ECONOMíA › CRISIS EN LAS ECONOMIAS REGIONALES

“La culpa es del clima”

El presidente Mauricio Macri responsabilizó a las inclemencias climáticas de la situación crítica que viven las economías regionales. Sólo mejoran azúcar y limones.

El presidente Mauricio Macri negó ayer el hecho de que “todas las economías regionales están mal”. “Están desparejas”, intentó aclarar el mandatario en declaraciones a un canal mendocino. Durante su campaña había insistido en que su administración favorecería a las pequeñas y medianas empresas y a las economías regionales. Las políticas implementadas hasta el momento sólo concentraron y abultaron la renta en manos de los principales exportadores de granos y, salvo casos puntuales, esa tendencia fue en desmedro de las producciones regionales. Macri defendió la apertura comercial y responsabilizó al clima de que no se cristalice la mejora prometida.

El gobierno implementó desde diciembre pasado una serie de medidas, entre las que se destacan por su impacto a este tipo de actividades la devaluación del 60 por ciento de la moneda y la reducción y/o quita de retenciones para exportadoras de granos y mineras. Estas últimas fueron las principales beneficiarias. “La revolución empezó en el campo con un 57 por ciento más de compra de maquinaria agrícola”, señaló ayer el presidente Macri, quien también destacó como síntoma de una mejor situación de la agroindustria que el “el auto que más se vende sea la camioneta”.

Pero el derrame al resto de las actividades regionales no sólo no fue homogéneo, sino que en su mayoría no hubo tal mejora. Las elevadas tasas de interés para contener la suba del dólar impiden el financiamiento de nueva inversión, la alta inflación, el aumento en los precios de los combustibles que incrementa los costos logísticos y la caída de los mercados brasileño y ruso son factores que compensan el beneficio de la devaluación.

“Hablé con la gente del vino y han tenido una cantidad de lluvia que ha sido muy mala, pero la realidad es que están exportando más que el año pasado, sin el cepo, con un dólar único”, sostuvo Macri. Datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura desmienten al presidente: la vendimia para este año será la más pobre de la última década. Las estimaciones del organismo nacional indican que la cosecha no superará los 20,6 millones de quintales, lo que representa un 10 por ciento menos que lo previsto en febrero y 24 por debajo de 2015.

En el litoral, los principales productos citrus no logran recuperarse de manera uniforme. Según relevó la consultora Abeceb.com, en los primeros cinco meses del año, la exportación de limones creció un 62 por ciento, pero fue el único cítrico con números positivos. En los otros se registraron caídas de 86 por ciento en exportación de naranjas; de 43 por ciento en mandarinas y de 9 por ciento en pomelos. Las exportaciones de manzanas y peras cayeron 4,8 y 4,4 por ciento, respectivamente. Se estima que la producción este años se reducirá un 11 por ciento para el caso de las manzanas y en un 9,5 por ciento para las peras

Las inundaciones afectaron algunas de estas producciones, pero también impactó la pérdida de algunos mercados. Este año además no se pudo exportar el 20 por ciento de naranjas dulces y mandarinas que se destinaba al mercado ruso, ante la delicada situación económica de ese país. En el primero cuatrimestre, según Abeceb.com, los envíos al exterior de miel registraron una suba de 47,7 por ciento en el volumen, totalizando 22.686 toneladas. Sin embargo, se observó una fuerte reducción del precio de exportación, acumulando una caída del 27 por ciento. El azúcar es una de las pocas que evidenció una fuerte mejora, de 94 por ciento, en las exportaciones. No obstante, la producción es impulsada por el aumento en el corte de las naftas con bioetanol, que incrementará la demanda interna de azúcar en 270 mil toneladas.

En el sector lácteo se registró en el primer trimestre del año una merma productiva acumulada en litros del 2 por ciento interanual. En cuanto a las ventas de lácteos –medidas en pesos constantes– retrocedieron 16 por ciento, mientras que las ventas al exterior cedieron en un 44 por ciento en volumen, según un informe de la Universidad Austral. En ese documento se destaca también la caída de la faena de bovinos en la región Centro, la cual se contrajo 4,9 por ciento en el primer trimestre de 2016. La faena de aves, en cambio, se expandió 1,3 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La vendimia para este año será la más pobre de la última década, y 24 por ciento menor a la de 2015.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.