ECONOMIA › LEVANTA EL STAY CUANDO SE DEROGUEN LAS LEYES CERROJO Y DE PAGO SOBERANO Y PAGUE A BUITRES

Guiño de Griesa a la oferta argentina

El juez Thomas Griesa festejó la oferta generosa del gobierno de Mauricio Macri con agresivas críticas a Cristina Fernández de Kirchner. El fondo buitre de Singer quiere una mejor propuesta.

 Por Tomás Lukin

El juez Thomas Griesa accedió a levantar el bloqueo al mecanismo de pago de la deuda en el exterior. Los cambios recién llegarán cuando Argentina “elimine los obstáculos legales” para ofrecerles un tratamiento privilegiado a los fondos buitre y deposite los fondos correspondientes al bloque de acreedores carroñeros que acepten la propuesta oficial antes de fin de mes. “Para decirlo de forma simple: la elección de Macri como presidente cambió todo, terminó con el reinado de doce años del anterior partido gobernante liderado por Cristina Kirchner”, celebró el octogenario magistrado al fundamentar la futura flexibilización de sus medidas cautelares. Desde el Palacio de Hacienda reclamaban ese guiño para endeudarse sin restricciones legales en el mercado financiero internacional y pagarle al grupo de buitres que ya dio el visto bueno. Por ahora, se trata de una porción limitada del 7,6 por ciento que no aceptó los canjes. También volverían a cobrar los inversores genuinos que no reciben sus pagos en Estados Unidos y Europa.

El acompañamiento del tribunal del Distrito Sur de Manhattan llegó a pesar de la resistencia de los acreedores más agresivos como Elliott Management que ahora verán reducida su capacidad de extorsión. De todas formas, el equipo económico indicó en sus presentaciones judiciales que si esos demandantes no están satisfechos con la oferta podrán negociar, más adelante, otro arreglo.

“Si la Corte se negase a remover las medidas cautelares, estaría denegando injustamente a los demandantes que acordaron la posibilidad de resolver sus disputas en forma amigable”, señaló el magistrado al referirse a la relevancia de permitir que se implementen los acuerdos alcanzados con buitres como Dart, Montreaux, los acreedores italianos nucleados en la Task Force Argentina y otros fondos litigantes.

Nada cambiará hasta que el Congreso habilite la operatoria y derogue las leyes Cerrojo y de Pago Soberano. Pero la decisión le permite al equipo económico avanzar con su estrategia para resolver la disputa y lograr la reinserción plena del país en la lógica del sistema financiero internacional.

“Mantener las medidas podría crear un incentivo para que el resto de los holdouts eviten un acuerdo dado que su apalancamiento se deriva de su posibilidad de impedir que se concreten los arreglos”, advirtió el juez. El levantamiento del bloqueo fue rechazado por los demandantes originarios como Elliott, Aurelius y Blue Angel. La decisión del magistrado licua el poder de veto de esos acreedores encabezados por Paul Singer.

De todas formas, el gobierno argentino indicó en una presentación judicial realizada horas antes de conocer la postura de Griesa que “Argentina no se niega a negociar más allá de los términos de la propuesta pública”. Hasta ahora no figuraba en ningún documento oficial pero el accionar del gobierno parecía indicar que está dispuestos a mejorar los términos de la oferta para esos buitres.

A ellos les propuso a comienzos de mes pagarles en efectivo el 70 por ciento de los montos reclamados, reconociendo una abultada rentabilidad aunque levemente inferior a la pretendida. Sin embargo, ante la consulta de este diario en el equipo del ministro Alfonso Prat-Gay volvieron a asegurar que no se cambiará la oferta: “Se puso que no es un ultimátum para que no digan que hay extorsión. Se sigue negociando pero la propuesta es única. El objetivo es cerrar con todos”.

Las presentaciones del juez se habían vuelto cada vez más escuetas pero ayer no ahorró espacio ni calificativos para respaldar la generosa propuesta de pago realizada por el gobierno: “La elección de Macri marcó un punto de quiebre en la actitud y accionar del país”, sostuvo el magistrado, al diferenciarlo del accionar del gobierno anterior donde “los acreedores debieron aceptar severas quitas en el valor de sus bonos o involucrarse en esfuerzos infructuosos para embargar activos”. Griesa cuestionó además la retórica kirchnerista: “Nunca buscaron seriamente acordar, se ocuparon de llamar a los litigantes ‘buitres’ o ‘terroristas financieros’”.

“La medida cautelar original explícitamente le dio a esta corte el poder para modificarla y enmendarla como fuera necesario para conseguir sus objetivos y para dar cuenta de los cambios de escenario”, indicó el juez al repasar una cronología que va desde el triunfo de Macri en noviembre hasta la presentación de una generosa propuesta formal en febrero.

En ese recorrido por los últimos meses, el escrito del juez también destaca que “el gobierno de Estados Unidos ha señalado su apoyo” al referirse a un reciente comunicado de prensa del Tesoro norteamericano. Esa declaración informal donde el secretario Jack Lew expresó la “esperanza de que los acreedores acepten acordar pronto” fue más determinante que las sendas presentaciones judiciales realizadas por las autoridades estadounidenses a lo largo de los últimos años respaldando la posición argentina. Por eso, además de una decisión legal, el escrito de Griesa se presenta así como una fuerte declaración política.

Compartir: 

Twitter
 

Griesa calificó como “reinado de 12 años” el gobierno kirchnerista.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared