ECONOMíA › BUEN NIVEL DE PRODUCCIóN, CAíDA DE EXPORTACIONES

Automotrices, pendientes de Brasil

La industria automotriz cerró el primer bimestre del año con un panorama similar al de 2012. La producción y las ventas se sostuvieron en niveles elevados, mientras que las exportaciones no lograron hacer pie. Este último dato no es menor, dado que las ventas al exterior equivalen a la mitad de la demanda total que tienen las automotrices. La clave en este caso es la evolución del mercado brasileño, adonde se prevé que en 2013 las compras de vehículos crecerán 2,6 por ciento. La otra vía para mejorar la participación industrial en la cadena automotriz es conseguir mayor integración local de piezas y componentes. La ministra de Industria, Débora Giorgi, se reunió ayer con las terminales y con autopartistas para trabajar en esa dirección.

La Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) difundió los datos de febrero. Mostraron una caída de la producción del 2,3 por ciento contra igual mes de 2012 y un alza del 20,1 frente a enero pasado. Los despachos a concesionarios aumentaron 6 por ciento interanual y 16,6 frente al mes previo. Y las exportaciones retrocedieron 15,3 por ciento interanual y avanzaron 1,9 contra enero. Sin embargo, por la estacionalidad de las vacaciones, el análisis de los resultados corresponde hacerlo con los datos agregados del bimestre, dado que las automotrices toman vacaciones en distintos momentos durante el verano. De todos modos, la baja de la producción repercutirá en el índice de actividad industrial general, que ya en enero terminó sin variación.

Los resultados del bimestre fueron los siguientes en la comparación interanual: la producción creció 0,8 por ciento, las exportaciones bajaron 11,9 y los despachos a concesionarios disminuyeron 0,8. Como se indicó al comienzo, los niveles de producción y ventas al mercado interno están cerca de sus máximos históricos. La diferencia para alcanzar o no nuevos records de fabricación la harán las exportaciones. Las automotrices brasileñas estiman que en 2013 habrá un crecimiento de su mercado interno del 2,6 por ciento, para llegar a 3,7 millones de unidades. De todos modos, después habrá que ver cómo se abastece esa demanda. La Argentina necesita que el mayor crecimiento se dé en vehículos de gama media y alta, que son los de producción local. En el primer bimestre, sin embargo, las ventas en el país vecino crecieron 6,3 por ciento, pero las exportaciones desde la Argentina bajaron 11,9.

En valores absolutos, la producción de vehículos alcanzó a 52.911 unidades en febrero y a 96.972 en el bimestre. Las exportaciones totalizaron 24.646 y 48.841, respectivamente. Y los despachos a concesionarios se ubicaron en 67.696 y 125.766.

Frente a la expansión más acotada que registra la producción de las terminales, la estrategia del Gobierno pasa por elevar la participación de las autopartistas locales. Con un mayor nivel de integración de partes nacionales en los vehículos, el sector puede seguir incrementando con fuerza el número de empleos. No es una tarea fácil. La ministra Débora Giorgi viene manteniendo reuniones con terminales y autopartistas en pos de ese objetivo. Ayer estuvieron los potenciales proveedores de ejes y cardanes, todos en una misma mesa con la funcionaria y las automotrices.

Durante el encuentro, empresarios y representantes del ministerio relevaron distintas piezas que podrían nacionalizarse en el corto y mediano plazo, algunas de las cuales deben ser homologadas por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Giorgi ofreció herramientas de financiamiento para desarrollar nuevos proveedores o ampliar la capacidad de producción de los ya existentes.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.