DEPORTES

Boca quiso doblar a fondo en el Viaducto, pero terminó volcando

 Por Ariel Greco

Cabezas gachas, las miradas perdidas, un saludo de compromiso a la gente. Las imágenes finales de Boca en el Viaducto de Sarandí reflejaron una actuación que tardará mucho tiempo en olvidarse. Es que el equipo de Alfio Basile resultó goleado 4-1 por Arsenal –que le hizo precio–, fue bailado durante varios pasajes del encuentro y terminó descontrolado, con tres jugadores expulsados. Como yapa, sobre el final aparecieron algunos insultos contra el entrenador.
Mucho se habló de la merma física que sufrió Boca ante Colón. Ayer volvió a padecerla, aunque en realidad el partido comenzó a perderlo a los dos minutos, cuando un tiro libre que apuró Esmerado en su propio terreno encontró habilitado a Silvio González a espaldas de Schiavi y permitió que el delantero resolviera cómodo ante la tibia defensa de Medrán. Con la ventaja, Arsenal comenzó a dominar con nitidez, pese a lo que se suponía un esquema muy cauteloso. Es que Silvio González, el único delantero neto, sacaba a los costados a los centrales y los dejaba desacomodados. Y Caffa, flotando detrás de los volantes, manejaba cada uno de los ataques, siempre esperando que se suelten sus compañeros.
Por el contrario, Boca lucía desconectado. Le sobraba gente en sitios poco importantes de la cancha y le faltaba en otros más trascendentes. Así pasaba sobresaltos en el fondo y no generaba riesgo adelante. Por eso, no sorprendió que Arsenal sacara otro gol de ventaja, luego de una gran maniobra colectiva entre Hirsig y Caffa, que definió González con un remate cruzado. Para colmo, los visitantes ya jugaban con diez por la expulsión de Barroso, tras dos jugadas imprudentes.
Sin embargo, cuando peor pintaba el panorama, se vieron los mejores momentos de Boca. Cardozo entró bien por el pálido Marino e Insúa asumió el rol de conductor para empujar a su equipo. Por eso llegó el descuento, más un penal por mano de Esmerado que Pompei ignoró y dos chances para el empate que Palacio no logró acertar.
Con el descanso se acabó la levantada de Boca. Es que en el arranque Caffa definió a lo Chelo Delgado una corrida por el sitio del lateral ausente y Morel Rodríguez se fue expulsado por roja directa. Con nueve, cansado y dos goles abajo, Boca se arrastró por la cancha. Se adelantó por inercia, pero generó muy poco riesgo. Por el contrario, Arsenal, cómodo con la ventaja, mantuvo siempre su orden y se floreó ante un rival que terminó pidiendo la hora, por más que perdía por tres goles.

Arsenal 4
Dreer; Espínola, Sekagya, V. López, Almada; Hirsig, P. González, Esmerado, Llama; Caffa; S. González.
DT: José María Bianco

Boca 1
Medrán; Barroso, Schiavi, D. Díaz, Morel Rodríguez; Vargas, Gago, Marino, Insúa; Palacio, Palermo.
DT: Alfio Basile.

Estadio: Arsenal.

Arbitro: Juan Pablo Pompei.

Goles: 2m y 29m, S. González (A); 33m, Insúa (B); 51m, Caffa (A); 66m, P. González (A).

Cambios: 32m, Cardozo por Marino (B); 45m, Ledesma por Vargas (B); 59m, Brau por Llama (A); 64m, Mannara por Caffa (A).

Incidencias: 25m, expulsado Barroso (B); 52m, expulsado Morel Rodríguez (A); 56m, expulsado Almada (A); 86m, expulsado Cardozo (B).

Compartir: 

Twitter
 

Ledesma, Insúa, Cardozo, Cata Díaz y Gago, en una imagen que pinta lo que fue Boca.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.