ECONOMíA › POLíTICA MONETARIA CONTRACTIVA

Las tasas van para arriba

 Por Raúl Dellatorre

Mientras el Banco Central ejecuta una política monetaria contractiva, induciendo un aumento en las tasas de interés, los títulos nominados en dólares parecen acompañar la tendencia del mercado ilegal y anotaron subas del orden del 3 por ciento. En tanto, las acciones parecen recuperar un moderado recorrido alcista, con una suba de casi el uno por ciento en el panel de los principales papeles de la Bolsa.

Las expectativas del sistema financiero estaban centradas ayer en el resultado de la licitación de letras en pesos (Lebac) convocada por el Banco Central, dada la importante suba en la tasa de interés ofrecida. Propuso una tasa de casi el 26 por ciento para los plazos cortos, con respecto a un nivel de poco más de 19 por ciento vigente hasta la licitación anterior. El BCRA logró captar 9000 millones de pesos, con lo cual absorbió poco más de 5000 millones de pesos de la plaza financiera (los otros 4000 millones corresponden a la renovación de las Lebac que vencían).

Se espera que esta contracción monetaria tenga un doble efecto: primero, “secar” la plaza, quitando liquidez y por lo tanto demanda sobre el dólar y otros activos especulativos; segundo, fijarle un piso a la tasa pasiva (que pagan los bancos por los depósitos) muy próximo a la que retribuye a las Lebac. Esto es, en el orden del 24 al 25 por ciento. Esta suba en la tasa pasiva tiene un objetivo concurrente con el anterior: provocar una mayor atracción de ahorristas hacia el sistema bancario.

En los próximos días también se implementará la colocación de letras en dólares entre los bancos con una retribución del 4 por ciento anual, pero que deberán ser ofrecidas, en la forma de depósitos a plazo fijo, al público con un interés del 3,75 por ciento anual, buscando captar los dólares atesorados. Estas medidas son parte de la política monetaria que complementa los cambios en la política cambiaria a partir de la devaluación, y que apuntan a preservar el nivel de reservas internacionales.

En el mercado de títulos públicos, el Boden 2015 y el Bonar 2017 concentraron el interés, con montos operados de 265 millones de pesos por el primero y 150 millones por el segundo. La cotización del 2015 trepó 3,1 por ciento, y el 2017 ganó 3 por ciento. Al ser mayor la valorización local que la de los mismos bonos en dólares en el exterior (con una cotización oficial del dólar, además, sin cambios), el tipo de cambio implícito tuvo un descenso de unos ocho centavos, de 10,93 pesos a 10,85. Este último valor es el que se toma en cuenta para las operaciones de transferencia de divisas a través del “contado con liqui”.

Tras la caída sufrida en las últimas jornadas de la semana pasada, la Bolsa de Comercio recuperó este lunes la tendencia ascendente, que ayer se corroboró con una nueva suba del uno por ciento en el índice MerVal, liderada por las alzas de Telecom (5,9) y Petrobras (4,6).

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.