ECONOMIA › EL CITIBANK FUE SUSPENDIDO ANOCHE DE MANERA PREVENTIVA PARA OPERAR EN EL MERCADO DE CAPITALES

“No actuó de acuerdo con la ley argentina”

La Comisión Nacional de Valores dispuso la sanción en reprimenda porque el banco firmó un acuerdo con fondos buitre y dejó sin cobertura legal a los tenedores de deuda bajo legislación argentina. La medida no afecta la operatoria bancaria del Citi.

 Por Cristian Carrillo

El Citibank fue suspendido anoche de manera preventiva para operar en el mercado de capitales. La Comisión Nacional de Valores (CNV) dispuso esa sanción en reprimenda por firmar un acuerdo con un grupo de fondos buitre y dejar sin cobertura legal a los tenedores de deuda bajo legislación argentina como al resto de la cadena de entidades financieras intermedias que participan del pago de los servicios de esos títulos. La medida se encuadra en el artículo 141 de la nueva Ley de Mercado de Capitales, cuyo texto protege a los inversores de situaciones de riesgo sistémico. El ente regulador que conduce Cristian Girard designó a la Caja de Valores para administrar las cuentas de depósito del Citi y para procesar los pagos correspondientes en cada caso. “Es importante aclarar que esta suspensión no afectará la operatoria del Citibank en su carácter de entidad bancaria”, señala la Comisión en un comunicado. El organismo citó a las autoridades del banco para una reunión el lunes.

El fin de semana pasado se conoció la letra chica del entendimiento rubricado entre el banco y el grupo de fondos buitre que encabeza NML Capital, de Paul Singer, el cual le permitió obtener el consentimiento del juez Thomas Griesa para abonar los vencimientos de deuda bajo legislación argentina el 31 de marzo y 30 de junio. El magistrado había rechazado la solicitud para que la entidad cursara esos pagos y el Citi ofreció, luego de haber apelado la decisión, abandonar el negocio de custodia de los bonos para evitar sanciones por infringir sus responsabilidades legales en el país. También ofreció renunciar a nuevas apelaciones ante el tribunal de Griesa. Desde el equipo económico consideraron que el acuerdo esconde una connivencia con los intereses de los buitres. “No actuó de acuerdo con la legislación vigente en Argentina”, remarcó ayer la CNV en su comunicado.

“El acuerdo, convertido luego en orden por el juez Griesa, aplica sólo a Citibank sucursal argentina. Esto significa que el acuerdo firmado deja sin protección al resto de las instituciones que participan en el proceso del pago de los bonos”, explicó la CNV en su comunicado. En las órdenes de Griesa que permitieron en tres oportunidades –bajo el concepto de “por única vez”– abonar los servicios de deuda se dejaba explícito que la autorización alcanzaba a toda la cadena de pagos. En el escrito que surge del acuerdo entre el banco y los buitres el permiso es sólo para el holding estadounidense. El Citi es el tercer eslabón en la cadena de pagos. Los fondos salen del Tesoro hacia el Banco Central, que luego los transfiere a la Caja de Valores. Esa sociedad distribuye el dinero a todas las entidades que custodian títulos para sus clientes, entre ellos figura Citibank Argentina.

“En dicho acuerdo se hace manifiesta la intención unilateral del Citibank, sin previa consulta a la autoridad regulatoria, de abandonar el negocio de custodio que la entidad posee en la actualidad, generando incertidumbre a los acreedores titulares de bonos. La situación se agrava porque, según el acuerdo firmado, un futuro custodio se vería impedido de pagar, ya que sólo autoriza a procesar el pago al Citibank”, explica la CNV. El banco está a cargo del pago de los títulos a los acreedores radicados en el exterior. Para eso les transfiere los recursos a su casa matriz en Nueva York, que finalmente envía los fondos a las casas de clearing Euroclear o Clearstream. De hecho, el juez de Manhattan también impidió a Euroclear recibir o girar fondos provenientes de servicios de deuda argentina hacia sus tenedores.

Según explicaron desde la Comisión de Valores, el acuerdo firmado atenta especialmente contra los intereses de los bonistas, en la medida en que no asegura su cobro efectivo y excluye el legítimo derecho por parte del propio Citi para apelar eventuales decisiones judiciales que contraríen los intereses de los bonistas comprometiendo el cumplimiento de la ley argentina. La medida adoptada por la CNV se encuadra en el artículo 141 de la Ley de Mercado de Capitales, por considerarse que existe una situación de grave peligro e incertidumbre para los tenedores de bonos de deuda reestructurada, a quienes no podría asegurarse que en el exterior la casa matriz del Citi u otra entidad de la cadena de pagos curse el pago del bono PAR a fin de mes.

Previo a la sanción de ayer, la legalidad del acuerdo del Citi había sido puesta bajo consideración de la Comisión de Valores y el Banco Central, al tiempo que Girard designó la semana pasada al vicepresidente de la CNV, David Jacoby, como veedor en la entidad financiera. También se envió información a la Inspección General de Justicia. “Establecida la suspensión preventiva, la CNV designó a Caja de Valores para administrar las cuentas de depósito de Citibank sucursal argentina y procesar los pagos correspondientes en cada caso. Además, el MerVal (Mercado de Valores) y el MAE (Mercado Abierto Eletrónico) deberán arbitrar los medios para atender los requerimientos de los clientes de Citi y liquidar las operaciones que hubieran quedado pendientes”, concluye el comunicado del ente regulador.

Compartir: 

Twitter
 

La Comisión Nacional de Valores citó a las autoridades del banco para una reunión el lunes.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared