CIUDAD › DEMORARON A EMA PIMPI SANDOVAL

Una noche preso

Gendarmería lo detuvo por violar la
prisión domiciliaria y portar un arma
que su abogado se encargó de desmentir.

Tras firmar un juicio abreviado -que no está homologado- por el atentado a la casa del exgobernador Antonio Bonfatti, Emanuel "Ema Pimpi" Sandoval fue detenido anteanoche por personal de Gendarmería. Fuentes de la Fiscalía Regional indicaron que el joven fue arrestado por la fuerza federal y en el acta se expresó que había violado la prisión domiciliaria -con la que está beneficiado hace un año- y que se le encontró un arma de fuego. Sin embargo, su abogado, Marcos Cella, negó tal situación y dijo que el allanamiento se hizo sin testigos, y que el arma fue "plantada" por el personal. Cinco vecinos declararon a favor de Sandoval y por la tarde fue excarcelado y volvió a la domiciliaria por orden de la fiscal Silvia Castelli. Cella se presentará como querellante para que los policías sean investigados. "No es la primera vez que le quieren poner un arma. El cumple con la Justicia, pero ya está cansado", se quejó.

A fines del año pasado, Bonfatti desistió de presentar acusación sobre Sandoval como querellante en la causa de la que fue víctima, cuando le balearon la casa en octubre de 2013. Así, "Ema Pimpi" acordó un juicio abreviado con el fiscal Enrique Paz, para ser condenado a tres años y medio de prisión, tras haber estado preso casi dos años, el último en domiciliaria. Ese acto, aún debe ser avalado por un juez de Sentencia.

"Ema Pimpi" fue acusado como autor material del ataque a balazos contra la casa de Darragueira y Gallo, en barrio Alberdi. En la causa, también está implicado un policía, por encubrimiento, que irá a juicio.

Dos semanas antes de la rúbrica del acuerdo, Cella presentó una denuncia en la Unidad Fiscal de Violencia y Corrupción Policial por un "procedimiento irregular, arbitrario y abusivo" en la casa de "Ema Pimpi". Aquel día, personal del Comando Radioeléctrico que realizó el procedimiento el fin de semana anterior a la Navidad de 2015, argumentó que vieron a Sandoval "corriendo con un handy en una mano y un arma en la otra". Cella negó esa versión y presentó un video a la Justicia en el que "se ve que Sandoval se está bañando y entran a buscarlo en medio de gritos e insultos; y lo terminaron baleando con perdigones", dijo.

Anteanoche, sucedió -según acusó el letrado- algo similar en la casa de calle Cavia al 1300, donde Sandoval cumple la prisión domiciliaria. "Cuatro gendarmes entraron a la casa y se lo llevaron; en el camino levantaron a dos personas como testigos y les dijeron que le habían secuestrado un arma a Sandoval, en su casa", señaló Cella.

A "Ema Pimpi" lo dejaron toda la noche en la seccional 10º; y ayer, luego de que la fiscal evaluara la situación, lo excarcelaron y volvió a la domiciliaria.

"Pedimos que la causa vaya al Federal para investigar al personal de la fuerza o que se le remita la causa a la fiscal de Violencia y Corrupción Policial, de la Fiscalía", dijo el letrado, que se presentará como querellante. La Fiscalía evalúa la competencia para abrir la investigación contra el personal.

Compartir: 

Twitter
 

Sandoval cumple prisión domiciliaria.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.