ECONOMíA › NUEVA UNIDAD DE SEGUIMIENTO DE OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR

Un tapón a la fuga de divisas

El Gobierno creó una dependencia que se encargará de analizar la consistencia de operaciones de exportación e importación buscando evitar maniobras de evasión fiscal y fuga de divisas. Las multinacionales estarán en la mira.

Con el objetivo de limitar las extendidas maniobras de evasión fiscal y fuga de capitales a través de las operaciones de importación y exportación, el Gobierno creó una instancia de articulación entre las diferentes áreas a cargo de la administración del sector externo. La nueva Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior buscará verificar en tiempo real la consistencia de las transacciones a partir de fuentes de información disponibles. El equipo coordinado por la Jefatura de Gabinete mantendrá hoy su primer encuentro en la Casa Rosada. Desde el Ministerio de Economía no descartaron que la flamante unidad sea acompañada por nuevos requerimientos de información a las compañías.

A lo largo de las últimas semanas se conoció un conjunto de investigaciones administrativas y denuncias judiciales realizadas por la AFIP contra multinacionales como General Electric, Procter & Gamble y Maltería Pampa del grupo Ambev. Las empresas multinacionales concentran alrededor del 68 por ciento del comercio exterior argentino. También fueron inhabilitadas para acceder al mercado cambiario y realizar giros al exterior 30 agentes de carga, los intermediarios en las operaciones de transporte y logística. Entre las transacciones bajo análisis se destacan las maniobras de subfacturación de exportaciones, sobrefacturación de importaciones y manipulación de los precios de transferencia con el objetivo de evadir impuestos y fugar divisas.

“Realizan transacciones a través del contado con liqui para evadir el proceso de liquidación de divisas en el mercado libre único de cambios”, advirtió el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. El funcionario informó que la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del Banco Central inició 9600 sumarios administrativos por infracción a la ley penal cambiaria: “Se han identificado operaciones donde empresas de primera línea sobrefacturan importaciones y subfacturan exportaciones para evadir el pago de impuestos y minimizar los mecanismos de liquidación de divisas”.

La Unidad de Seguimiento y Trazabilidad fue presentada ayer a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial. A cargo de la Jefatura de Gabinete, la organización de un sistema de verificación de las transacciones de comercio exterior en tiempo real contará con la participación de la Subsecretaría de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, la Secretaría de Comercio, la AFIP y Aduanas. Los distintos organismo buscarán supervisar en tiempo real las principales tres instancias generadoras de información del comercio exterior: el registro administrativo –DJAI–, el despacho de los bienes y las operaciones en el Mercado Unico y Libre de Cambios. Como la unidad realizará un seguimiento de las multas y sanciones realizadas el equipo estará complementado por la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del Banco Central, la Comisión Nacional de Valores, la Superintendencia de Seguros, la Unidad de Información Financiera y la Procelac.

La administración del comercio exterior, fuente de divisas fundamental para garantizar la sustentabilidad de cualquier proceso de desarrollo, se convirtió en una prioridad del Gobierno a lo largo del último lustro. La combinación de la crisis internacional, el menor superávit en cuenta corriente y las irregularidades fiscales de empresas importadoras y exportadoras dieron lugar a un conjunto de medidas vinculadas con el sector externo. Como el herramental es muy limitado –la pertenencia a la Organización Internacional del Comercio restringe las políticas disponibles–, cuando las licencias no automáticas y las medidas paraarancelarias fueron insuficientes el equipo económico recurrió a negociaciones informales con las compañías para que equilibren sus balances comerciales o limiten la remisión de utilidades y dividendos. Esos esquemas se formalizaron a lo largo de los últimos años.

Compartir: 

Twitter
 

“Se detectaron operaciones de subfacturación de exportaciones de empresas de primera línea”, dijo Capitanich.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.