PSICOLOGíA › CAMILA Y SU NEGACIóN OPERATIVA

“En pocos días voy a salir”

 Por Sergio Zabalza *

Camila Speziale –la joven argentina que acaba de lograr la libertad condicional en Rusia, tras ser arrestada por abordar una estación petrolera marítima en una acción de protesta por daños ambientales en el Artico– dijo en una entrevista periodística que creía tener “un mecanismo de defensa fuerte”, ya que, aun cuando le habían dicho que se iba a quedar por lo menos dos meses encarcelada, “yo pensaba que iba a salir en unos pocos días”. Eso le permitió atravesar dos meses de dura rutina carcelaria en un país extraño, lejos de sus afectos e inmersa en un idioma extraño. A pesar de la amenaza de quedar condenada por años (que aún sigue vigente), Camila estaba convencida de que iba a salir en pocos días. El mecanismo de defensa al que se refiere la joven activista de Greenpeace es el más básico del aparato psíquico: la negación.

En su texto “La negación”, Freud explica que, en los albores de la constitución subjetiva, la psique expulsa lo malo y se apropia de lo bueno. Suena sencillo, pero la tesis hace estremecer los pilares del sentido común: señala que eso que llamamos “realidad” es una mera e inestable convención siempre pasible de ser puesta a prueba. Nada certifica que lo bueno para ti sea también lo bueno para mí: luego, los debates, la filosofía, la política, los discursos y todo el mundo de palabras con que las personas intentamos, con mejor o peor suerte, hacer pie en una escena compartida.

La negación puede ser a veces operativa, en otras conduce al desastre. Es que para resolver problemas de manera expeditiva y oportuna se requiere pensar sólo lo necesario, o no pensar. “A cada día le basta su afán”, decía Jesucristo. Lo cierto es que la subjetividad de la época se distingue por estar saturada de información, cuando en realidad padecemos por no saber lo que queremos. Esa joven de 21 años se jugó por una idea, cree saber lo que quiere y, como siempre, el tiempo dirá. Pero ¿cómo distinguir entre el uso operativo o delirante de la negación? Toda respuesta se rinde ante la singularidad de cada caso. ¿Qué habrán querido saber o no saber aquellos mineros chilenos mientras estaban sepultados a 700 metros bajo la superficie? ¿Qué se niegan a saber las potencias que se resisten a cuidar el planeta?

* Psicoanalista. Hospital Alvarez.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.