina apoyó la candidatura del gremialista inglés al frente de la OIT. Coincidencias en la defensa del empleo.

 Por Laura Vales

El director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, llegó a Buenos Aires en una visita de dos días y ayer fue recibido por la presidenta Cristina Kirchner en la Casa Rosada. El dirigente es el primer representante de los trabajadores en llegar a la jefatura de la OIT; en la reunión, agradeció el respaldo que la Argentina le dio a su candidatura. Ryder tiene buena sintonía política con los gobiernos progresistas de la región, por lo que el encuentro sirvió para hablar sobre temas de interés común, como el de las medidas destinadas al sostenimiento del empleo.

La OIT presentó la semana pasado su último informe sobre “Tendencias mundiales del empleo”, en el que alertó sobre la posibilidad de que la desocupación siga subiendo a nivel mundial en los próximos años. En este sentido, ayer Ryder se mostró especialmente interesado en las discusiones que puedan darse en la próxima reunión del G-20, y en los argumentos que puedan exponerse en el foro en defensa de programas dirigidos al sostenimiento del empleo.

Ryder fue a la Casa Rosada acompañado por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Llegó temprano, mientras la Presidenta hacía el anuncio de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, y presenció todo el acto, en el que hubo otros anuncios de contenido social. Fuentes del Gobierno señalaron que más tarde, en la audiencia con la mandataria, elogió el modelo de crecimiento económico con inclusión, diferenciándolo de lo que está pasando en Europa. “Como escuchó los anuncios, elogió las medidas relacionadas con los créditos a las pymes y el impulso a la obra pública”, dijo el consultado.

El otro tema del encuentro, centrado en lo que el gobierno argentino pueda hacer en la próxima reunión del G-20, apuntó a la posibilidad de continuar haciendo un trabajo en común, ya que la Presidenta –así como su par brasileña Dilma Rousseff, y antes Lula da Silva– ha sido en el G-20 la más cercana a algunas de las posturas de la Confederación Sindical Internacional en cuanto a políticas de empleo. Desde el Gobierno aseguran que existe el compromiso de profundizar esta línea de trabajo común.

Este es el primer viaje de Ryder a América latina como titular de la OIT, aunque no su primer encuentro con la Presidenta, a quien conoce por su historia como dirigente gremial. De hecho, la elección de la Argentina como destino de una de sus primeras giras es considerada en sí misma como un gesto político.

Ryder, que es inglés, no tuvo el apoyo de su gobierno en la elección que lo convirtió en el primer secretario general de la OIT salido del mundo gremial. En cambio sí fue respaldado por un grupo de países latinoamericanos liderados por los gobiernos progresistas de la región. El respaldo fue, para el dirigente, muy significativo, porque en la integración de la OIT el voto mayoritario es el de los gobiernos, mientras que trabajadores y empresarios tienen una representación menor.

El dirigente viajó al país acompañado por la directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco. La intención de la delegación es entrevistarse hoy, antes de seguir rumbo a Perú, el próximo punto de la gira, con los dirigentes de las centrales obreras que tienen representación en el organismo internacional.

Ryder abrirá esta rueda de encuentros a las 9 de la mañana con la CTA que encabeza Hugo Yasky. “Fundamentalmente vamos a plantear la necesidad de fortalecer la presencia de los trabajadores en las estrategias que se discutan en cada país para aplicar el compromiso con el pacto mundial por el empleo”, señaló el dirigente.

Otro de sus interlocutores será Gerardo Martínez, el histórico representante de la CGT ante la OIT. A las 10.30, Ryder recibirá a Pablo Micheli, de la CTA opositora, y a las 11.00 a Hugo Moyano. Los dos gremialistas anticiparon que llevarán a los encuentros una serie de denuncias contra el gobierno nacional. En un comunicado de prensa, Micheli dijo que planteará una queja por la “falta de libertad y democracia sindical en la Argentina”. A su vez, el moyanismo señalará a la Casa Rosada por lo que considera una “intromisión” en las elecciones internas que el año pasado partieron a la central obrera.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner junto a Guy Ryder y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.