CIUDAD › SEVEROS DAñOS CAUSó LA TORMENTA DE AGUA Y VIENTO QUE SE DESATó A LA MADRUGADA

La ciudad azotada por un gran temporal

Un hombre murió al caerle encima ramas
de un árbol, líneas de tensión fuera de
servicio y un derrumbe en una construcción.

Un muerto, cientos de árboles caídos, calles anegadas, e innumerables daños materiales fue el saldo del intenso temporal que se desató ayer sobre Rosario y la región. La víctima fatal, un hombre de 37 años, iba caminando por Seguí al 5300 cuando le cayeron encima varias ramas de un eucaliptos. Como consecuencia de los vientos, con ráfagas de 89 kilómetros por hora, cayeron varias líneas de alta, media y baja tensión de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), por lo que varias zonas quedaron sin energía eléctrica, mientras que los cerca de 100 milímetros caídos en corto tiempo complicaron la circulación por las calles de la ciudad. La intendenta Mónica Fein, quien encabezó un comité de emergencias para monitorear la situación tras el temporal, recomendó a los rosarinos "no salir a la calle, salvo que sea necesario", mientras los equipos del municipio trabajaban en las zonas afectadas. Si bien por la tarde había cesado el alerta meteorológico para el sur provincial, el pronóstico anunciaba lluvias y tormentas para el fin de semana con temperaturas elevadas.

Desde temprano, las redes sociales reflejaron a través de fotografías y videos los daños causados por el temporal de agua y viento que comenzó alrededor de las 4.30. Un árbol caído sobre un auto en Avenida Pellegrini al 300, varios ejemplares cruzados de vereda a vereda, y calles inundadas, eran imágenes que se multiplicaban por la web, como así también las denuncias de los vecinos.

También tuvieron inconvenientes los choferes del Transporte Público de Pasajeros (TUP) que debieron improvisar recorridos por los árboles, postes y ramas caídas. La línea K, por caso, dejó de circular por falta de energía eléctrica pero también por seguridad. Conseguir un taxi vacío, un clásico en la ciudad cuando llueve copiosamente, fue una tarea casi imposible para los rosarinos.

En ese contexto, la intendenta pidió a la población "no salir si no es necesario, debido a que el temporal con fuertes vientos va seguir".

Fein participó ayer por la mañana de la reunión del comité de emergencias en la que se evaluaron las consecuencias de la tormenta. Se recibieron varias denuncias por árboles, ramas y postes caídos en la vía pública, voladuras de techos, carteles, chapas y cables cortados.

El titular de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, dijo que "se trató de una tormenta considerada como muy severa. Ya hemos recibido más de 100 denuncias por árboles y ramas caídas. Estimamos que ese número se irá incrementando con el correr de las horas". El funcionario dijo que a las 5.50 la ráfaga más fuerte de viento fue de 89 kilómetros por hora, luego hubo otras por encima de los 70 kilómetros".

Ratner precisó que cayeron más de 100 milímetros en un corto período de tiempo, y que las zonas más afectadas fueron el centro y el sur. También informaron que estaban monitoreando los arroyos Ludueña y Saladillo y los canales Salvat e Ibarlucea, que se prevé crecerán en las próximas horas por la lluvia caída en toda la región.

En Francia al 1100 se produjo un triple derrumbe al ceder el suelo de una obra en construcción. "La obra en construcción excavó el piso y las casas adyacentes se derrumbaron. Colapsó el suelo y se cayeron las dos casas, uno es un pasillo de departamentos, la otra es una vivienda alargada. Los vecinos estaban todos al fondo, por suerte no hay víctimas", dijo un vecino de la cuadra a Radio 2.

Desde la EPE informaron que se produjeron "daños severísimos" sobre el sistema eléctrico de alta, media y baja tensión por lo que se registraban amplias zonas y localidades sin suministro de electricidad. La empresa activó su Plan de Contingencia que prevé una primera etapa de eliminación de situaciones de peligro vinculadas al riesgo eléctrico, evaluación de los daños, fundamentalmente de equipamientos, materiales y tendidos aéreos que, estimaron, se espera culminar entre el final de este viernes y la mañana del sábado.

"Una vez que nuestros técnicos tengan un diagnóstico y evaluación del estado del sistema, se procederá a la reconstrucción y ejecución de todas las reparaciones necesarias para la restitución `segura` del suministro", señalaron a través de un comunicado. Además, desde la

empresa indicaron que informarán los tiempos estimados de reposición del abastecimiento en las localidades afectadas, aunque advirtieron que por la magnitud del fenómeno meteorológico y sus consecuentes destrozos "la normalización total del servicio eléctrico demandará varios días".

Sobre el mediodía, se confirmó oficialmente que Carlos Alberto Pacheco, de 37 años, falleció por un traumatismo de cráneo con golpes compatibles a la ramas de la copa de un eucaliptos que le cayeron encima en Seguí al 5300, a la vuelta de la comisaría 19. Vecinos del lugar aseguraron que todos los años sufren accidentes en la zona porque caen ejemplares añejos. "Hace un año denuncié a la Municipalidad el estado de los árboles y no hicieron nada", dijo una vecina a quien se le cayó un eucaliptos en el patio de su casa en el 2014.

Fuentes judiciales precisaron que "las ramas son de un tamaño considerable", y que Pacheco, vecino de la zona, iba caminando y no en bicicleta como trascendió en un primer momento. La persona no presentaba otros golpes externos, y se presume que el hecho sucedió en plena tormenta. En el hecho interviene la fiscal Mariana Prunotto.

Compartir: 

Twitter
 

En Pellegrini y Alem, un árbol cayó sobre un auto.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.