ECONOMIA › KICILLOF SE REFIRIO A LAS MEDIDAS PRO CONSUMO

“Inyectamos poder de compra”

“El Gobierno incluyó a millones de personas pero es obvio que no a todas y, por eso, ahora se adoptan medidas”, dijo ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof, en referencia al paquete de iniciativas anunciado el jueves para fomentar la demanda interna. El titular del Palacio de Hacienda resaltó en declaraciones radiales la necesidad de evitar “avivadas” sobre los subsidios al consumo, tras lo cual hizo hincapié en el plan de renovación de instalaciones de energía eléctrica en barrios carenciados y en la modificación del esquema de subsidio para la garrafa social. Kicillof respondió a las críticas que se le hicieron luego de sus definiciones sobre los índices de pobreza, a los que había calificado de estigmatizantes. Al respecto, acusó a medios de comunicación de tergiversar sus dichos sobre la medición del índice de pobreza y aseguró que en los últimos doce años el número de pobres se redujo enormemente.

La presidenta Cristina Fernández presentó anteayer un programa de estímulo que incluyó facilidades para la renovación de línea blanca, financiamiento para la compra de taxis, beneficios en comercios con la tarjeta SUBE, la reparación de instalaciones eléctricas en barrios carenciados con una inversión de 400 millones de pesos y un esquema de transferencias directas a 2,5 millones de hogares vulnerables para el acceso a la garrafa social. En el caso de la garrafa, Kicillof explicó que “la inscripción será casi automática, a través de la Anses, para quienes perciben hasta dos salarios mínimos, y ya tenemos identificados a 2,5 millones de hogares con esta necesidad”. También habló de la conversión de la tarjeta SUBE mediante el programa SUBEneficio, de descuentos en los comercios, automáticos o a través de cupones, al cual ya adhirió la Cámara de la Mediana Empresa, que cuenta con 300 mil asociados. “Se trata de un plan masivo, ya que hoy existen más de ocho millones de tarjetas”, afirmó.

En referencia al canje de viejas heladeras y lavarropas, explicó que busca alentar un menor consumo energético, ya que esos electrodomésticos representan un cuarto de la demanda en cada hogar, y anticipó que más adelante se sumarán aparatos de aire acondicionado de mejor tecnología.

El ministro afirmó asimismo que la oposición llama subsidio a que tarifas eléctricas no sean las mismas que las internacionales, y rechazó la idea de que haya un gasto público desmesurado, que “les da plata a quienes no la merecen”. “Hay un efecto económico que les sirve inclusive a los que lo critican, ya que inyectamos poder de compra en el mercado, lo cual impulsa también a la industria nacional”, sentenció.

Además, Kicillof volvió a referirse a la polémica sobre la falta de un índice oficial de pobreza. “Estoy acostumbrado a que me saquen de contexto. Ayer (por el jueves) tomaron una declaración suelta en una radio y empezaron una campaña contra mí”, afirmó. El funcionario, al ser consultado sobre el índice de pobreza que publicaba hasta el año pasado el Indec y la cantidad de familias en esa situación, había dicho que se trata de “una pregunta bastante complicada”. “Ultimamente no tengo el número de pobres. Pero me parece que es una medida un poco estigmatizante”, fue la respuesta, tras lo cual insistió en que existen mediciones utilizadas más serias y de carácter más estructural. A raíz de esa respuesta, algunos diarios publicaron que no sabía cuántos pobres hay en el país.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.