ECONOMIA › SUBAS DE HASTA 20 POR CIENTO EN 0 KILOMETRO

Autos más caros, con ventas en baja

Tras la corrección cambiaria de enero, las concesionarias automotrices comenzaron a incrementar los precios de venta de los vehículos en torno del 18 por ciento. Por caso, el modelo Gol de Volkswagen, la unidad con mayor número de patentamientos del mercado interno en 2013, costaba 97 mil pesos hasta la semana pasada y a partir de ayer se necesitan 115 mil. Empresarios del rubro indicaron que hasta el momento no hubo reuniones con el Gobierno para acordar un nuevo esquema de precios sectorial. A su vez, arriesgaron que puede haber una caída de la facturación del 30 por ciento durante 2014 y tensiones para sostener las plantillas de personal.

Las concesionarias justifican el aumento de los rodados a partir de los nuevos precios que se manejan en las terminales automotrices y en las unidades importadas. Productores locales ya remarcaron el valor de los vehículos entre un 15 y un 20 por ciento. El retoque de Peugeot y Fiat se encontraría en este rango, mientras que Ford ya hizo un ajuste de nueve por ciento y subirá otro nueve por ciento en pocos días. El fabricante que aplicó menores alzas fue Toyota, con incrementos del siete por ciento en modelos utilitarios (tipo Hilux), al tiempo que no modificó el valor del Corolla por una estrategia de negocio que buscaría reducir el stock. A su vez, en el mercado de rodados importados la suba de precios se ubica en torno del 18 por ciento respecto de los valores de fin de 2013.

Este fuerte incremento de precios internos de autos 0 kilómetro llevará a que algunos modelos que quedaban exentos de tributar impuestos al consumo de alta gama ingresen en el esquema. Por caso, un vehículo que costaba 145 mil pesos en las primeras semanas de enero, con el ajuste del 18 por ciento tributará como bien de lujo. Esta situación, sumada al alza de precios de modelos medianos y chicos indujo a empresarios del sector a calcular un nuevo escenario de actividad para 2014. Apuntaron que los negocios podrían registrar un retroceso del 30 por ciento, lo cual implica que los patentamientos en el mercado interno caerían desde el pico de 917 mil unidades de 2013 hasta 640 mil rodados este año.

En el aspecto macroeconómico, la caída de actividad de los concesionarios y terminales automotrices tendría distintos impactos: resentiría el movimiento económico por menor nivel de consumo interno y podría afectar el empleo en el sector, con numerosos encadenamientos productivos; por otra parte, permitiría “ahorrar” dólares que relajarían tensiones sobre las reservas internacionales y el mercado cambiario. El complejo automotor utiliza gran cantidad de componentes importados, lo que implica un fuerte gasto en divisas. En un escenario de restricción externa (faltante de dólares) la clave es priorizar el uso de moneda extranjera para actividades estratégicas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.