ECONOMíA › SE HABILITO EN DIPUTADOS EL TRATAMIENTO DEL PRESUPUESTO 2006

Largó la pelea por los impuestos

La Cámara baja dio dictamen a la iniciativa. El Gobierno buscará su aprobación en dos semanas, pero deberá negociar bastante para conseguir la prórroga de tributos. La oposición podría imponer su criterio de subir el mínimo no imponible de Ganancias y Bienes Personales.

 Por David Cufré

El oficialismo dio ayer el primer paso en el Congreso para la aprobación del Presupuesto 2006. La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados emitió dictamen favorable a la iniciativa, con los votos de los legisladores kirchneristas y transversales. Los duhaldistas presentaron disidencias parciales, mientras que el radicalismo, el ARI, la centroizquierda, la centroderecha y el adolfismo se opusieron. El Gobierno intentará que el proyecto se apruebe el 30 de noviembre, día en que terminan las sesiones ordinarias. Pero hasta entonces deberá trajinar bastante para reunir los apoyos necesarios para la media sanción. Por ahora, no tiene el número de votos necesario para pasar el otro proyecto que va atado al Presupuesto: la prórroga de varios impuestos como Ganancias, Bienes Personales y al Cheque.
En el Congreso empezó a instalarse la idea de que el Poder Ejecutivo accederá a una negociación para cambiar aspectos esenciales de esa ley. En concreto, podría discutir un aumento del mínimo no imponible de Ganancias y Bienes Personales, lo cual redundaría en una mejora de ingresos para los inscriptos en la cuarta categoría, que son esencialmente empleados en relación de dependencia con sueldos medios y medios-altos. La versión surgió porque la oposición conseguiría imponer ese criterio en el recinto, con los votos de duhaldistas, radicales, el ARI y la centroizquierda. Esos ocasionales aliados ya lograron vencer al oficialismo en Diputados una vez, cuando se votó la suspensión de los remates hipotecarios.
En el Ministerio de Economía fueron más cautos. Recordaron que hasta el momento Roberto Lavagna se mostró firme en su rechazo a cualquier modificación en el cobro de los impuestos. Este es uno de los puntos por los cuales el ministro se pelea con Hugo Moyano, ya que el titular de la CGT reclama la suba del mínimo no imponible.
Si el Gobierno no consigue imponer su posición con la actual composición de la Cámara baja, podría llegar a esperar a que asuman los nuevos legisladores el 10 de diciembre, cuando el oficialismo tendrá una mayor representación y estará a unos diez votos del quórum propio. Sin embargo, la espera podría complicar la sanción en fecha de la ley, debido a que el dictamen de ayer de Presupuesto y Hacienda caería con la renovación de la Cámara y habría que empezar todo de nuevo.
Por lo pronto, el oficialismo cumplió ayer con su meta que era obtener el dictamen favorable al Presupuesto 2006. Los diputados kirchneristas introdujeron algunas modificaciones a la iniciativa. La más importante es el reconocimiento de deudas a las provincias de Santa Cruz, Santa Fe, San Luis, La Pampa y Santiago del Estero. Se generaron cuando la Nación refinanció deudas de casi todas las provincias durante el gobierno de la Alianza y esos otros distritos no obtuvieron ningún beneficio. Ahora cobrarán entre 3 y 14 millones de pesos mensuales durante un año. La inclusión de este artículo fue acordada con el Ejecutivo. Por otra parte, se reforzaron partidas para obras en distintas provincias. El artículo que otorga superpoderes al Gobierno, que son acotados en comparación con los de este año, fue aprobado sin cambios.
La oposición se expresó de modo muy crítico por distintos aspectos del proyecto. El jefe del bloque radical, Horacio Pernasetti, argumentó en contra del Presupuesto porque “no hubo una discusión seria y no cumple las pautas que fija la Constitución, por eso planteamos que sea devuelto al Poder Ejecutivo Nacional”. El diputado manifestó la oposición total de su bancada en base a un trabajo de la Fundación Unidos del Sur, que indica que el proyecto “sólo incluye el 93 por ciento del gasto total, dejando el resto a disposición del Ejecutivo”.
Por esa misma razón, el diputado Claudio Lozano (CTA) anunció que presentará un proyecto “alternativo” y denunció que el Presupuesto no contempla aumentos para jubilados y empleados públicos. Durante la sesión de la Comisión afirmó que el Gobierno “insiste en subestimar los ingresos” para manejar partidas de manera discrecional. “Hay 11.200 millones de pesos que el Parlamento no va a discutir”, se quejó, y advirtió que en materia de deuda el Presupuesto “indica que se pagarán 10.000 millones de pesos y en realidad serán 26.000 millones”.
Por derecha, el demoprogresista santafesino Alberto Natale señaló que “el Presupuesto está financiado en base a impuestos distorsivos, como el impuesto al cheque y a las retenciones a las exportaciones” que, sostuvo, “no deberían existir”, razón por la cual destacó que “estamos aprobando una propuesta que no refleja lo real”. Por el ARI, Adrián Pérez sostuvo que el contenido del proyecto “muestra que el Gobierno no cree que el aumento del poder de compra de la población puede tener un efecto dinamizador en la economía”, ya que no contempla aumentos salariales ni de haberes jubilatorios.

Compartir: 

Twitter
 

Los kirchneristas consiguieron sacar dictamen de mayoría para el Presupuesto 2006.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.