ECONOMíA › MARTIN REDRADO PASA LA PELOTA DE LA INFLACION

“No es un problema monetario”

 Por David Cufré
Desde Miami

“La inflación no es un problema monetario”, sentenció Martín Redrado al exponer ayer en la conferencia anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban). El presidente del Banco Central fue el encargado de clausurar el evento que se desarrolló en esta ciudad los últimos dos días. En dos pasajes de su disertación, el funcionario dejó entrever su oposición a un aumento de los encajes bancarios tal como le propuso formalmente Roberto Lavagna hace quince días. “Para resolver la inflación hay que mirar a la micro”, aseguró, devolviendo la pelota al Palacio de Hacienda. Luego advirtió que en algunos sectores sensibles, como la carne y los lácteos, “los reajustes de precios llevarán todavía dos años”. Economía acaba de subir las retenciones al primero de esos rubros para contener las subas a los consumidores.
El Banco Central todavía no realizó ninguna reunión formal para analizar la recomendación de Lavagna de elevar los encajes. En su directorio hay posiciones enfrentadas y hasta el momento se imponen quienes rechazan la propuesta. En ese grupo no descartan que una intervención directa del propio Néstor Kirchner pueda cambiar las cosas, dado que las últimas medidas anunciadas por el ministro tuvieron un claro respaldo presidencial. Redrado no incluyó directamente el tema de los encajes en su discurso de ayer, aunque dio señales de su pensamiento. Lo escuchaban banqueros de toda América latina y Estados Unidos, a quienes les explicó que “las políticas que estamos llevando a cabo desde el Central para controlar la inflación”.
“Nuestra meta no es la tasa de interés sino la cantidad de dinero” circulante, indicó. “Manejamos una serie de agregados monetarios que debemos tener bajo control”, añadió, para luego destacar que en lo que va del año “hubo una contracción de la base monetaria”. Su discrepancia con la suba de tasas no es porque Redrado sea más heterodoxo que Lavagna, sino porque para el titular del Central aquella medida no es efectiva por “los débiles canales de transmisión entre la política monetaria y la economía real”. “Es muy distinto usar la tasa de interés como herramienta de administración monetaria en Brasil, adonde los créditos al sector privado equivalen al 50 por ciento del PIB, que en la Argentina, adonde no llegan al 10”, completó. Sobre este punto, de todos modos, aprovechó para destacar que este año los préstamos mostrarán un crecimiento del 30 por ciento.
La relación distante entre Economía y el Central quedó reflejada en un hecho menor, pero que en Reconquista 266 lo usan para ilustrar cómo están las cosas. La sugerencia de elevar los encajes bancarios que giró Lavagna al directorio de la autoridad monetaria son las mismas declaraciones a la prensa que el jefe de Hacienda formuló el día que hizo los anuncios de una serie de medidas contra la inflación. No hubo ningún documento adicional que fundamentara su opinión de aumentar los encajes. Esa tarea podría asumirla Sebastián Katz, quien es el representante de Economía en el Central, pero hasta el momento no tuvo la oportunidad porque los hombres de Redrado guardaron el tema en un cajón. Entre otros motivos, porque les resultó sumamente irritante que Lavagna los pasara por encima en público.
Para Redrado, la inflación es un problema de ajustes retrasados en los precios de los servicios. “Para resolver la inflación hay que mirar a la micro y no pensar en soluciones generalizadas”, remató. Luego aclaró que la escalada de precios está bajo control y que el programa económico es consistente. En este punto, destacó que “la disciplina fiscal llegó para quedarse” y valoró el superávit fiscal “de más de 4 puntos del PIB”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.