ECONOMíA › NEGOCIAN CON LA BANCA LA TASA DE CREDITOS PARA VIVIENDA

La pulseada del financiamiento

El eje central del paquete que lanzaría el Gobierno para bajar el costo de la vivienda pasa por la negociación con los bancos por las tasas de interés para los créditos hipotecarios.

El Gobierno anunciará en las próximas horas el plan de facilidades para acceder a la vivienda propia. La negociación con los bancos privados sobre cuál será la tasa de interés de las nuevas líneas se convirtió en el punto central del paquete. Mientras tanto, el Banco Central flexibilizará algunas normas para impulsar el financiamiento de propiedades de hasta 200 mil pesos.

Las conversaciones con los banqueros privados eran complicadas porque los financistas se resisten a aplicar un recorte sustancial de las tasas. Reclaman que el Estado haga su aporte a través de un subsidio directo, de entre 3 o 4 puntos. En este contexto, ayer, en algunos despachos oficiales no descartaban que sean los bancos públicos los más agresivos en salir a prestar a largo plazo.

En Economía quieren que los bancos privados hagan un esfuerzo y bajen sus costos. La promesa de Guillermo Moreno es que, en una segunda etapa, el Estado contribuiría con un subsidio directo de la tasa. En la city aseguran que es inconsistente que los bancos presten por debajo del 10 por ciento anual, en pesos y a más de diez años, cuando el Estado emite bonos de la deuda en dólares al 8,3 por ciento y a cinco años de plazo. Las próximas horas serán decisivas para que se resuelva la pulseada.

Hay iniciativas accesorias que formarán parte del plan y cuya redacción se está redondeando en el Banco Central. Hay una que impulsará los créditos hipotecarios de hasta 200 mil pesos. Un mes atrás, el BC rebajó las exigencias a los bancos que financiaran hasta el 90 por ciento del valor de la vivienda. Pero había colocado un techo de 100 mil pesos. Ahora se decidió duplicar ese monto. Hasta el momento, cuando una entidad financiera daba un crédito por el 90 por ciento del valor del inmueble superior a 100 mil pesos, el banco era “castigado” con la exigencia de un mayor aporte de capital como respaldo de ese préstamo. En el Central aseguran que esta flexibilización permitirá que los créditos hipotecarios lleguen a una mayor cantidad de personas.

El paquete del Central se completará con las siguientes iniciativas:

- Impulso de los créditos hipotecarios a los trabajadores informales. Se pondrá en marcha el sistema de “scoring”, que consiste en mejorarle la calificación a los clientes que puedan demostrar que son buenos pagadores. La mejor demostración será el pago del alquiler.

- Habrá una reforma en el tipo de información que da el Central. En el “régimen de transparencia” que se publica en su página de Internet se informará no sólo la tasa nominal de los créditos, sino también el denominado “costo financiero total”, que incluye los gastos administrativos, los costos de los seguros y de escribanía. “Es para mejorar la competencia”, aseguran en Reconquista 266.

- En este sentido, se armaría una lista con las escribanías y compañías de seguros más baratas con el objetivo de bajar el costo global de los créditos.

- Leasing. Es el mecanismo por el cual se puede optar por la compra de un bien luego de varios años de pagar por su alquiler. Se trata de una práctica muy extendida en otros países pero muy poco desarrollada en la Argentina.

- Securitización. La idea es que los bancos emitan instrumentos financieros con sus carteras hipotecarias y que utilicen los fondos obtenidos para otorgar créditos hipotecarios.

Compartir: 

Twitter
 

El problema de la vivienda sigue quitándoles el sueño a los inquilinos y al Gobierno.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.