ECONOMIA › LA TASA DE VARIACION DE LA ACTIVIDAD EN EL PRIMER MES DEL AÑO FUE CERO RESPECTO DE ENERO DE 2014

Las exportaciones frenan el arranque

La caída de las exportaciones ha sido uno de los principales factores del estancamiento en el primer mes del año comparado con enero de 2014. La recesión brasileña impactó negativamente en el comercio exterior. Compensó el mercado interno.

 Por Federico Kucher

La actividad económica registró estancamiento en enero, al computar una tasa de variación de cero por ciento respecto del mismo mes del año pasado. Así lo informó ayer el Indec. La fuerte caída de las exportaciones, uno de los componentes relevantes de la demanda agregada, fue un factor central para explicar este flojo desempeño del movimiento económico. La desaceleración en el comercio mundial y el escenario de recesión en Brasil potenciaron la contracción de los despachos argentinos al mundo. La apuesta del Gobierno es compensar la menor demanda externa a través de potenciar las políticas de ingresos para promocionar el consumo del mercado interno. “Lanzamos planes para estimular la economía. Es la intervención del Estado para promover el trabajo, la industria y el comercio. Cuando el mundo esta así (en crisis) hay que bancar con el mercado interno”, afirmó la presidenta CFK anteayer al lanzar una batería de medidas de fomento al consumo.

Las exportaciones sumaron 4294 millones de dólares en enero, con una baja del 18 por ciento interanual. El detalle del informe de comercio del Indec registró que casi todos los grandes bloques de exportación computaron bajas en los negocios. Las manufacturas de origen agropecuario cayeron 15 por ciento, las manufacturas de origen industrial, 24 por ciento y los combustibles, 58 por ciento. La excepción fue materias primas, que anotó un incremento del 16 por ciento. Entre los productos con peor desempeño se destacó la baja de la rama automotriz, que registró ventas por 265 millones de dólares, un 54 por ciento de retroceso interanual.

La pobrísima evolución de la economía brasileña, principal socio comercial de la Argentina, es un elemento clave para explicar el fuerte retroceso de las exportaciones locales. Unos pocos datos alcanzan para observar la crisis que atraviesa el mercado interno de Brasil. Fenabrave, cámara que agrupa a los concesionarios brasileños, computó que el patentamiento de autos bajó 19 por ciento en enero respecto de igual mes de 2014, mientras que en el caso de los camiones de carga hubo una merma del 28 por ciento. Además, la industria de ese país marcó una contracción de 5 por ciento, al tiempo que las proyecciones del PBI para 2015 arrojaron una recesión del 0,8 por ciento, según el último relevamiento que realizó el Banco Central de Brasil en base a estimaciones de las principales consultoras del mercado.

El panorama brasileño puede seguir empeorando por el plan de ajuste impulsado en los últimos meses, en el que se contemplan recortes fiscales, reducción de líneas de financiamiento estratégicas del Bndes, corrección del tipo de cambio (devaluación) y suba de tarifas de servicios públicos. La estrategia del equipo económico brasileño genera presiones inflacionarias, al tiempo que reduce la capacidad de compra de la población potenciando las distorsiones de la demanda agregada.

A diferencia del impacto negativo para la actividad local de la desaceleración de las compras del mundo, el consumo del mercado interno registró un efecto expansivo en materia de movimiento económico. Por caso, la Cámara de Empresarios de la Mediana Empresa (CAME) anotó que las ventas al público minorista avanzaron 1,5 por ciento en enero, donde se destacaron las compras de alimentos, muebles del hogar y calzados. La estrategia del Gobierno para los próximos meses es continuar potenciando el consumo de la población con la promoción de las políticas de ingresos. El último anuncio de la presidenta CFK avanza en esta dirección, al lanzar un plan para cambiar heladeras y lavarropas viejos, beneficios en comercios para quienes utilicen la tarjeta SUBE y el rediseño de subsidios destinados a la compra de garrafas para los hogares más vulnerables de la población. También se anunció la inversión de unos 400 millones de pesos para la mejora de conexiones eléctricas en villas y en barrios carenciados a lo largo del territorio nacional. Estas medidas se suman a planes de incentivo al consumo, como el Ahora 12.

Compartir: 

Twitter
 

Los despachos con peor desempeño fueron los de la rama automotriz, cuyo destino es Brasil.
Imagen: Joaquín Salguero
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.