DEPORTES

Después de veintitrés años, un argentino es semifinalista del Masters

David Nalbandian igualó la marca de Vilas en 1983 tras arrasar a Ljubicic, y Gaudio puede pasar hoy también a las semifinales.

Por Sebastián Fest
Desde Shanghai


David Nalbandian quebró una racha de casi 23 años sin presencia de jugadores argentinos en las semifinales del Masters, tras arrasar al croata Ivan Ljubicic 6-2, 6-2. “Jugué algunos puntos increíbles, de ésos que jugás cuando tenés todas las luces encendidas”, dijo un satisfecho Nalbandian, que enfrentará mañana al ruso Nikolai Davydenko por el pase a la final. El otro semifinalista es el suizo Roger Federer, que se impuso a Guillermo Coria 6-0, 1-6 y 6-2. “Una victoria ante Coria siempre es importante, porque quizás el año que viene él esté luchando por el número uno”, aseguró Federer, que se medirá con Gastón Gaudio o el chileno Fernando González, que se enfrentan hoy desde las 8.
Nalbandian ya hizo historia para el tenis de su país, porque es el primer argentino en alcanzar las semifinales del Masters en más de dos décadas. El último fue Guillermo Vilas, en enero de 1983.
Un primer set impecable, en el que llegó a tomar ventaja de 5-0, fue clave para el triunfo de Nalbandian, que cometió apenas seis errores no forzados a lo largo del partido, contra 22 de Ljubicic, quien se mostró bastante más errático de lo habitual.
“Creo que es muy sencillo describir lo que sucedió. No había mucho que yo pudiera hacer, él jugó increíblemente. Saqué a 220 kilómetros por hora, pero las pelotas volvían como si lo hubiera estado haciendo a 120. No tengo nada de qué avergonzarme”, resumió Ljubicic, uno de los jugadores de mayor ascenso en el 2005. Nalbandian se vengó así de la derrota que le propinó el croata, número ocho del mundo, en el reciente torneo de Madrid, y se puso a la cabeza 2-1 en el balance de enfrentamientos personales.
“Fue uno de los mejores partidos bajo techo de mi vida”, admitió Nalbandian, al tiempo que reconoció lo evidente: “Si jugara siempre así, estaría más alto en el ranking. Me gustaría, pero no es fácil. ¿Qué me frena? La motivación quizá”, agregó el argentino, que reconoció motivarse mucho más en los torneos grandes.
Ganador de sólo tres torneos en su carrera, Nalbandian fue sin embargo finalista de Wimbledon y semifinalista del Abierto de Estados Unidos y del de Francia. Ahora suma las semifinales de un Masters, y se ilusiona con la final. “Aquí somos todos buenos y parejos, pero, para una semifinal del Masters, Davydenko no es mal rival”, admitió.
Más tarde, Federer casi asustó con su tenis impecable en el primer set ante Coria, que incluso se hizo atender por problemas en el pie y mostró problemas para moverse en la cancha. “Me sentí muy mal dentro de la cancha. La verdad, me quería ir –dijo el santafesino–. Por respeto a Federer, y a la gente, en una semana en la que hubo muchos retiros, seguí. Intenté disfrutar de la oportunidad de enfrentar al número uno del mundo en el último partido de la temporada”, explicó.
A partir de ese percance, el argentino se soltó, jugó sin complejos e hizo correr al suizo de un lado a otro hasta llevarse el segundo set 6-1, un marcador por el que Federer no perdía desde los cuartos de final de París-Bercy 2003, ante el inglés Tim Henman.
“Me pone muy contento haber ganado un set, aunque también es cierto que cuando él vio que yo no estaba bien empezó a errar más de la cuenta. En el tobillo tuve un dolorcito, nada más”, explicó el argentino.
Tras el tropiezo del segundo set, Federer retomó el control en el decisivo, que pese a ello ofreció lucidos puntos de ambos. Aunque cerró el partido con una doble falta –el servicio sigue siendo un martirio para el argentino–, Coria le dedicó una amplia sonrisa a Federer en la red, demostrando que estaba más que satisfecho con su actuación ante el suizo.
“Al menos ya no se puede decir que nunca gané un set en este Masters...”, dijo Coria, que jugó tres veces el torneo de cierre de temporada y acumula un balance de un triunfo y ocho derrotas. “Creo que Coria estaba lesionado, aunque él es más propenso a mostrar sus lesiones. Yo prefiero disimularlas”, dijo Federer. La fase de grupos se cerrará hoy, y un segundo sudamericano tiene ya asegurado un lugar.

Compartir: 

Twitter
 

David Nalbandian jugó un partido increíble en Shanghai.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.