ECONOMíA › VANOLI ASEGURO EN LAS JORNADAS MONETARIAS QUE FUE CLAVE DESARMAR LAS EXPECTATIVAS DE DEVALUACION

“La tasa de inflación cayó significativamente”

El titular del Banco Central sostuvo que se tomaron medidas pragmáticas y heterodoxas para generar tranquilidad en el mercado y fortalecer las reservas. Llamó a dejar atrás definitivamente la teoría ortodoxa neoliberal y el paradigma desregulador.

 Por Tomás Lukin

“Necesitamos hacer un esfuerzo para repensar las teorías económicas y avanzar hacia un nuevo paradigma porque la teoría ortodoxa neoliberal y el paradigma desregulador de las finanzas tuvieron un fracaso estrepitoso”, reclamó ayer el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli. Durante la apertura de las Jornadas Monetarias y Bancarias del BCRA el funcionario enfatizó la necesidad de avanzar en la (re)regulación y control del sistema bancario así como la profundización de las herramientas de orientación del crédito para la inversión productiva. “La flexibilidad es fundamental para tomar las medidas que son necesarias frente a la rigidez de los dogmas que no son sustentables. El Banco Central tomó medidas pragmáticas y heterodoxas para generar tranquilidad en el mercado cambiario, fortalecer las reservas, limitar los márgenes abusivos en las tasas de interés, orientar el crédito”, expresó el banquero central.

“La tasa de inflación cayó significativamente en estos meses, nadie discute esta dinámica. Es una tendencia que se va a mantener”, celebró Vanoli al abrir el evento que estuvo monopolizado por prestigiosos economistas heterodoxos como el postkeynesiano Mark Lavoie, el presidente del Levy Institute, Dimitri Papadimitreu, el directivo de Unctad, Richard Kozul-Wright o el ex responsable del organismo de regulación del mercado financiero británico, Adair Turner (ver aparte). “Fue fundamental desarmar las expectativas de devaluación desde que asumimos. En septiembre del año pasado decían que era inevitable una crisis. Hoy hasta los economistas de la oposición descartan una devaluación”, sostuvo el banquero central al referirse a las declaraciones realizadas el martes en la Unión Industrial por los referentes económicos de los precandidatos presidenciales Daniel Scioli, Mauricio Macri, Sergio Massa y Ernesto Sanz.

“Algunos se ven forzados a manifestar su rechazo a esas medidas. Entendieron que ése no es el camino. No genera competitividad ni estabilidad, no impulsa el crecimiento y tira abajo el salario real”, expresó el funcionario al ponderar la estabilidad en la cotización del dólar y la reducción de la brecha cambiaria. “No es razonable volver a aplicar las políticas de ajuste y shock que tan mal le hicieron a la Argentina en los años ochenta y noventa”, expresó Vanoli.

“Parece que algunos tienen nostalgia del Banco Central de esos años. Quieren volver a que el BCRA sea una isla preocupada exclusivamente por la inflación. Eso significa llevar las tasas de interés por las nubes sin importar si el desempleo llega al 30 por ciento”, lanzó el funcionario al cuestionar el dogma ortodoxo que predomina en el diseño de los bancos centrales. Dos exponentes del enfoque exclusivo en el control de la inflación con consecuencias productivas, distributivas y laborales nocivas son el Banco Central Europeo y el Banco Central de Brasil.

“Argentina está dando una batalla conceptual importantísima en términos de estabilidad financiera global con el impulso al mecanismo de reestructuración de deuda”, lanzó el funcionario al ponderar el debate que está teniendo lugar en Naciones Unidas. Para hoy está previsto un panel sobre “reestructuración de deudas soberanas” con un abogado del estudio Cleary Gotlieb Steen & Hamilton que representa al país en la disputa con los fondos buitre, un historiador financiero mexicano y economista italiano ex director del FMI.

Durante su exposición Vanoli destacó la recuperación reciente en el nivel de depósitos a plazo. “A pesar de todo el viento de frente global y las circunstancias locales los ahorristas que confían en el país están teniendo un gran resultado. El establecimiento del piso de tasa de interés fue fundamental. Es una de las medidas no convencionales que permitieron generar una mayor monetización sin los efectos adversos de un aumento en la tasa de interés para los créditos”, indicó Vanoli. “Eso implicó operar sobre los márgenes del sistema financiero sin desmedro de su solvencia. Puede ser antipático para algunos sectores que pierden alguna parte de su rentabilidad pero si atienden mejor a sus clientes el negocio se agranda”, argumentó el banquero central al referirse a la resistencia y malestar que expresan las entidades para implementar ese tipo de medidas.

“Vamos a profundizar de orientación del crédito hacia los sectores productivos. Decían que se iba a generar un sistema financiero más ineficiente y con mora, nada de eso sucedió”, afirmó Vanoli al referirse a la línea de crédito para la inversión productiva que obliga a las entidades bancarias a prestar para proyectos de mediano plazo a una tasa de interés fija.

“El futuro es la desaparición del dinero físico y no imprimir billetes de mayor denominación. Las transacciones se deben hacer cada vez más en forma electrónica. Hay que reducir significativamente el uso de los billetes. Ganamos en menores costos, mayor trazabilidad, mayor control impositivo”, lanzó el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

“Argentina está dando una batalla conceptual importantísima en términos de estabilidad financiera global”, sostuvo Vanoli.
Imagen: Bernardino Avila
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.