ECONOMíA › LA PRESIDENTA DESTACó EL RESULTADO EN AUSTRALIA

“Hicimos nuestro aporte al G-20”

“La delegación regresó a la Patria con la satisfacción de haber aportado no sólo a la Cumbre del G-20 la experiencia argentina. También de haber denunciado claramente el accionar de los fondos buitre, algo que debería ser tomado políticamente por los líderes de los países”, señaló ayer la presidenta, Cristina Fernández, a través de su cuenta de Twitter. Se espera que la mandataria retome la actividad oficial esta semana, después de haber cumplido casi dos semanas de reposo por problemas de salud. Mientras tanto, criticó las políticas de ajuste, que profundizan las situaciones recesivas, y sobre todo hizo hincapié en el accionar de los fondos buitre y su amenaza a las reestructuraciones de deuda.

“El límite a especuladores, a finanzas poco transparentes, a ‘guaridas’ o ‘paraísos fiscales’ debe ser una preocupación permanente del G-20. Parece mentira, son las mismas políticas que Argentina viene planteando desde la primera cumbre del G-20, allá en noviembre 2008, en Washington. Aquella cumbre la presidió George Bush. Qué poco ha cambiado el mundo. Una verdadera pena”, tuiteó CFK. A continuación, se refirió a la novedad que sí apareció en esta edición del foro global que reúne a los países más ricos del mundo. “El caso de la Argentina ha servido ya efectivamente para cambiar la historia de las emisiones de deudas soberanas. Por primera vez en la historia del G-20, la cuestión de la reestructuración de deudas soberanas fue planteada en el comunicado final. Participaron por la Argentina el ministro Axel Kicillof y el canciller Héctor Timerman, que mantuvieron importantes reuniones bilaterales”, indicó.

La Presidenta recordó que “en los países desarrollados, la deuda en relación con el PIB pasó del 75 por ciento en 2006 al 106 por ciento en la actualidad. En Europa, pese a los brutales ajustes, se incrementó con la crisis del 68 por ciento en 2006 al 96 por ciento hoy en promedio. Una década perdida para el mundo. Una tragedia para millones de personas”.

Y arriesgó cuál sería el efecto de otro fallo como el de Griesa en un mundo tan endeudado. “Si algún tribunal similar al de Nueva York hace su propia interpretación tan interesada de cualquier cláusula... O sea, cualquiera de esas deudas, si fueran reestructuradas, tendrían el mismo problema que tuvo la deuda argentina tan arbitrariamente interpretada por el juez Griesa. Hoy hay aproximadamente un trillón de dólares de deuda en denominación norteamericana de bonos emitidos con esta misma cláusula pari passu...”, señaló CFK. También mencionó que la crisis internacional ya se cobró 33 millones de puestos de trabajo, que se recuperarían recién en 2018 al ritmo actual de crecimiento. Citó que la inversión a escala mundial representa un 40 por ciento de lo que era antes de la crisis en el 2008 y que, según el representante de la OCDE, el comercio mundial está a la mitad de lo que debería ser.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.