ECONOMíA › SINGER APORTA PARA CONSERVAR INFLUENCIA

Las andanzas del buitre

 Por Tomás Lukin

A tres meses de la contienda presidencial en Estados Unidos y frente a la desorientación de los líderes del Partido Republicano, la apuesta del magnate buitre Paul Singer y otros poderosos lobbistas es conservar las mayorías republicanas en el Congreso. Con ese objetivo, el titular del fondo carroñero Elliott Management y mayor aportante individual a las campañas electorales de ese partido, sumó 600 mil dólares a un comité de acción política (o Super-PAC) llamado New York Wins. Los fondos se utilizan para respaldar al candidato conservador John Faso que pretende ocupar la banca correspondiente al decimonoveno distrito del Estado de Nueva York. La contribución de Singer representa apenas el 0,02 por ciento de los 2426 millones de dólares que le pagó el gobierno de Mauricio Macri para saldar su parte de la disputa legal, validándole una rentabilidad global de 1270 por ciento.

Aunque el monto parece irrisorio para las abultadas cuentas del buitre más agresivo, el aporte puede ser determinante en la contienda por la silla vacante de la zona de Hudson Valley en el estado de Nueva York. Por eso, generó una fuerte reacción de la candidata demócrata Zephyr Teachout. “Los votantes merecen escuchar directamente de los magnates que respaldan a John Faso sobre qué esperan de él en el Congreso. Cuando alguien firma un cheque por 500 mil dólares no lo hace por bondadoso. Son individuos que probablemente intentan comprar poder y los votantes deben conocerlos y saber qué defienden”, lanzó la semana pasada la profesora de derecho, al desafiar al magnate que trabó un embargo contra la Fragata Libertad en Ghana a debatir cara a cara.

“Decidió gastar medio millón de dólares en un comité de acción política que respalda a mi oponente. Para él no es mucha plata pero es todo en una campaña. Básicamente están comprando a alguien para que los represente en el Congreso”, explicó Teachout a medios estadounidenses. La contribución de Singer se montó sobre un aporte de 500 mil dólares realizado a comienzos de año por Robert Mercer, CEO del hedge fund Renaissance Technologies y un importante donante del partido republicano. Ambos fueron invitados por la candidata a “poner su boca donde está su dinero y debatir directamente conmigo y no a través de su vocero”. Libre comercio, empleo, fracking y educación, entre otros, figuran en la agenda propuesta para el improbable encuentro. “Todavía no tuvimos respuesta de Singer sobre el debate”, indicaron a este diario desde su equipo campaña.

El poder de lobby de los buitres fue experimentado en carne propia por Argentina. Encabezados por Singer no solo lograron cobrar levemente por debajo de sus pretensiones sino que crearon las condiciones para iniciar el litigio forzando cambios legislativos en las leyes de Nueva York hace más de una década. “Singer encarna de manera grotesca cómo el 1 por ciento más rico domina el sistema a través del financiamiento sin límite de candidatos y dirigentes políticos. Durante el litigio con los fondos buitre, los argentinos sufrimos en carne propia el enorme poder de los lobbies financieros en Washington y Nueva York”, señaló la ex embajadora argentina en Washington, Cecilia Nahón. Vale recordar que, aunque se identifica republicano, el titular de Elliott Management montó el grupo de tareas ATFA, su firma lobby anti-argentino, contratando ex funcionarios de administraciones demócratas.

La nueva víctima de la chequera y poder de lobby de Singer es Teachout, una profesora de derecho en la universidad Fordham, involucrada en el movimiento Occupy Wall Street y que en 2014 compitió en las primarias del partido Demócrata para el cargo de gobernador de Nueva York. Con un financiamiento de 800 mil dólares consiguió entonces un tercio de los votos que la dejaron en el segundo puesto detrás de Andrew Cuomo, que ocupa el cargo desde 2011. Respaldada por el ex candidato Bernie Sanders, la candidata afirma que la mayor parte de su financiamiento de campaña proviene de aportes individuales y su partido. “No podemos dejar que donantes multimillonarios compren políticos y sigan siendo nombres sin rostro en un formulario. La gente merece conocer quién trata de quitarles el derecho de elegir a sus representantes”, expresó.

Las acusaciones fueron desestimadas por Faso, el candidato conservador. “Recién se muda a este distrito desde la Ciudad de Nueva York y se registró para votar siete meses atrás, la profesora Teachout no es solo una oportunista sino una fanfarrona. Antes que discutir sobre empleo pretende distraer la atención de sus posturas radicales”, argumentó Faso, que pretende mantener ese escaño para los republicanos.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.