ECONOMíA › LA UIA SIGUE DE CERCA SU EVOLUCIóN ECONóMICA

El temor al fantasma brasileño

Las perspectivas de la economía brasileña para este 2013 fue el tema central de la reunión del Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina que ayer encabezó su presidente, Ignacio de Mendiguren. De acuerdo con las estimaciones, el crecimiento del país vecino seguirá siendo moderado, en tanto el Gobierno no ha abandonado por completo las políticas antiinflacionarias que le imponen un ancla a la economía. Los industriales argentinos no ocultan su preocupación por el eventual impacto sobre los sectores manufactureros de bienes transables.

Uno de los rubros en los que se comprueba un mayor grado de preocupación es el automotor. Los autopartistas que trabajan para proveer a las terminales radicadas en Argentina tienen la vista puesta en la evolución del mercado brasileño y en la política de las grandes marcas, con plantas instaladas de ambos lados de la frontera. Como las políticas de producción se resuelven en función de estrategias globales, si el mercado brasileño se retrae, en Argentina se registra el impacto. El último informe de la cámara empresaria que nuclea a las automotrices brasileñas, Anfavea, señala que en febrero la demanda de vehículos sufrió una reducción del 20 por ciento, según un comentario que ayer se formuló en el encuentro de la UIA.

Pese a que el año 2012 terminó con un moderado repunte de la actividad industrial en Brasil y las cifras oficiales de enero marcan la ratificación de dicha tendencia, los dirigentes industriales argentinos volvieron a manifestar ayer su preocupación. No sólo el sector automotor, sino también diversos sectores de la industria liviana, como calzados y textiles, son muy sensibles al devenir del mercado interno del socio mayor del Mercosur. Tanto los cálculos privados como las estimaciones oficiales indican una proyección de crecimiento para Brasil del tres por ciento para este año. No obstante, ayer hubo integrantes del Comité Ejecutivo que no descartaron que el gobierno de Dilma Rousseff deba volver a políticas restrictivas para frenar una eventual trepada de la inflación.

Compartir: 

Twitter
 

José Ignacio de Mendiguren.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.