ECONOMIA › OPINION

Conductora del proyecto

 Por Gustavo Oliva *

Una vez más, la cita fue en el Salón de las Mujeres del Bicentenario de la Casa de Gobierno. En los patios internos de la Casa Rosada centenares de militantes recibieron de forma directa las palabras de nuestra presidenta. Cristina Fernández de Kirchner plasmó la visión estratégica que posee como conductora de un proyecto político que transformó la realidad de nuestro país, con la firme intención de que este nuevo paradigma se siga profundizando en el tiempo e irradie sus virtudes hacia las esferas internacionales.

Con la claridad conceptual a la que nos tiene acostumbrados, volvió a poner negro sobre blanco los dos modelos de país que se discuten dentro y fuera de nuestras fronteras: uno, donde el rol indelegable del Estado resulta esencial como garante de la inclusión y la redistribución de la riqueza para igualar las oportunidades y posibilidades de todos sus habitantes; el otro, neoliberal donde la sociedad se convierte en victima de las consecuencias despiadadas de un mercado que, bajo el falso lema de la libertad, se maneja en torno a las leyes de la selva donde el más fuerte termina con el más débil. Néstor supo seducirnos e interpelarnos en su discurso de asunción, cuando nos propuso un sueño y optó decididamente por el primero de ellos.

En este marco, los temas de turno, como circunstancial ejemplificación de ese modelo de Estado inclusivo, fueron las políticas de subsidios, el reconocimiento de los actores y de los jóvenes, y la revolucionaria propuesta argentina sobre reestructuración de deudas soberanas aprobada por abrumadora mayoría en las Naciones Unidas. Pero quizá lo más importante de sus palabras no radique en los grandes logros que ya se han hecho carne en la sociedad y hoy no son cuestionados, al menos públicamente, siquiera por los más acérrimos opositores políticos, sino, en el desafío planteado por la Presidenta en pos de defender el país que hicimos entre todos y seguir construyendo en la misma dirección, un proyecto que siga ampliando derechos y multiplicando conquistas.

Nos convoca desprovista de ambiciones personales de poder, consciente que la fuerza del Proyecto reside en el colectivo, en el otro, en el pueblo empoderado.

Como protagonistas de este desafío, aun sobrellevando el duelo que nos genera el vacío emocional de saber que no se repetirán esos memorables patios —al menos por un tiempo—, asumimos el rol militante de multiplicar nuestros esfuerzos para seguir construyendo la grandeza de la Nación y la felicidad de nuestro pueblo.

Puede estar usted tranquila, Presidenta, de que su anhelo de ser la primera mandataria de nuestros corazones es hoy una realidad, porque los liderazgos no se heredan sino que nacen del sentimiento del pueblo. Erigirse como la conductora estratégica de este proyecto nacional y popular desde la fuerza del amor la ha depositado en el lugar donde se encuentran los grandes líderes de nuestra historia, como Eva, Juan y Néstor. Desde 2003, tenemos patria, tenemos pueblo, tenemos proyecto y tenemos futuro, por ello, la hemos elegido con el corazón.

* Senador provincial del Frente para la Victoria.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared