CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. NUEVOS CONCIERTOS POR LOS 50 AñOS DE ROCK EN CASTELLANO EN ROSARIO

Historia en tiempo presente

Esta noche a las 21, y mañana a la misma hora, el Anfiteatro Humberto de Nito alojará dos shows gratuitos en los que más de 70 músicos de la ciudad interpretarán canciones emblemáticas y otras pertenecientes a una nueva generación de rockeros.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Los cuatro conciertos realizados en Plataforma Lavardén entre junio y septiembre bajo el título Rosario: 50 años de rock en castellano se transformaron en uno de los proyectos culturales más importantes de 2015. Segmentado en períodos históricos, el ciclo puso sobre la mesa la riqueza y diversidad con la que el género fue interpretado en la ciudad durante medio siglo. Y permitió, además, sacudir el panorama con excelentes respuestas de convocatoria, hecho que se repitió el pasado 10 de diciembre cuando, a modo de celebración por la recuperación democrática, buena parte de los músicos participantes de aquella experiencia volvieron a reunirse en un escenario montado en el Parque de España. Esta noche a las 21, y mañana a la misma hora, será el Anfiteatro Humberto de Nito el marco para que 70 artistas le den vuelo a medio centenar de canciones que se dividirán en dos conciertos gratuitos (y de características particulares).

Para el cantante Marcelo "Zorzi" Zorzolo, uno de los impulsores centrales del proyecto, estas funciones tendrán algunas características diferenciales respecto a los antecedentes citados. "En principio lo pensamos como una síntesis de lo mejor de las cuatro Lavardén, al menos lo que creíamos más representativo, pero a medida que lo fuimos armando y emergió el Anfiteatro como espacio nos pareció importante dejar un poco atrás ese costado revisionista tan categórico y ajustado para focalizar un poco más en gente que está tocando hoy. En un gran porcentaje son bandas que están tocando en la actualidad. Dado el marco que da un Anfiteatro creíamos que estaba bueno que la gente conozca bandas nuevas con sus propias canciones. Buscamos un punto de equilibrio, hay gente reversionando canciones históricas o contemporáneas y otros que están presentando sus canciones. Por lo general se trata de bandas nuevas, para mantener el espíritu del Anfiteatro, donde durante muchos años uno iba a escuchar bandas nuevas de la ciudad", explicó.

Y agregó: "Sirve primero para conocernos como personas o colegas, segundo como para abrir la posibilidad de que el tejido social empiece a tomar un nuevo grosor, que no se corte por lo más fino en los momentos delicados que vive Rosario. Y también, para que se acerquen públicos nuevos en encuentros donde puedan convivir distintas estéticas. Lo decimos siempre: el otro no es una amenaza, sino una posibilidad".

En esa sintonía, el cantautor Ismael Torres puso de relieve la buena aceptación lograda en las experiencias previas: "Además de los cuatro shows de la Lavardén, el 10 de diciembre fue un nuevo desafío para este grupo de músicos, porque en una jornada tan movida, llena de asunciones y tensión, los rosarinos nuevamente apoyaron esta iniciativa con una masiva presencia y un muy cálido recibimiento. Esto, en lo personal, me dio la pauta de que el éxito de la Lavardén (entendido en los términos del afecto y apoyo de nuestra ciudad) no fue sólo una anomalía digna de algo excepcional si no más bien un cachetazo de optimismo de que, como dice el Zorzi, en Rosario hay tanta buena música y tantas bandas maravillosas como en casi ninguna ciudad del mundo, sólo nos hace falta darnos cuenta".

Convencido de que este proyecto resulta representativo de la historia y presente del rock rosarino, Torres manifestó: "Creo que esta movida es, ante todo, un movimiento antropológico de nuestra música. Existía en una especie de reflexión colectiva de los músicos rosarinos, una necesidad de empezar a atar cabos sueltos respecto de nuestra tradición musical, del legado del rock en Rosario y de lo importante que es hablar, escribir y hacer música desde un lugar determinado con características tan complejas como las de nuestra ciudad. Sobre todo porque nuestro rock, a mi modo de entender, se nutre mucho del rock europeo y americano, pero también, o más, del tango y el folklore".

Similar es la mirada de Nahuel Marquet, integrante de proyectos como Degrade, El regreso del Coelacanto y Los Bardos, que analizó: "Los cuatro shows en la Sala Lavardén fueron una hermosa experiencia que nos dio tanto a los músicos como al público una idea más clara sobre la identidad de la música que entre todos construimos en estos 50 años. Se podría decir que no sólo hacen a la identidad y al cuerpo de la música rosarina aquellos pioneros o grandes estandartes que tuvo y tiene nuestra ciudad, sino que todos la estamos construyendo día a día y eso se escucha. Creo que se dejan ver muchas características particulares y diversas del rock rosarino (en las letras, las armonías, en la relación con el paisaje, con el río) por eso la importancia de celebrarlas en su diversidad, sin establecer jerarquías".

Con estas particularidades, la masividad que presuponen estos conciertos en el Anfiteatro permitirá el acercamiento a nuevos espectadores, otro de los grandes desafíos que deben afrontar los artistas de la ciudad. Un fenómeno que, por otra parte, no es exclusivo de estos tiempos, según cita oportunamente Torres: "Lo más interesante de todo esto es que la enorme cantidad de bandas que se presentarán estos días en el Anfi están compuestas por músicos que apostamos y queremos vivir de la música en nuestra ciudad. Por eso queremos que cada vez más vecinos puedan escucharnos, así como nos escuchan con mucho respeto y admiración cuando viajamos y vamos a otras ciudades o países. Claro que siempre empezando por escucharnos a nosotros mismos. Todo esto es en definitiva éso, una apuesta a resolver colectivamente ese desafío casi karmático de lo que Lalo de los Santos tan bien resume en un himno a esta ciudad: 'Rosario es el arte y su condena, cuando sabe que la indiferencia lo va a perseguir, y como tantas mis manos se hartaron de golpear las puertas, y por no derrumbarme con ellas me tuve que ir...'".

Compartir: 

Twitter
 

Algunos de los músicos reunidos en uno de los shows previos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.