ECONOMíA › LA NUEVA CONDUCCIóN ECONóMICA ESTUDIA CADENAS DE VALOR PARA PACTAR CON LAS EMPRESAS

Acuerdos de precios al estilo Kicillof

Desde el próximo martes, cuando Augusto Costa asuma en Comercio Interior en lugar de Guillermo Moreno, empezarán las reuniones con el sector privado. También se analizan cambios en la administración de las importaciones.

 Por Javier Lewkowicz

La Secretaría de Comercio Interior a cargo de Augusto Costa tendrá desde el próximo martes la gestión de dos temas centrales de agenda económica: el control de precios, para manejar el acuerdo que anticipó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y la gestión de las importaciones. El equipo de economistas que encabeza el ministro Axel Kicillof todavía no movió sus fichas en estos temas, aunque ya hay pactadas reuniones para la semana que viene entre los funcionarios entrantes y las empresas alimentarias. En relación con el comercio exterior, la idea es administrar las importaciones con un criterio más industrial que de caja, una vez que las alternativas que el Gobierno baraja para conseguir financiamiento externo empiecen a rodar. También pidieron a la Cgera, que agrupa a empresas pymes, que presente entre hoy y mañana propuestas de inversión productiva.

“Sobre el acuerdo de precios hay que decir que es una cuestión compleja. Lo que estamos haciendo es estudiar toda la cadena de valor y sus componentes para generar las condiciones que nos permitan cumplir con una estrategia para tener precios competitivos y que cada eslabón de la cadena nos permita generar empleos y expandir la actividad económica. Ninguno de los eslabones de la cadena de valor se debe apropiar del excedente de los otros, ni del excedente del salario de los trabajadores”, señaló ayer Capitanich en su ronda de prensa que ofrece todas las mañanas. El secretario de la Uocra, Gerardo Martínez, dijo luego que “la experiencia que tenemos es que cuando se quiso dar esta forma en Argentina, fracasó”.

El encuentro del viernes pasado con empresarios y sindicalistas sirvió al Gobierno para plantear el tema de la inflación. Allí Capitanich y Kicillof aseguraron que el control de precios va a continuar, sobre el que se agregaría un acuerdo para bajar las expectativas de aumentos de precios. Todavía no hubo contacto con las grandes empresas formadoras de precios que este diario consultó ni tampoco con las cadenas de supermercados. La semana que viene, cuando Costa asuma su cargo en Comercio Interior, empezarán esas reuniones.

En comercio exterior la intención es enfocar la administración de las importaciones bajo un criterio más industrial que “de caja”. Esto implica que las restricciones buscarán generar espacio para que se desarrolle la industria nacional y que quedarían en un segundo plano el pedido de compensar esas operaciones con exportaciones de cualquier tipo. Esa estrategia podrá concretarse si el Gobierno logra destrabar las alternativas de financiamiento para aliviar el escenario externo.

El instrumento de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) tarde o temprano dejaría de funcionar como barrera a las compras externas, porque genera mucha resistencia en la Organización Mundial de Comercio. En estos días, el por ahora secretario, Guillermo Moreno, demora la aprobación de importaciones pendientes. La industria brasileña está expectante: ayer en San Pablo las empresas metalmecánicas nucleadas en la Abimac analizaron el cambio de gabinete y también las gestiones por el acuerdo Unión Europea-Mercosur, que la Argentina viene frenando.

En la agenda exportadora Capitanich ya talla, porque pidió a la Cancillería una lista de los 20 países donde Argentina tiene más dificultades para ingresar con sus productos. La encabezan, según fuentes de la Casa Rosada, China, Corea, España, Holanda y Alemania.

El jefe de Gabinete también se comunicó con los directivos de la Confederación General Empresaria de la Argentina (Cgera) para pedirle que presente proyectos de inversión. En estos días se acercarán a Augusto Costa “para entregarle 6 o 7 proyectos sectoriales, no a nivel empresa, para sustituir importaciones, generar exportaciones y mejorar el empleo”, explicó a este diario Marcelo Fernández, titular de la entidad empresaria. Pretenden conseguir financiamiento accesible en la cadena textil, indumentaria, productos del cuero, anteojos ópticos y tintas gráficas.

Compartir: 

Twitter
 

“Ningún eslabón de la cadena de valor se debe apropiar del excedente de los otros”, planteó Capitanich.
Imagen: Pablo Añeli
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.